Síguenos en:
facebook twitter
ENTREVISTA Estefáni Espín: "Soy una mujer intensa" La periodista de Ecuavisa, quien aparece en nuestra portada, nos cuenta algunos aspectos de su vida, dejando de lado la formalidad de su trabajo.


Estefáni Espín: "Soy una mujer intensa"

Por Alexandra Zurita Andrade | azurita@vistazo.com
Foto: Joshua Degel


Se ha ganado su espacio dentro de la televisión ecuatoriana por su estilo directo a la hora de entrevistar a personajes de la actualidad política del país. Fuera de pantalla, aunque es reservada con su vida personal, Estéfani Espín se muestra jovial, sin dejar de lado la seriedad que su papel de periodista le demanda, profesión que se ha convertido en una pasión en su vida.

¿Cuál fue el momento en que dijiste: ¡esto es lo mío!?
Cuando algo es para uno las cosas se van dando. Lo mío no fue amor a primera vista (ríe), fue creciendo... y terminé enamorada de este oficio como lo que es, una forma de vida dura, adictiva, grata y ¡apasionante!

Intuición, instinto, olfato ¿a qué le haces caso cuando tienes una historia frente a ti?
Hay un poco de todo, en especial grandes dosis de “compromiso” por contar una historia real, más allá de lo que aparenta o pretende ser... tan simple como lo que es.

¿Sientes que estás haciendo bien tu trabajo?
Siento que siempre se puede hacer algo mejor. Trabajo en eso cada día.

La juventud, ¿ayuda o entorpece tu profesión?
Es mi virtud y mi desventaja. Si el joven supiera lo que el viejo pudiera, la vida sería más fácil. Disfruto el sabor de la juventud, pero me apasiona aprender de los que gozan la sabiduría de los años.

¿Qué es lo más engorroso de tu trabajo?
Las madrugadas y las pocas horas de sueño.

¿A qué has renunciado por tu oficio?
A la vida “normal” (ríe)... Los retos llegan sin calendario, a mis 22 años ya presentaba en CNN en Español con un ritmo de vida diferente al de alguien de mi edad, pero he disfrutado al máximo cada etapa.

¿Qué te haría renunciar al periodismo?
No me aferro a nada, creo que podría renunciar a un trabajo, pero no al periodismo... ¡siempre hay maneras de seguir contando historias!

¿Cómo andas de ego?
Quien engorda el ego sufre de carencias. Yo creo ser agradecida con lo que la vida me ha dado… ¡sin pedir más!

¿Qué te ha enseñado el éxito?
Que es relativo. El éxito está en lograr la felicidad en donde cada uno la busque. Yo me siento una mujer exitosa no por lo que hago sino por lo que soy... la esencia perdura y el “éxito” es efímero.

¿Qué te guía en la vida: el corazón o la razón?
Depende… he sido fiel al corazón, soy una mujer intensa, apasionada por lo que siento y hago. Cuando hay amor entrego todo y no me arrepiento... creo que así se vive mejor... Afortunadamente, he sabido también llamar a la razón cuando veo que el corazón necesita un nuevo rumbo.

¿Cómo te sientes tras terminar tu noviazgo de dos años?
Prefiero no entrar en detalles de mi vida privada. Solo puedo decirte que sí, es cierto que terminó una historia que solo guarda lindos recuerdos. Compartí dos años con una persona muy especial, pero en la vida uno propone y Dios dispone. Creo que en el amor, lo que no se lucha, con el tiempo se pierde.

¿Cómo enfrentas ahora esa situación?
Solo sigo... con lecciones aprendidas y agradecida por todas las bendiciones que recibo. En paz, con Dios y más cerca de la gente que amo. Convencida de que todo en la vida pasa por algo mejor.

¿Cuál es tu actitud frente a la vida?
Caminar con fe y “Omnia in bonum”, que en español significa “todo es para bien”.

¿Qué imagen crees que tiene la gente de ti?
Espero poder transmitir lo que soy, una mujer directa y sin poses.

¿Por qué parece que siempre marcas distancias?
Porque lo hago: separo el mundo de la televisión de mis espacios. En lo laboral prefiero ser más reservada, me enfoco en hacer mi trabajo.

Lejos de las cámaras, ¿dónde o en qué te refugias?
Me refugio en Dios, en mis padres, en la gente que quiero, en las cosas sencillas del día a día, en un café, en las risas de mis amigas... Los fines de semana intento desconectar el switch del trabajo.

¿Qué has aprendido de Estéfani Espín?
Que con buena actitud, mucho trabajo y fe, todo se puede. Y que lo que se siembra con entrega, sacrificio y amor trae cosechas para toda la vida.

Yo confieso
¿Un don que te gustaría tener?
El don para detener el tiempo.
¿El mejor consejo que te han dado?
Haz hoy lo que harías si supieras que es tu último día. ¡Dios proveerá!
Si pudieras cambiar algo de ti, ¿qué sería?
Mucho, en eso estoy. Menos el ser perfeccionista.
¿Tu mayor logro?
Ser feliz.
¿Tu punto débil?
Que una canción puede cambiar mi estado de ánimo.
¿Tu domingo perfecto? Mucho descanso, buena compañía, un buen libro o película y misa.
De pequeña, ¿qué querías ser?
Lo que soy.
¿Una ciudad con encanto?
Florencia, me trae nostalgia de cuando viví allí.
¿Un programa de televisión que te enganche?
No veo mucho, si la televisión está prendida, por lo general, es porque hay noticias o películas.
¿Una película que te emocione?
Uf, lloro en la mayoría. La vida es bella, con Roberto Benigni.
¿Una manía?
No soltar el celular.

Producción: Gianna Ode. Maquillaje: Andrea Paulson de Ycaza para Cuty Ycaza Spa. Peinado: Mónica Bone para Cuty Ycaza Spa. Vestuario: Daniela Dueñas. Joyas: Mayor's (Pasaje París, C.C. Policentro). Guayaquil.



Edición # 561 - 05 de mayo de 2011

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Guayaquil

Leer más
sociales