Síguenos en:
facebook twitter
AQU Y AHORA Ni una menos ¿Qué estamos haciendo mal para que las mujeres sigan padeciendo violencia y muerte por odio de género?


Ni una menos


Ni una menos


Por:Tania Tinoco Periodista.  
Directora de Telemundo

Las imágenes eran conmovedoras. Más de 200 mil personas en las calles de Buenos Aires.  No era un acto político, tampoco la presentación de un artista, era la demanda multitudinaria por acabar con las muertes violentas de mujeres, por odio, eso que se ha tipificado como delito de feminicidio.


No solo eran voces femeninas. Padres, hijos, hermanos, esposos. Cientos de miles se juntaron bajo el lema NI UNA MENOS, una abreviación a esa arenga de la activista mexicana Susana Chávez Ni una mujer menos, ni una muerte más. (Fue asesinada en 2011).

La marcha se replicó en 10 ciudades argentinas, tras conocerse el caso de una adolescente de 14 años, embarazada, a quien su novio de 16 asesinó y, con la ayuda de sus padres, ocultó su cadáver en el jardín de su casa.  En el año 2014, Argentina, con 41 millones de habitantes registró 277 muertes violentas de mujeres, por odio.

El caso impactó tanto, que en la vecina Uruguay también se produjeron marchas, bajo el lema “tocan a una, tocan a todas”.  Asimismo en Chile.  Las cifras son aterradoras en México, unos  3 mil casos de feminicidio en los últimos 4 años.  En Colombia más de 700 durante 2014. En Bolivia, 103. En Perú, 100. 


Por desgracia, Ecuador no es una excepción en el padecimiento del feminicidio.  Datos de la Fiscalía muestran que en los primeros 11 meses de 2014 hubo 88 víctimas, y  se calcula que  unas 1000 mujeres ecuatorianas fueron  asesinadas en los últimos 7 años, por odio...


Me pregunto cómo se pueden perdonar crímenes así... cómo Kimberly, de 7 años, podrá olvidar que su mamá fue asesinada en la madrugada el 20 de abril en Quito, al perecer asfixiada por su novio. La nutrida marcha que organizaron familiares y amigos de Diana Taco, en Cumbayá, no le devolverá la vida, ni a Kimberly su madre, que había cumplido 27. 

Asomándome al dolor de la familia de Diana me obligo a reflexionar sobre qué estamos haciendo mal para que las mujeres sigan padeciendo violencia y muerte por odio de género. Tal vez somos las madres las primeras llamadas a corregir la crianza de los hijos varones.  Debemos lograr que, mientras crecen, nos respeten; que nos den nuestro lugar, que no piensen siquiera que son más, por ser varones...  En los colegios, exigir un trato igualitario; en las empresas, salarios similares; en la política, no puestos decorativos.


Ni una mujer menos, ni una muerte más.  Somos nosotras las primeras llamadas a defendernos, a protegernos, a exigir, a cambiar.

Tal vez somos las madres las primeras llamadas a corregir la crianza de los hijos varones. Debemos lograr que, mientras crecen, nos respeten.


Páginas: 1


Edición # 610 - 12 de junio de 2015

Moda

Solo para tus ojos

Chanel presenta su colección 2015 de gafas y lentes, siguiendo la línea de la joyería de la casa y también inspiradas en el tweed.

Leer más

sociales

Malabares Cotidianos

La máquina del tiempo

¡Uno de los mejores del mundo!

Leer más

sociales

Aquí y ahora

Ni una menos

¿Qué estamos haciendo mal para que las mujeres sigan padeciendo violencia y muerte por odio de género?

Leer más

sociales

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.