Síguenos en:
facebook twitter
GENTE Jaime Tamariz: "El teatro todavía es un extraño en mi vida" Después de presentar tres exitosas obras en el 2012, conquistará al público con el gran musical Otra vez Navidad.


Jaime Tamariz: "El teatro todavía es un extraño en mi vida"

Ma. Gabriela Castro Pérez · mcastro@vistazo.com · Fotos: César Anchundia

La mente oficiosa e intuitiva del guayaquileño Jaime Tamaríz no se ha detenido este año. Ha presentado cuatro obras en tiempo maratónico: El montaplatos, Arte, Frankenstein y como aderezo perfecto para esta época, presenta Otra vez Navidad, donde el peludo, verde y cascarrabias Grinch, resucita de la obra infantil estadounidense de Theodor Seuss. "Nosotros, con esta broma de que en el 2012 se acaba el mundo, quisimos hacer todo lo que pudiéramos y nos propusimos un plan bastante ambicioso con el equipo". 

"Nosotros, con esta broma de que en el 2012 se acaba el mundo, quisimos hacer todo lo que pudiéramos y nos propusimos un plan bastante ambicioso con el equipo".

Su ritmo de trabajo es aceleradísimo ya que mientras está presentando una obra, está ensayando la siguiente. Gracias al compromiso de un gran grupo de producción y a su fiel colaboradora, Denisse Nader, quien es como la reina en el tablero de ajedrez, ha podido cristalizar cada una de sus ideas. 

Llegamos a su oficina, Daemon Producciones, donde se exhibía un desorden que anunciaba que más obras se avecinan a los escenarios guayaquileños. Su lugar de trabajo no es como los despachos citadinos: cuadrados, fríos y de pulcritud majestuosa. Había lámparas extravagantes que compró en Buenos Aires, peluches originales, telas, pelucas, un tumbado púrpura, botellas de vidrio con pepitas de colores dentro que evocaban algún escenario arrebatado de un cuento de hadas. 

Nunca planeó estar en este campo: "El teatro todavía es un extraño en mi vida". Tartamudea al hablar sobre el tema. Se emociona, balbucea, se vuelve a emocionar y no encuentra palabras todavía. "Es mi vida el teatro, pero aún lo siento como una sensación extraña y me gusta que sea así. Me resulta intrigante, me causa curiosidad y me dan ganas de seguir conociéndolo". 

Tamariz juega con los guantes de Grinch, personaje protagónico de la obra navideña que pondrá en escena.   

“Guayaquil es una ciudad llena de prejuicios y lo que hay que tumbar son paredes y construir puentes. Creo que hay muchos 'yo jamás haría' y faltan muchos 'yo haría' ”. 
recuadro 

Cuando ya percibía que se estaba poniendo viejo a sus 30 años y que había llevado una vida sedentaria, decidió partir a España para hacer algo de yoga y expresión corporal. Gracias a una amiga, se inscribió en un instituto donde impartían teatro, esgrima, danza afro y otras disciplinas que lo sedujeron. Entonces, lo que solo serían dos años de estadía en Madrid, se convirtieron en ocho. Después, se integró a la escuela de actores y en ese espacio conoció a varios españoles con los que está trabajando en Frankenstein, obra que atiborró la taquilla en el Teatro Sánchez Aguilar. 

Ha llevado a las tablas obras de dramaturgos extranjeros como Tennessee Williams, Harold Pinter y Quentin Tarantino, cuenta que es importante que el público guayaquileño viva también a Brecht y Shakespeare, que son clásicos del teatro y que  necesita compartir eso con los espectadores. “Yo creo que las historias pueden hablar de uno mismo porque por eso uno puede ver un clásico de Inglaterra del siglo pasado y sentirse identificado porque el humano es el mismo aquí, en la China o en la selva.” 

Construir puentes
No se rehúsa a nuevas posibilidades: “Yo tengo una premisa: cuando siento que tengo mucho rechazo, que jamás lo haría… lo hago.” Trabajar con David Reinoso es un ejemplo de eso. Cuando retornó de España, tenía ciertos prejuicios sobre sobre el desempeño del actor, pero sin restarle honor a su premisa, fue examinándolo poco a poco y ahora él participa en los proyectos de Daemon Producciones como Frankenstein y Perros. “Guayaquil es una ciudad llena de prejuicios y lo que hay que tumbar son paredes y construir puentes. Creo que hay muchos 'yo jamás haría' y faltan muchos 'yo haría'". 

Es acelerado, hiperactivo. Flash por aquí, flash por allá, no se inhibe ante la cámara en la sesión de fotos. Las intensas expresiones de su rostro son una muestra de su inagotable creatividad. Viene de una buena combinación: madre matemática y padre creativo. Tiene dos hermanas que también están inclinadas hacia el mundo del arte.  

No satisfecho con Otra vez Navidad y las tres obras que montó, en el 2013 presentará  El notario Cabrera y está preparando un cortometraje basado en un cuento del esmeraldeño Adalberto Ortiz. 

La tradicional obra navideña que presentará el 15 y 16 de diciembre en el Teatro Sánchez Aguilar, lo incentiva, lo emociona, lo cautiva. Mientras juega con los guantes de Grinch, comenta que será un gran musical, que habrá nieve, doce artistas en escena, vestuario impresionante, escenografía de ensueño que impactará a los niños… Es un padre orgulloso de su creación. "Lo que queremos resaltar con Grinch es que la Navidad es un encuentro y esas son oportunidades maravillosas, que en la vida hay que valorar". 

¿Sabías qué....  
Jaime Tamariz antes de ser director de teatro estudió diseño industrial, se licenció en comunicación social, sacó una especialidad en diseño gráfico y marketing, y fue director de arte en varias empresas de publicidad?



Páginas: 1


Edición # 580 - 12 de diciembre de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.