Síguenos en:
facebook twitter
ESPECIAL Sabios consejos de mamá Mujeres de diferentes edades cuentan sus experiencias desempeñando este sacrificado, pero maravilloso rol. Abren su corazón y nos dan sus mejores tips para educar a los hijos.
Por Jenny Aguirre y Dágueda Salgado Ordóñez (Guayaquil)
y Carla de Patiño (Quito)


Sabios consejos de mamá

Fotos: César Anchundia (Guayaquil) y César Andrés Farías (Quito) 

Jordana Durán de Murtinho, 26 años (Guayaquil) 
“Ser madre es lo más maravilloso que me ha dado la vida”
Es la orgullosa mamá de dos pequeños angelitos llamados Sergio, de 4 años, y Jordana, de 6 meses de edad. Está casada con Sergio Murtinho y es directora de un centro de desarrollo infantil.  
Para ella, la maternidad la ha completado como persona. “Ser madre es lo más maravilloso que me ha pasado en la vida… me siento realizada como mujer. Mi familia es mi felicidad y la bendición más grande que Dios me ha dado”, agrega. En cuanto a la crianza de sus pequeños, Jordana dice que siempre ha tratado de que sean unos niños disciplinados y de que tengan sus horarios bien establecidos, para así ella poder realizar el resto de sus actividades personales, como salir con su esposo o con amigas.  Asegura que comparte absolutamente todo con sus hijos y que disfruta cuidarlos día a día. “Me encanta bañarlos, vestirlos, rezar juntos y acostarlos en la noche a dormir”, afirma, y recalca también que la etapa en la que son bebés pasa tan rápido, que hay que disfrutarla y aprovecharla en todo momento. 

Una de las pruebas más difíciles que ha enfrentado como madre, es haber tenido 2 pérdidas. La primera sucedió antes de la gestación de Sergio y la segunda, antes de la pequeña Jordana. “Fueron muy dolorosas emocionalmente. Solo las mamás que hemos pasado por esto, podemos entender cuánto se sufre”, agrega. Asimismo, comenta que vivió momentos muy duros durante el embarazo de su segundo hijo, pues los exámenes indicaban que la bebé podría tener problemas de salud. “Al principio pensaron que venía con un síndrome, pero puse toda mi confianza en Dios, la encomendé a la Mater y ahora crece sana y alegre”, afirma, y agrega que durante este tiempo tuvo el apoyo de su esposo, de su familia, de amigos y de compañeras de trabajo.  

Esa inolvidable anécdota  
“El momento más especial para mí, fue el nacimiento de Sergio, tuve un parto natural, maravilloso y nunca voy a olvidar lo que sentí al tenerlo por primera vez en mis brazos. Es una sensación indescriptible”. 

Sus consejos 
• Una de las principales recomendaciones que da a mamás que tienen hijos con edades  similares, es que escuchen y sientan su instinto materno. "Oigo a muchas decir que no saben cómo hacer ciertas cosas con sus bebés, y la verdad es que la mayoría de las veces no debemos ni preguntar, solo confiar en nuestro instinto de madre, ya que el hecho de recurrir a otras personas, nos puede confundir... está bien pedir consejos, pero al final los que deciden qué hacer con sus hijos son mamá y papá". 
• Vivir con "los pies en la tierra y los ojos en el cielo". Asegura que esta es una regla de oro  y que para cumplirla, se debe poner toda la confianza en Dios. 
• "No preparen la vida de sus hijos, preparen a sus hijos para la vida", aconseja. 


 
María Gabriela Ycaza de Schell, 31 años (Guayaquil) 
“No me imagino la vida sin ellos”  
Su día a día lo vive al 8 x 4, pero lo disfruta intensamente porque goza de la compañía de sus 3 pequeños: Carlos Javier, de 5 años; María Gabriela, de 3; y Victoria, de 11 meses.  

Es mamá a tiempo completo y se dedica íntegramente a cuidar de sus hijos. “Ellos son mis terremotos, pero los amo. Son mi razón de ser y estar aquí. Son quienes me han hecho vivir la mejor experiencia que una mujer puede sentir: ser madre”, expresa convencida.   

Confiesa que conjuntamente con su esposo son padres “superdescomplicados”. “Mientras más se ensucien los chicos, para nosotros es mejor porque aprenden explorando. Cuando queremos salir de paseo no nos regimos por el horario de comida, de la teta, de la siesta o del baño. Simplemente, armamos el viaje o la salida y nos vamos… Mis hijos son a todo terreno”.  

Para María Gabriela, cada uno tiene una personalidad diferente. “Carlos Javier es un adulto en un cuerpo de niño.  Siempre está preocupado porque el resto esté bien. En cambio, María Gabriela es alegre, extrovertida e intensa. Es un cascabel, que se hace notar donde esté. Y Victoria es dulce y buenísima, la típica tercera hija que se tiene que cuidar de sus dos hermanos que le caen encima, pero eso le encanta y es feliz”.  

