Síguenos en:
facebook twitter
AQU Y AHORA Línea de vista …Este 2016 también lo podemos mirar con optimismo, si logramos subir las escaleras del espíritu.


Línea de vista

Por: Tania Tinoco
Periodista, Directora de Telemundo. 

¿Cómo quiero mirar el 2016?  Con el rostro de la crisis, el caos, el pesimismo y la tragedia, o el de las oportunidades, el optimismo, la confianza en que llegan grandes realizaciones.  Sé que no es fácil lo que planteo y para explicarme mejor, tomo de Hollywood un par de escenas: la primera, un grupo de personas guiadas por un motivador en una esquina de Manhattan cuando cae el sol. Están en la acera de uno de los rascacielos de la Gran Manzana. “¿Qué ven?”, les pregunta el protagonista y ellos responden: “Desorden, indiferencia, apuro, violencia, caos”. Inmediatamente después, y esta es la segunda escena, el grupo es conducido a la terraza del edificio.  Habían tomado el ascensor y en minutos, desde el piso 33, tenían otra línea de vista. “¿Qué ven ahora?”, volvió a preguntar el motivador y las respuestas llegaron entre sonrisas: “Belleza, paisaje, calma, paz”.  La conclusión llegó sola, porque el grupo comprendió que estando en el mismo sitio, día y hora, las cosas pueden ser distintas siempre y cuando se  miren desde otra perspectiva.
A esa “otra perspectiva” es a la que me refiero cuando digo que este 2016 también lo podemos mirar con optimismo, si logramos subir las escaleras del espíritu o tomar el ascensor del corazón. La línea de vista de las cosas, la escogemos cada uno de nosotros. Es un derecho que no le corresponde a nadie más.  Entiéndase, ¡a nadie!
Mirar distinto nos invita a sacudir del  léxico cotidiano  palabras como crisis, complicación, desastre, tragedia, horror…  y a aprender a ser conscientes de lo que decimos a los otros, y a nosotros. Pero no solo las palabras deben cambiar, también los pensamientos.  A esa cabeza que recibe como martillazos las críticas y quejas, debemos ayudarla, guiándola para borrar los pensamientos tramposos que se decantan en visiones equivocadas,  haciéndonos asumir realidades, muchas veces inexistentes.  Si cambiamos las  palabras y pensamientos, también cambiamos  nosotros  y todo puede ser distinto y mejor. 
El 2016 se presenta con enormes retos dentro y fuera del país. Un año que va a volverse electorero, no solo casa adentro,  donde por cierto la prensa independiente ya ha sido declarada “en guerra”.  Aunque “El Niño” no llegó en el tiempo anunciado, la temporada de lluvias vuelve a causar estragos y con ello la aparición de enfermedades ya conocidas a las que se suma “zica”, originada por la picadura del mismo mosquito responsable del dengue clásico y hemorrágico.
En Venezuela, la transición a una mayoría parlamentaria opositora parece marcada por la violencia, y en Colombia, la firma de paz con las Farc se acerca a la prueba de fuego final, que es la aprobación, en consulta popular, de los acuerdos suscritos de La Habana.  En Perú, Keiko Fujimori y Allan García son favoritos para  llegar al poder y en Estados Unidos, las próximas primarias nos dejarán saber hasta mediados de año, los candidatos presidenciales definitivos.  Europa sigue enfrentando la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial y aunque el  Estado Islámico o ISIS, está prácticamente rodeado por fuerzas militares de las grandes potencias, no cesa la barbarie y la matanza de “infieles” en el nombre de Dios.
A veces, lo único que podemos hacer es rezar y la oración al Primer Creador que calma y sosiega, también nos compromete a dar lo que pedimos. Que la piedad y la tolerancia no nos abandone en este 2016, ni la esperanza, ni la paz, y sobre todo el amor, ese amor que empieza por nosotros mismos.  
La próxima vez que intenten contagiarnos el pesimismo por el 2016, no olvidemos subir las escaleras del alma y mirar las cosas desde otra línea de vista.  ¡Feliz año!


Páginas: 1


Edición # 617 - 19 de enero de 2016

Malabares Cotidianos

Mensajes

Hay uno que nos salva cada día.

Leer más

sociales

Aquí y ahora

Línea de vista

…Este 2016 también lo podemos mirar con optimismo, si logramos subir las escaleras del espíritu.

Leer más

sociales

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.