Síguenos en:
facebook twitter
GENTE Y Cupido llegó... Jóvenes y conocidas parejas ecuatorianas nos cuentan cómo fueron los primeros encuentros entre ellos, aquellos que marcaron el inicio de sus sólidas historias de amor.
Por Wendy Salazar | Fotos: César Anchundia (Guayaquil),
Carla de Patiño y Foto: César Farías (Quito) | Isabel Valdiviezo | Foto: Rocket Photo (Cuenca)


Y Cupido llegó...

María Mercedes Castro de Martínez 
y Patricio Martínez. (Quito)
"Caminar acompañados"
Al recordar cómo se conocieron María Mercedes Castro –presentadora del informativo La Noticia, que se transmite por el canal RTS– y su esposo, Patricio Martínez, ella no duda en reiterar cómo fue el primer encuentro: “Nos conocimos por intermedio de unos amigos en Guayaquil. Yo fui con una pareja al cine, donde tuvimos que esperar hasta la última función para asistir a la película que queríamos ver. Lo mismo le pasó a él, fue con una pareja de amigos y también tuvo que esperar. No nos conocíamos, pero comenzamos a conversar y al final nos sentamos todos juntos en el cine. En esa época yo trabajaba en Teleamazonas, él nunca me pidió mi teléfono, pero hablamos de muchas otras cosas”. 

Patricio la llamó, empezaron a salir y se casaron al año. Llevan 15 años de matrimonio y tienen tres hijos: José Ignacio, de 11, Anabella, de 8, y Juan Esteban, de 7 meses. En resumen, dicen que su matrimonio ha sido de mucha felicidad con los altos y bajos de toda relación. María Mercedes afirma que es un lindo proyecto de familia el que tienen y que ambos disfrutan de la vida juntos, de ese “caminar acompañados… Pienso que nuestra educación y nuestros valores nos han ayudado a salir adelante. Para mí, el matrimonio es sinónimo de compromiso y de mucho amor”. Admite que “la receta” para que una relación funcione no es mágica, está basada en un profundo amor (así suene cliché y repetitivo), además del respeto, la confianza y la admiración mutua.



Alicia Arcentales de Torres 
y Juan Carlos Torres (Guayqquil)  
Creciendo juntos
T ienen 16 años de casados y aún se nota en sus miradas esa magia que tienen los enamorados. Su historia de amor se remonta a más de 18 años atrás, cuando a una pareja de amigos en común le pareció una excelente idea presentarlos entre sí. “A cada uno le dijeron que había una persona que estaba interesada en conocer al otro y así, engañados, comenzó todo”, dicen Carlos y Alicia. Mantuvieron contacto hasta un poco antes de que ella se fuera de viaje. “Yo tenía 17 y él, 22. De ahí no nos volvimos a ver hasta después de varios meses, en una fiesta, donde Carlos me sacó a bailar. A los 6 meses de enamorados empezamos a hablar de matrimonio, pero al año, Carlos me pidió que sea su esposa”, relata Alicia. Se casaron y luego, a los 2 años, nació Carlitos, su hijo mayor, y 4 años más tarde tuvieron a la pequeña Sofía. 

Dentro de la pareja, Alicia es la organizada y la que siempre piensa hasta en el último detalle, quien pone la iniciativa en la comunicación entre ambos. “Ella es el corazón de la familia”, dice Carlos, quien es más analítico. “Sin embargo, esto mismo se convierte en una cualidad, pues lo ayuda a ser muy ecuánime, centrado, justo; siempre tiene una salida que beneficia a la relación matrimonial”, comenta Alicia.  

Como fortalezas para mantener una relación feliz y duradera, ellos aconsejan: ponerse siempre en los zapatos de la otra persona y tener presente que “no es el uno versus el otro, sino ambos juntos versus el problema. Asimismo, hay que tener claro que el matrimonio es para toda la vida. No se puede ni debe cambiar a la otra persona, sino más bien empezar a tenerle cariño a sus defectos. Como dice un sacerdote muy cercano a la familia: ‘Uno debe amar a su cónyuge tal y como es, pero debe ayudarlo a ser la persona que debe de ser’. 

Recordar que cuando alguna situación parezca imposible de superar, debes endosarle el problema a Dios, El lo resolverá de la mejor manera.  

