Síguenos en:
facebook twitter
CONSEJOS Cuando el sexo es un problema En muchas ocasiones la vida íntima de las parejas está llena de trabas que impiden que esta sea satisfactoria. El lío es mayor cuando el tema queda oculto bajo las sábanas.


Cuando el sexo es un problema

Un estudio reciente de la Universidad de Chicago, publicado por la revista Journal of Sexual Medicine, calcula que un tercio de las mujeres jóvenes y de mediana edad y más de la mitad de las mayores tienen algún problema íntimo, ya sea por su bajo deseo sexual, dolor durante las relaciones o dificultades para alcanzar el orgasmo.  Las razones son múltiples.  Van desde lo físico hasta lo sicológico, y en muchos casos involucran ambos aspectos.  

Para Diana Resnicoff, sexóloga clínica e integrante de la Sociedad Argentina de la Sexualidad Humana, “el órgano sexual por excelencia es la cabeza”, por lo que considera que uno de los motivos  que pueden ocasionar una disminución del deseo son las “frustraciones anteriores causadas por otras disfunciones sexuales, como los problemas erectivos, experiencias de dolor físico o la imposibilidad de llegar a tener un orgasmo.  Estas vivencias pueden generar una resistencia al encuentro sexual para evitar el momento doloroso o frustrante”.   Por otro lado, el aburrimiento propio de la convivencia y la rutina también pueden provocar una disminución del deseo sexual.  

¿Cómo estás tú?
La doctora Elisa Urbano, sicóloga, sexóloga y terapeuta  del Centro de Psicología Sabadell, de España, ofrece en su portal Psicoarea.org varios tests que permiten reconocer si se tiene problemas sexuales de diferentes tipos.   

Trastornos del deseo sexual (Se pueden producir comportamientos hipoactivos o de aversión al sexo) 
• ¿Hablas o bromeas poco de sexo con tu pareja?  
• ¿Piensas en sexo en pocas ocasiones?  
• ¿Has estado sin tener relaciones sexuales más tiempo del que consideras adecuado para tu edad?  
• Tu contexto familiar, ¿dificulta tener relaciones sexuales?  
• Cuando ves en televisión algo relacionado con el sexo, como caricias, besos o el acto sexual, ¿te sientes incómoda y cambias rápidamente de canal?  
• ¿Te excusas en los hijos, el trabajo, malestares, etc. para eludir las relaciones sexuales?  
• Tener poco deseo sexual, ¿te provoca dificultades para relacionarte con el sexo contrario? 
• ¿Sientes habitualmente aversión al sexo?    
* Si has respondido SI a tres o más de las preguntas podrías tener algún problema de deseo sexual.

Trastornos de la excitación sexual 
• ¿No consigues excitarte con tu pareja? 
• ¿Consigues tener la respuesta de lubricación adecuada a tu edad, propia de la fase de excitación?  
• ¿Te provoca malestar o dificultades tener relaciones?  
• ¿Te atrae tu pareja?  
• ¿Tu pareja se interesa por las caricias que te gustan y realiza juegos preliminares el tiempo que tú necesitas? 
• ¿Crees que conoces la respuesta de tu cuerpo? 
• ¿Discutes a menudo con tu pareja? 
• ¿Estás agobiada por los trabajos pendientes, sintiendo que no llegas a atenderlo todo? 
• ¿Tienes fantasías sexuales? 
• ¿Sientes dolor en la penetración?  
* Si has respondido SI a tres o más preguntas podrías tener algún problema en la excitación.   

Uno de los motivos que pueden ocasionar disminución del deseo son las "frustraciones anteriores"...Estas vivencias pueden generar resistencia al encuentro sexual...  

Otras preguntas 
• ¿Qué tipo de trastorno crees que padeces? 
• ¿Tienes algún problema médico, aparte del problema sexual? 
• ¿Tomas medicación? ¿De qué tipo? 
• ¿Desde cuándo tienes este problema?  De toda la vida Desde que ocurrió “cierto” evento 
• ¿Cuándo se da? 
En todas las ocasiones  
En ciertas ocasiones  

La doctora Elisa Urbano señala que estas preguntas permiten darse cuenta de si se tiene algún problema, “ya que en ocasiones utilizamos el mecanismo de defensa de la negación…'aquí no pasa nada', y ello no permite solucionar ningún asunto. También verás su nivel de importancia y si es recomendable acudir a un profesional en busca de ayuda”. 

