Síguenos en:
facebook twitter
GENTE Giovanna Andrade: Vuelve para quedarse Tras convertirse en madre por segunda vez, esta actriz y conductora de televisiÛn regresa más esbelta, más madura y muy clara con respecto a las prioridades en su vida.
Por Wendy Salazar
Fotos: Joshua Degel y César Anchundia


Giovanna Andrade: Vuelve para quedarse

Al llegar a la cita para las fotos y la entrevista, fuimos testigos del momento en que Giovanna despedía a su mamá, quien vive fuera del país y estuvo de visita en Ecuador por 2 meses. El emotivo instante nos permitió palpar un lado muy humano de la actriz, lo que nos llevó a empezar nuestra conversación preguntándole sobre su familia. “Somos 4 hermanos (Daniela, Isabella, Walter y Giovanna), mis papás (Walter Andrade y Jackeline Franco) son divorciados; mi mamá está casada y vive en Estados Unidos… Pero, mi relación con ambos es excelente; ellos siempre nos han enseñado la importancia de la unión familiar, nos recuerdan que nosotros (mis hermanos y yo) debemos apoyarnos y querernos por sobre todo”, nos dice Giovanna Andrade, aún con lágrimas en los ojos. 

Multifacética
Conocida por su trabajo en producciones nacionales como Yo vendo unos ojos negros y El Cholito, esta actriz guayaquileña muestra ahora otra faceta (en la que ya había incursionado antes con el programa Divinas), como conductora de televisión. A la vez, es esposa y madre de dos pequeños, a quienes procura dedicar gran parte de su tiempo. “Afortunadamente, este trabajo me toma solo las mañanas. Pienso que cuando eres mamá, lo más importante es la calidad de tiempo que les das a tus hijos. A las 12:15, yo estoy recogiendo a mi hijo en el day care, y paso con los niños el resto del día. Es maravilloso poder hacerlo. Cuando nació mi hija, Rosita, pasé 3 años sin trabajar, porque me dediqué totalmente a ella. Yo era muy joven. Con Lucas (su segundo hijo) fue diferente, ya que hace 2 meses –a los 9 de dar a luz– hablé con Diego, y entre los dos decidimos que era hora de que yo vuelva a trabajar. Justamente me llamaron de Telerama y la verdad es que la propuesta me cayó como anillo al dedo. Una vez más corroboro que la vida siempre nos dice que cuando las cosas están para uno, están, y Dios te las pone en el camino”, nos cuenta Giovanna Andrade, quien se siente satisfecha de formar parte de los programas N’ Boga y De mujer a mujer. “He aprendido mucho en ellos. El primero es muy cultural e informativo; en De mujer a mujer, comparto con la Nena Gutiérrez, a quien considero una excelente conductora”.

Giovanna está casada con Diego Azanza, un empresario de origen uruguayo, quien en algún momento incursionó en la actuación, como una especie de hobby. ¿Cómo nació el amor entre ustedes? “Nos conocimos cuando yo tenía 16 años, pero él no me hizo caso (risas). El tenía 23 y vino acá a trabajar con un tío. A los dos años nos volvimos a ver y me empezó a llamar. Ahora, tengo 28 y él, 35”. Cuando se casaron, vivieron en Estados Unidos y, tiempo después, en Uruguay. Esto sucedió a raíz de un robo del que fueron víctimas aquí en Ecuador. “Se metieron a nuestra casa, a Diego lo amarraron, la bebé era muy chiquita… Fue horrible… Fue entonces cuando decidimos irnos a vivir a Uruguay”.


Giovanna procura dedicar gran parte de su día a sus hijos: Rosita, de 7 años, y Lucas de 11 meses.

Ella, en casa
Se define como una esposa muy amiga. “Converso mucho con él, de todo”. En el rol de mamá, asegura ser sumamente protectora. “No sobreprotectora, pero sí trato de ser consciente del mundo en el que vivimos, y de que ellos lo sepan”, sostiene. Comenta que su hija, Rosa Valentina, va a participar en una obra de teatro por una propuesta que le hizo Prisca Bustamante. ¿Quieres que tu hija actúe profesionalmente? “Lo que a ella la haga feliz, que sea buena en lo que ella quiera. Veo que le encanta. Ya realizaron unos ensayos y los van a retomar ahora en septiembre u octubre”. ¿Y, con respecto al hogar? “Soy ciento por ciento ama de casa cuando debo serlo. No me gusta terminar la noche con la casa hecha un desastre, incluso porque los bebés pueden tropezarse… Trato de dejar todo impecable, a veces me siento pulpo”, dice entre risas. 