Por lo general, esta mamá procura tener momentos a solas con cada uno de sus hijos, para poder disfrutar al máximo de su compañía; sin embargo, los minutos en familia son sagrados. “Vamos a la playa, al parque o a pescar… siempre hay algo que podemos hacer juntos los 5. Lo bueno es que tengo la ayuda incondicional de mi esposo. Al 'Chino' le fascina su papel de papá porque colabora muchísimo conmigo”.  

Admite que al momento de poner mano dura en casa, ella es la "bruja mala del cuento". “Así como los amo, los reprendo y los castigo. No me arrepiento de eso porque creo que la mejor manera de educar es corrigiendo con una dosis de amor”, recalca.  

Sus consejos 
• Vivir la vida y no complicarse por nada, pero siempre haciendo valer tu autoridad como madre. 
• Disfrutar cada momento en la situación como se presente. "Si vas a la playa y llovió, te metes al mar con lluvia. No puedes darte el lujo de amargarte, porque no siempre todo va a salir bien".   
• Evitar horarios rígidos. "Cuando tus hijos sean grandes no se van a acordar de que no les diste la sopa a las 12 del día, lo que se les quedará grabado es que los llevaste a caminar por la arena o que los hiciste pasear en tren".  

Esa inolvidable anécdota
Entre sus momentos más especiales como mamá, María Gabriela destaca sus partos. "Aunque todos fueron similares porque di a luz por vía normal, fueron situaciones distintas y emocionantes. Con el primero, la increíble experiencia de la primera vez. Con la segunda, casi doy a luz en mi casa porque según yo todavía no me tocaba. Y con la tercera, en la última consulta con el ginecólogo ya me tenía que quedar en la clínica porque ya era la hora, pero como me hacía falta comprar algunas cosas para la bebé, me fui a conseguir lo que necesitaba y después regresé a que me ingresen", recuerda, mientras sonríe.  


Claudia Arteaga, 45 años (Quito)
“Compartiendo una vida juntos”  
Claudia y sus hijos Juan Francisco y María Claudia Cazorla, de 23 y de 19 años de edad respectivamente, forman un trío inseparable. A pesar de que cada uno de ellos desarrolla profesiones totalmente diferentes, siempre están comunicados.  

Claudia tiene una vida bastante ajetreada. Trabaja en Arteaga Serrano Producciones, empresa de comunicaciones, que maneja junto a su hermana Rosalía, donde realiza asesorías de relaciones públicas. En la Universidad Católica imparte clases de periodismo investigativo y de relaciones públicas; además, tiene un programa radial llamado Opinión, en 106.9 FM. 

Actualmente, sus hijos siguen carreras universitarias. Juan Francisco está por graduarse de arquitecto y María Claudia cursa su tercer semestre de medicina. Su experiencia de ser madre la califica como extraordinaria. “El ser mujer nos permite la posibilidad de traer al mundo a nuestros hijos, algo único que nos demuestra la maravilla de la maternidad. Una vivencia que además prueba nuestra paciencia y perseverancia en el día a día, en los cambios de edades, en la búsqueda de hacer que los sueños de ellos vayan tomando forma”, agrega.  

Confiesa que es difícil distribuir el tiempo entre sus actividades personales y las de sus hijos, pero afirma que ellos saben que cuentan con su mamá siempre. Juntos comparten viajes, salidas a comer, ven películas, entre otras actividades. “Somos muy unidos y creo que compartimos muchas cosas, desde lavar platos hasta subirnos en aviones”, confiesa.
 
Esa inolvidable anecdota  
Entre sus recuerdos, destaca haber compartido con ellos la finalización de sus estudios. "Por diferentes circunstancias, me gradué de la universidad luego de muchísimos años de haber egresado. El compartir esa vivencia con mis hijos fue muy especial. Sacar tiempo para estudiar, hacer una tesis y luego viajar a Guayaquil para mi grado con toda la familia, fue un detalle inolvidable. Era una mamá estudiante y recién graduada, y sentir cómo ellos estaban conmigo fue extraordinario".   

Sus consejos 
• Saber que no hay escuela para ser mamá y más aún para ser jefa de hogar. "Creo que cada uno debe hablar con sus hijos, confiar en ellos y hacer que confíen en uno".  
• Educar con amor, pero sobre todo con mucha paciencia.  
• Tener claro que los riesgos del mundo actual son los mismos para madres e hijos. Por eso, vale la pena decirles a ellos que no hagan cosas que preocupen a su madre. Hacer que por un momento se pongan en tus zapatos y piensen cómo se sentirían si mamá lo hiciera.     


Páginas: 1


Edición # 573 - 07 de mayo de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Boda

En la iglesia Josemaría Escrivá de Balaguer contrajeron matrimonio Sandra Isabel Arregui Rodríguez y Andrés Felipe Franco Osorio. Recibieron a sus invitados en el anexo del Tenis Club.
Sandra y Andrés.

Leer más
sociales