Problema de dos, soluciones de dos 
El doctor Rodolfo Rodríguez Castelo, neuro-psiquiatra y sexólogo clínico guayaquileño, hace énfasis en la importancia de recordar que estos temas son de la pareja. “La relación sexual es de los dos y el éxito de una relación abre paso a las siguientes. Asimismo, cuando hay un problema deben resolverlo ambos, sea buscando un sitio de mayor intimidad, donde los hijos, los demás familiares, no interrumpan.  Pero insisto: los problemas son de los dos y deben ser resueltos por los dos”.    

También recuerda que “no es obligatorio que todo acercamiento sexual acabe en un acto total: las caricias, los abrazos pueden ser el preludio de algo que sucederá completa y exitosamente cuando estén solos, en un sitio adecuado”, por lo que recomienda hacer “pequeños viajes de nuevas lunas de miel”, que ambos deben desear. Además, señala que “si hay cosas nuevas que aparecen y molestan a la pareja, hay que tener contacto con un profesional adecuado y de confianza de los dos, con quien puedan hablar libremente y encontrar una solución que satisfaga a los dos”. 

"La relación sexual es de dos... cuando hay un problema deben resolverlo ambos", sostiene el doctor Rodolfo Rodríguez Castelo, sexólogo guayaquileño.    

“Lo amo, pero…”
Por extraño que parezca, también existen mujeres con miedo al sexo, que es “el miedo a lo desconocido”, según explica el doctor Rodolfo Rodríguez Castelo, sexólogo clínico guayaquileño, quien atribuye este problema a la falta de explicaciones científicas sobre su sexualidad, ya sea de forma autodidacta o por parte de la madre en la etapa de desarrollo. “La mayoría de las madres solo les dicen que deben cuidarse para no salir embarazadas y que no permitan acercamientos de los varones.  Por eso el miedo… Si la educación fuera una ‘Educación del amor’ ellas tendrían una visión más clara y sus contactos con el género masculino serían más integrales”, señala el especialista.  

Cuando se han descartado problemas físicos u orgánicos, el origen de las dificultades sexuales puede ser tan variado como los mismos seres humanos.  Aquí entran en juego eventos  como la depresión, la jubilación, el periodo posparto y  el agotamiento de largas jornadas laborales, por solo nombrar algunas, y también hay casos más extremos como las experiencias sexuales traumáticas, como los abusos, que pueden ocasionar rechazo a los encuentros íntimos y convertirse en fobias.  

La sicóloga clínica argentina Diana Resnicoff advierte sobre situaciones que ve en su trabajo. “En las consultas que me hacen, uno se encuentra con parejas en las que uno u otro dice: ‘Lo amo, pero no lo veo como objeto de deseo’.  En esas ocasiones lo que hay que recordar es que el deseo no continúa naturalmente, sino que que hay que alimentarlo”. 

CONTRA LA FALTA DE DESEO…
La Asociación Americana de Sicología, en su website www.apa.org, señala que la falta de deseo es un problema que cada día es más común y ocurre cuando las personas pierden el interés en fantasías sexuales o cualquier otra actividad de dicha índole y experimentan angustia por los problemas que tienen con su pareja como resultado.  El tratamiento es de varios pasos: el terapeuta empieza ayudando a sus pacientes identificando sus actitudes negativas acerca del sexo, explorando los orígenes de esas ideas y encontrando nuevas maneras de pensar sobre el sexo.  Luego, se desplaza a la conducta.  El terapeuta puede pedirles a los pacientes que lleven un diario de sus pensamientos sexuales, vean películas eróticas o desarrollen fantasías.  También puede atender los problemas que haya dentro de la pareja.   
Credito Asesoría: Dr. Rodolfo Rodríguez Castelo.  Neuro-psiquiatra y sexólogo clínico.  Centro Médico Freile.  Rocafuerte 726 y Mendiburo.   Telf.: 2568100.  Guayaquil. 


Páginas: 1


Edición # 572 - 11 de abril de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio

En la iglesia de La Merced contrajeron matrimonio Jhoanna Aguilar y Juan Marcelo Vallejo. La recepción fue en la Quinta Lucrecia.
Jhoanna y Juan Marcelo.

Leer más
sociales