Síguenos en:
facebook twitter
ENTREVISTA Su majestad Claudia A punto de entregar su corona, Miss Ecuador 2011 habla de lo positivo de su reinado, de las enseñanzas que este le deja y de sus proyectos.
GENTE Por Wendy Salazar │ Fotos: Joshua Degel │ Producción: Gianna Ode.


Su majestad Claudia

Muchos pensarán que el título de esta entrevista hace alusión a que Claudia Schiess tiene poses de reina o de grandeza, pero puedo asegurarles que no es así. Llegué a su departamento en Guayaquil, para la entrevista, en un día caluroso, en medio del típico tráfico y la locura del mes de diciembre, y  ella, sencilla y con una gran sonrisa me recibió vestida con ropa deportiva y el cabello recogido con una cola: “Disculpa mis fachas”, dijo, invitándome a pasar, con un tono cálido y amable. 


¿Cómo estás Claudia?, le pregunté al sentarme en una de las sillas del comedor. “Feliz, porque en estos días viajo a Galápagos para estar junto a mi familia hasta fin de año… Eso me tiene muy feliz”. Así, con esa naturalidad, pudimos corroborar que ella sí, es una reina, pero que su mayor alegría es su gente, sus raíces, su Galápagos querido.


¿Qué fue lo menos positivo de este año de reinado? “Bueno, no quiero ponerlo como algo negativo, sino como ‘gajes del oficio’, el tener pocas horas de sueño, el estar de aquí para allá, no ver tanto a mi familia, todo ese tipo de cosas que se dan cuando eres una figura pública… Pero en realidad, he vivido una maravillosa experiencia. ¿Qué ha sido lo mejor de este tiempo como Miss Ecuador? “Es lindo poder representar a mi país, sentir el cariño de todos los ecuatorianos, porque todos nos unimos durante el Miss Universo y Miss Continente Americano para apoyar a nuestro país, no solo a mí como candidata, sino al Ecuador. El poder hacer y seguir realizando obras sociales a nivel nacional, fue una experiencia totalmente enriquecedora, tal vez antes no lo había hecho de una forma tan cercana como ahora. He podido visitar a los pacientes de Solca… He tenido la oportunidad de trabajar con muchos niños y para diferentes fundaciones, y he llegado a conocer distintos puntos de mi país, como la Amazonía, sitios en la Sierra, en la Costa, incluso Galápagos, que ya lo conocía, pude verlo desde otra perspectiva”. 


En mente y corazón
Además del certamen Miss Ecuador, Claudia resultó ganadora en el concurso de belleza Miss Continente Americano, lo que demuestra que tiene todo para triunfar. ¿Qué cualidades debe poseer una reina de belleza? “Para mí, la cualidad más importante debe ser su corazón. Yo creo que es primordial que tú puedas transmitir el cariño a una persona a través de tus palabras, de tu mirada o de un gesto, o que seas capaz de demostrar lo agradecida que estás de que esa persona te admire, a pesar de que eres un ser humano común y corriente como todos… Eso es lo más importante; obviamente también cuenta la belleza tanto física como intelectual, pues considero que la parte intelectual es fundamental, se debe ser una mujer que sepa tomar sus decisiones”, recalca Claudia, quien estudia la carrera de Ingeniería Comercial. “Estoy en mi segundo año todavía, pero creo que la vida me ha dado la oportunidad de estar en varios eventos, no solo de belleza, sino también culturales. He estado en foros internacionales de diferentes temas que me han ayudado a ver el mundo y la vida de las personas de una manera distinta”.


¿Hubieses dejado la corona, por alguna situación específica, como tus estudios o por casarte? “No, creo que por algo así, no. Si fuera algo que involucre a mi familia, alguna enfermedad que hubiese requerido que yo esté ciento por ciento presente, por mi mamá o mi papá, lo hubiese hecho. Soy una mujer bastante madura como para asumir mis responsabilidades y cumplir con lo que tengo que hacer; además, mi novio siempre me ha apoyado en todo lo referente al reinado”. 


Claudia de Puerto Ayora
¿Cuál es el sitio que más te gusta en Galápagos? “Antes de ser Miss Ecuador, era Tortuga Bay, una playa de kilómetros de arena blanca, pero ahora el lugar más bonito para mí es mi casa o algún lugar abierto, donde pueda sentir paz y tranquilidad”, afirma, mientras dice que justamente la seguridad es el aspecto en el que palpa mayor diferencia entre Guayaquil y su natal Galápagos.  Tú eres hija única. “Sí, me hubiese encantado tener un hermano mayor, contar con esa camaradería que quizás me hizo falta, pero yo crecí junto a 3 primas, que son como mis hermanas”. 


Una mujer empresaria
Tiene un novio, junto a quien comparte una relación de más de dos años, pero sin planes de boda a la vista, al menos, por el momento. “Obviamente algún día. Si no pasa eso me preocuparía (risas), pero por ahora, no. Tengo muchos proyectos, deseos de terminar mi carrera. Yo fantaseo mucho con el tema de crear cosas, de hacer negocios. No todo se puede dar, pero la oportunidad de ver si funciona algo me gusta y para eso hay que esperar un poco con el tema del matrimonio”.  Un reinado suele ser la plataforma para ingresar al mundo de la televisión, ¿está en tus planes llegar a ese medio? “Claro que sí, no descarto ninguna posibilidad. Siempre dependiendo de qué es lo que me propongan y si es con el perfil que yo quiero, que es un perfil más serio… Pero realmente me veo más como una mujer empresaria”, afirma, a sus 22 años, pero muy convencida y segura de ello. 


