Síguenos en:
facebook twitter
ENTREVISTA Ricardo Williams: "No soy más que un niño de 50 años" Este apasionado cantautor se atrevió a tocar el corazón de muchos padres, a través de la magia de su música. Sus melodías tienen una fusión de inocencia, locura y amor.
Por Dágueda Salgado Ordóñez | dsalgado@vistazo.com
Fotos: César Farías. (Quito)


Ricardo Williams: "No soy más que un niño de 50 años"

"Te está saliendo un dientecito; por eso lloras, mi amor… Un día un ratón, valiente glotón te pedirá perdón, hasta entonces, hasta entonces... te abrazo yo…", esta letra llena de sensibilidad, que le cantaba a mi hija cuando le comenzaron a salir sus dientes, fue mi primer acercamiento con Ricardo Williams, un reconocido artista de gran trayectoria profesional dentro del país.  Por experiencia propia, pude comprobar que cada una de sus canciones te embarca en una nave espacial imaginaria repleta de dulzura. "Mi trabajo como compositor y músico ha sido muy intuitivo, porque he ido descubriendo sentimientos en mí que ni yo mismo sabía que existían. Ahora puedo entender que escribí gran parte de mi música para sanarme como ser humano y poder reconciliarme con mi niño interior. Estoy seguro de que mis canciones tienen un ingrediente poderoso, que me ha permitido tocar el alma de quien las escucha y convertirse en un abrazo, una caricia, una sonrisa o un hombro en el cual poder llorar”,  asegura entusiasmado el compositor quiteño, que tiene 25 años de carrera artística.  

Este amante de la guitarra ha incursionado en una propuesta musical diferente, en la que recalca su compromiso con la vida, la conciencia y la paz interior. Y eso fue exactamente lo que sentí al llegar a su hogar, una contagiosa tranquilidad, invadida de sonrisas de sus ángeles de inspiración, sus hijos.
  
Haciendo vibrar corazones 
Su aura de cantautor lo alejó del rock, las baladas y el pop, los primeros géneros musicales en los que incursionó,  para acercarlo a la "música de la pureza, la música celestial de los niños".  

"Mi carrera se dividió en dos etapas: la primera que comienza a partir de mi interpretación actoral en la novela Angel de piedra, en el año 90, y que termina en el año 2000. En este periodo me dediqué a fortalecer mi ego, y a la búsqueda de la fama y del éxito, pues era una persona llena de poses y muy vanidosa. Sin embargo, este tira y afloja entre mi alma y el mundo, hizo que se me fueran cerrando las puertas. Como mi oferta musical siempre fue encaminada a temas profundos, la gente sintió que lo mío no era comercial y así fui perdiendo oxígeno para seguir viviendo de este arte. A mis 38 años colapsé por una serie de razones, metí toda mi carrera en una funda de basura y la boté. Dije: ¡Se acabó! Y vendí mi guitarra", manifiesta. Paradójicamente, la frase: "Si algo vuelve a ti es porque verdaderamente fue tuyo", tocó su vida y en el 2002 musicalizó la oración del ángel de la guarda y sintió que una fuerza se encendió en su interior. "Las melodías infantiles fueron una excusa que me ha dado todo lo que tengo. Estos seres especiales  me permitieron hablar de Dios, de un mundo más humano, de la  maravilla de la gestación, de las necesidades afectivas de los hijos, de los hábitos de valores y de la espiritualidad. Es aquí cuando dejo a un lado los placeres de la vida y encuentro mi mayor don: la ternura que hace vibrar al niño que llevamos dentro. Luego de esta indescriptible experiencia, me concentro en reinventar el género de nanas y escribo la segunda canción ‘Respira’, que 10 años después, probablemente, va a ser parte de una campaña para prevenir la muerte súbita en Colombia".  

Muy reflexivo... 
Williams afirma que sus letras le han otorgado la bendición de diferenciarse de los demás cantantes. Su sello personal es haberse convertido en un medio para sensibilizar; por eso, se ha involucrado con campañas sociales de prevención contra  el consumo de alcohol, la violencia, los embarazos no deseados y la contaminación ambiental. "El único video que he hecho durante estos últimos años fue ‘Tranquilo’. Eso partió de una necesidad mía de volver al pop, ya que musicalmente es lo que mueve a los adolescentes. En un intento por aportar con una sociedad más transparente, me enfoqué en el tema del alcoholismo, pues a nivel mundial este lubricante social causa 100 veces más problemas que el resto de drogas juntas; y además lo hice porque viví esa realidad perturbadora y sé lo negativo que resulta… Creo que la sociedad, el Estado y las instituciones no tienen un ritmo de evolución rápido y en ese sentido tengo la paz de haber escrito cosas que después de algunos años recién empezarán a calar en la conciencia de quienes hacen política", expresa convencido.  