Encontrar momentos para tener vida de pareja. Es maravilloso salir juntos, conversar, reírnos de las cosas que nos van haciendo madurar en las distintas etapas de nuestras vidas pues si lo compartimos, crecemos juntos”. 



Sharon Hamilton de Arizaga 
y Gustavo Arízaga (Cuenca) 
Mantenerse enamorados
E ste año, Sharon y Gustavo cumplirán 20 años de casados. “Han sido años muy felices, con momentos difíciles también, pero con grandes recompensas, hijos maravillosos, logros laborales que nos ha permitido desarrollarnos individualmente. Y lo más importante, después de tanto tiempo, vemos que hemos vivido intensamente y tenemos la suerte de seguir juntos, como al principio, disfrutando ahora del regalo más grande: ver crecer a nuestros hijos”, dicen Sharon y Gustavo, padres de Juan José, de 18, Nicolás, de 15, Natalia, de 13, y María Belén, de 6.  

Pero, ¿cómo inició todo? “Yo era muy amigo de los hermanos de Sharon, y con ella existía una diferencia de edad marcada (actualmente, él tiene 48 y ella, 40), por esta razón, teníamos mundos diferentes. Por cuestiones de mi profesión, me ausenté algunos años de la ciudad y, en unas vacaciones en que retorné, tuve la suerte de verla: una mujer muy guapa en un club, jugando bolos… ¡Fue amor a primera vista!”, recuerda Gustavo. 

Sharon, por su parte, añade que para ella era muy común verlo en su casa. “Siempre me pareció guapo, y un poco serio” (dice, entre risas). “Cuando nos encontramos después de muchos años, yo ya estaba grandecita y tengo que reconocer que ahí ¡me encantó! Esa noche me invitó a salir”, relata. 

Dentro de la relación, él es muy cálido, cariñoso y siempre busca momentos para expresar cuánto quiere a su esposa. Sharon asegura ser muy inquieta. “Yo soy la relajada, hasta un poco desordenada… Gustavo es constante y organizado. Lo que yo necesito, un poco de equilibrio”, sostiene y ríe. 

Se casaron el 19 de diciembre de 1992, a los 11 meses de haber sido enamorados. Según su experiencia, para tener un matrimonio feliz “es importante admirar a tu pareja, respetar las actividades de cada uno, mantener una buena comunicación; por supuesto, pasar tiempo juntos es necesario, así como tener objetivos comunes, saber perdonar y algo muy personal: no dormirse nunca sin resolver las diferencias”, añade Gustavo. 

Sharon afirma que una relación de pareja es una bendición. “Yo me siento afortunada, nos queremos mucho y tratamos de mantenernos enamorados. Gustavo es muy detallista y constantemente me manda mensajes, lo cual me encanta, creo que es una forma maravillosa de hacerme sentir que está muy pendiente de mí”.



Cathy Dunn de Noboa 
y Rafael Noboa (Guayaquil) 
"El uno para el otro"
“A mor a primera vista”, así definen Cathy Dunn y su esposo, Rafael Noboa, al encuentro entre ellos, el día en que se conocieron. “Nos vimos en un restaurante, nos gustamos y de ahí nos seguimos viendo esporádicamente hasta que coincidimos en una fiesta, bailamos, y nos dimos cuenta de que éramos el uno para el otro”, comenta Cathy.  

Para Rafael, de 45 años, “Cathy tiene una alegría y una manera de demostrar cariño muy espontáneas”, mientras que ella dice: “El es una persona admirable, de muy buen corazón y pendiente siempre de mí”. Ambos se muestran muy enamorados el uno del otro, al igual que ese 31 de diciembre en el que se dieron su primer beso, en la playa. Se casaron el 1 de agosto de 1992 y actualmente tienen 3 hijos: Priscilla, Andrea y Rafael. Por supuesto, no pudimos evitar preguntarles, ¿cuál es la clave para mantener un matrimonio feliz por casi 20 años? “Saber escuchar a la otra persona, respetarla, valorarla y tratar de hacer un esfuerzo por dar lo mejor de uno en la relación”.
 


Páginas: 1


Edición # 570 - 08 de febrero de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio

En la iglesia Santa Teresita del Niño Jesús de Entreríos contrajeron matrimonio Paulette Lebed Cornejo y Hugo Xavier Hermosa Bossano. Recibieron a sus invitados en los salones del Club de la Unión.
Paulette y Hugo Xavier.

Leer más
sociales