100% ecuatoriana
Tus padres y parte de tu familia son suizos. ¿Qué consideras que tienes de suiza y qué de ecuatoriana? “Tengo una mezcla de ambas. Yo soy bastante suiza en el tema del trabajo, de ser muy puntual, también como ecuatoriana, cumplo con mi trabajo como tiene que ser, me gusta respetar a los demás… Gracias a mis raíces ecuatorianas, a mí me encanta estar con amigos, compartir, soy muy abierta a cualquier tipo de amistad, me encanta bailar como no tienes idea, la comida típica, y soy fascinada y me encanta mi país y no lo cambiaría por ningún lugar del mundo. Me gusta Suiza, tuve la oportunidad de vivir un año allá, pero regresé; eso quiere decir que tengo mis raíces aquí en Ecuador”. Efectivamente. Ella nació y creció en la región insular de Galápagos, específicamente en Puerto Ayora, donde sus padres emprendieron un negocio, que se ha convertido en el resultado de un gran esfuerzo de toda la familia. “Nosotros tenemos una empresa electrónica, que empezó como algo muy pequeño, mi papá reparando equipos electrónicos en la casa y mi mamá en la oficina. Y poco a poco se fue construyendo un edificio, donde se maneja todo el negocio”, relata.


El fin de una era
“Decidí que Miss Continente Americano iba a ser mi último concurso de belleza, porque no tengo pensado, en un futuro, volver a participar, ya que realmente es como prepararte para una competencia deportiva, muy sacrificado, hay que prepararse a conciencia... Y me dije a mí misma, que si este iba a ser el último, lo debía hacer bien,  por mi país. Además, en la noche final, sentí que tenía el apoyo del público”, manifiesta. Pero algo te dio ventaja sobre las otras chicas. “Tengo mucha confianza en el escenario, al mirar al público o al jurado, creo que lo sé hacer bien. Otro tema fue el de proyectar seguridad, no sé cómo, pero lo logré. Pienso que responder la pregunta de manera espontánea, dije lo que se me vino a la mente”.


Más íntimo
Confiesa que si tuviera que escoger una causa por la cual luchar, elegiría la educación. “Yo creo que a nuestro país le falta reforzar esa parte. Pienso que los grandes problemas tienen mucho que ver con la falta de educación”. Revela su total admiración hacia sus padres. “He tenido la oportunidad de ver cómo ellos han crecido profesional y personalmente. Tienen 21 años de casados, pero son novios desde que mi mamá tenía 17 años, y se casaron cuando ella tenía 27. En total, llevan 31 años juntos”. ¿Cómo quiere ser recordada Claudia Schiess? “Por haber hecho la diferencia, pues creo que en este año se ha escuchado un poco más la voz de Miss Ecuador, no solo en el aspecto de la belleza, sino en lo más interno, han sabido quién es ella, qué es lo que hace, sobre su familia”. Y así fue. Claudia ha permitido que el país entero la conozca y le ha dado la certeza al Ecuador de que, al igual que en materia de deportes, en el campo de la belleza, también "Se puede".


Siempre Bella 
Alguna rutina de ejercicios:

Sí, pilates. 


¿Lo que más cuidas de tu físico?
“Soy muy temática con el peso. Yo tengo mucha tendencia a subir de peso, me cuido en lo que puedo y siempre trato de estar pendiente de no subir una sola libra, pero no volviéndome loca”. 


Claudia en 10 años:
“Mi mamá dice que las mujeres de 30 son más guapas que las de 20 (risas). Yo espero ser una mujer empresaria, esa es una de mis metas, tener un hogar, formar una familia. Tener la tranquilidad de vivir en un lugar seguro. Con mi familia junta”.  


Más personal 
Un miedo:

“Le temo mucho a la muerte de un ser querido”. 


Un momento muy feliz:
“Cuando gané Miss Ecuador, fue un momento de mucha felicidad. También cuando estoy junto a mi familia… Como cuando llegué como Miss Ecuador a Galápagos, ese fue un momento muy alegre”. 


Un momento triste:
“Bueno, he tenido la suerte de no pasar por muchos momentos tristes en mi vida, pero cuando uno se despide son momentos de mucha tristeza, aunque pasajera. Cuando me fui a vivir a Suiza fue un poco difícil. Cuando mi abuela murió, yo no estuve aquí, estaba en Venezuela preparándome para Miss Universo, eso fue algo muy duro”.


Algún arrepentimiento:
“No me arrepiento de nada. Las cosas pasan por algo”.


Un sitio para vivir:
“Galápagos”.


Un lugar para visitar:
“He tenido la oportunidad de estar en Africa y me encantaría volver”. 


Alguien con quien charlar:
“Mi abuelo paterno. El es un hombre muy inteligente, admirable. Ha escrito libros de matemáticas, de física. Hablar con él para mí es superinteresante.


Vestuario: Maela Grey, Policentro. Accesorios: Martalía. Telf.: 099429190. Maquillaje: Cuty Ycaza. Peinado: Gaby Yari para Cuty Ycaza Spa. Telf.: 2385638. Guayaquil.


Páginas: 1


Edición # 569 - 12 de enero de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio

En la capilla del Colegio Javier contrajeron matrimonio Merìa Isabel Reyes Cueva y Juan Josè Hidalgo Carrión. Recibieron a los invitados en los salones del Club de la Uniòn.
Juan Josè y Marìa Isabel.

Leer más
sociales