Este artista se ha sentido íntimamente identificado con la influencia musical de  Cat Stevens, Sigur Rós, Peter Gabriel, Silvio Rodríguez y Joan Manuel Serrat, pues confiesa que sus melodías dejan huella. "Mis letras son las distintas caras de esta búsqueda mía por ser una mejor persona. Creo que como seres humanos podemos decidir  si damos un paso hacia la luz o uno hacia la oscuridad. Podemos llevar las mismas heridas durante el resto de la vida, pero lo importante es sanarlas y qué mejor que la inspiración de la música para hacerlo", recalca.   

Su proyecto más inmediato es hacer un programa radial en el que será un contador de experiencias, y para colgar los guantes como músico, anhela grabar un último disco "que acaricie el alma de las mujeres maltratadas". 

Ricardo feliz y completo junto a su esposa, María Fernanda Bueno, y sus hijos Ananda, Clara Luna y Salvador.

"Salvador vino en manos del universo. El significa para mí transformación y amor incondicional"

Su familia: su luz 
Es 15 años mayor que su esposa, María Fernanda Bueno, pero eso no ha sido más que un aliado para fortalecer una relación que lleva una década de puro amor. Ananda, de 7 años; Clara Luna, de 4; y Salvador, de 1, son los pequeños que nutren esa unión. "Mi mujer es un ser sumamente angelical. Es una sanadora, porque fue pieza fundamental en mi transformación. Yo la conocí a los 40, luego de haber roto 2 compromisos, y me casé con ella por tener gran autenticidad, porque amaba su libertad y porque estaba cerca de Dios. Nos conocimos poco más de un año, y de ese tiempo viajamos 6 meses juntos por Asia, a mochila. Aquella fue una experiencia fuerte para conocer a alguien, pues yo fui una criatura que se demoró mucho en madurar… En mis relaciones pasadas fui infiel y lo más vergonzoso es que lo justificaba; sin embargo, una de las virtudes de mi matrimonio es que he sido completamente fiel", menciona.    A simple vista se percibe que María Fernanda y Ricardo son amigos y cómplices en su rol como esposos y padres. "Ella es el sol que nos va guiando como familia a través de la vida. A los 3 años de casados, tuvimos a nuestra primera hija; cuando la recibí entre mis brazos, se paró el mundo. Luego, vino Clara Luna, que fue un ser maravilloso y finalmente, llegó Salvador, él vino a sanar mis heridas, que tienen que ver con mi parte masculina. Mis hijos son mi luz y  soy un ser lleno de bendiciones por el amor del que ellos me invaden”, comenta, Williams y concluye diciendo que su mayor hazaña ha sido reflejar su infinita sensibilidad en cada nota compuesta.  

Ricardo en números
>> Discos publicados: 50.  
>> Canciones grabadas: 500.  
>> Canciones que han salido al aire: 300.  
>> Conciertos ofrecidos: 10.

DE SU BOCA…
>> La realidad actual: “Es muy doloroso ver que todo tiene precio: el aire, el amor, las gracias. Todo se compra, todo se vende, todo se desecha: el matrimonio, los hijos, los sueños. Eso es producto de pensar que esta libertad de compra y venta trae felicidad”.

>> Su infancia: “Mi niñez fue muy feliz y llena de imaginación. Estuvo repleta de música, de olores deliciosos y de incondicional amor”.

>> Su juventud: “A mis 25 años decidí irme a vivir solo, alquilaba un apartamento y lo primero que hacía era sacar el espejo del baño porque ya había roto varios y luego me tocaba pagarlos. En ese espacio, prefería pintar una carita feliz con spray en la pared que ver mi cara”.

>> Un consejo: “Como padres es muy fácil caer en formar a los hijos como uno quiere, irrespetando su esencia, pero es mucho más bello acompañarlos en la vida a descubrirse como son”.

Íntimamente
>> Ha sido tentado por: La piel.
>> Su héroe de ficción: Meteoro.
>> El talento le gustaría tener: El de la escritura.
>> Si no hubiese sido artista, ¿qué sería?: Buzo o astronauta.
>> Es inútil para: La tecnología.
>> En qué ocasiones miente: “Cuando me olvido de la luz”.
>> Cuándo ha sido más feliz: En mi matrimonio.  


Páginas: 1


Edición # 579 - 15 de noviembre de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio Salvador - Aguirre

Gonzalo Salvador y María José Aguirre contrajeron matrimonio en la Capilla Bethania de La Merced. La recepción tuvo lugar en los jardines de La Corteza.

Leer más
sociales