Proceso de adaptación
En cuanto a su vida profesional, manifiesta que en los últimos meses, esta ha sido bastante intensa. “Cuando empecé a trabajar en N’ Boga, estaba estrenando en el teatro, La casa de Bernarda Alba, bajo la dirección de Marina Salvarezza. Esa semana fue superdura, pues a la vez que daba las noticias en el programa, pensaba en mi personaje, y además, era la primera vez que me separaba de mi bebé… Creo que adelgacé 5 libras en menos de 4 días… Ahora he aprendido que la salud y la familia son lo primero, así que puse un ALTO al teatro, debí adaptarme para poder retomar la actuación. Ya en septiembre empiezo con una nueva obra con Eduardo Muñoa… Jamás quiero dejar de actuar”. 

Confiesa que antes de convertirse en conductora de programas, no veía televisión. “A veces entraba un cantante al canal, y yo no sabía quién era, nunca fui de ver mucha televisión… Me he tenido que actualizar”. 

De la farándula y más…
Como toda figura pública se ha visto envuelta en uno que otro chisme. ¿Cómo  manejas este tema? “Cuando salí de El cholito, se quiso empezar un rumor, pero era más que obvio que yo estaba enferma, tenía una úlcera duodenal terrible; podía seguir y me moría o parar, descansar y que la novela me espere y retomar, pero el director no me quiso esperar. Gracias a Dios, toda mi familia me apoyó”.

¿Teatro cine o Tv.? “En la televisión inicié, y creo que me desenvuelvo con mucha facilidad. El cine me encantó porque es como el teatro, pero con una cámara en frente. Y he disfrutado mucho del teatro, porque solo tienes un comienzo y un final para hacerlo bien”.
Aunque parece que hay Giovanna para rato, al preguntarle cómo se ve de aquí en 10, 15 años, tanto en lo personal como en lo profesional, responde con sinceridad. “Sé que quiero ser feliz, seguir actuando por el resto de mi vida. Soy de las que me organizo para el día próximo, pero jamás me proyecto hacia el futuro”.

Giovanna con su esposo, Diego Azanza.

Hablando con la actriz
¿Qué te pone de mal humor? 
“La injusticia en todos los ámbitos”.
¿Qué te enamoró de tu esposo?  
“Inicialmente, sus ojos. El es un hombre tan sincero y lleno de valores, que me ha enseñado mucho. Yo siempre digo que él es mi mejor amigo…”.
¿Quieres actuar como villana? 
“Sí, seguro, como villana, como una loca. Estoy segura de que lo podré hacer algún día”.
¿Una estrella de cine con quién quisieras trabajar? 
“Al Pacino, Robert De Niro…Uno de los grandes”.
¿Siempre supiste que querías ser actriz? 
“Siempre me gustó y actué en todas las obras de teatro del colegio, pero no es que haya pensado en dedicarme en serio a esto”.

Siempre bella
¿Qué te gusta de tu físico? 
“Mis piernas. Si quiero sentirme más linda, trato de destacarlas”.
¿Eres muy vanidosa? 
“Para nada. He tenido que serlo. Mi hija es la que me sugiere que me arregle más para salir. Me dice: ‘¿Por qué no te arreglas como cuando sales en la Tv.?’”.
¿Fumas, bebes? 
“Sí fumo. Bebo, pero socialmente”.
¿Piercings? 
“Sí, y aún lo tengo”.
¿Ejercicios, dietas, rutinas de belleza? 
“¡Dietas!, ¿qué es eso?! ¡Jamás!”, dice y estalla en risas. “Hago ejercicios 3 veces a la semana. En el rostro uso crema hidratante y protector solar; además, trato de dormir 8 horas diarias”.

"Ahora he aprendido que la salud y la familia son lo primero, asÌ que puse un ALTO al teatro..." , y ahora va a retomarlo.

Maquillaje: Andrea Navarrete. Telf.: 6016502. Peinados.:Waleska Willson. Telf.: 6046432. Vestido D`Mori. Policentro planta baja.


Páginas: 1


Edición # 577 - 12 de septiembre de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio

Matrimonio Calisto - Alvarez
Pablo Calisto e Ivonne Alvarez contrajeron matrimonio en la Balbanera de Palugo, en Pifo donde también tuvo lugar la elegante recepción.

Leer más
sociales