Síguenos en:
facebook twitter
GENTE Maria Fernanda Pacheco de Rodas | El corazón de la alcaldía La primera dama de Quito nos abre las puertas de su casa para hablar de su familia y sobre el reto que está tomando como parte del equipo de trabajo de su esposo, el nuevo alcalde de la capital ecuatoriana.


Maria Fernanda Pacheco de Rodas | El corazón de la alcaldía

Por WENDY SALAZAR  | WSALAZAR@vistazo.com
PRODUCCION: WENDY SALAZAR Y MARIA FERNANDA CASTILLO ANDRADE 
Fotos: SEBASTIAN OQUENDO


Llegamos a su casa en la vía a Tanda y nos recibió con una calidez y una sonrisa que nos hicieron olvidar las bajas temperaturas de Quito en las primeras horas de la mañana. Con un atuendo sencillo: pantalón, chompa, zapatos bajos y el rostro al natural, se sentó en una de las sillas del comedor de la casa y se puso en manos de los expertos, quienes empezaron a trabajar en el peinado y maquillaje. “Yo no soy de maquillarme mucho”, comenta, quizás como una forma de sugerirnos que no le hagamos un look demasiado recargado, pero se emociona al pensar que al regresar su esposo en la noche, de un viaje a Guayaquil, la verá especialmente arreglada. Nos comenta sobre lo ajetreadas que han sido las últimas semanas, pero que, de igual manera, las ha vivido con mucho entusiasmo. Habla con chochera de sus dos hijos, Mauricio Alberto, de 2 años y 3 meses, y Ana Cristina, de apenas 3 meses de nacida, y en cada una de sus acciones, deja al descubierto su lado maternal. “Soy una mamá consentidora al 100%, pero marcando límites. Mi mayor sueño en la vida es hacer de nuestros hijos unos niños de bien, que desarrollen sus capacidades. Quisiéramos un tercero (hijo), para que nos acompañe más adelante, siempre lo hemos pensado, pero todavía no está definido”, dice, al hablar de sus pequeños, frutos de su matrimonio con Mauricio Rodas Espinel, alcalde electo de Quito por el movimiento Suma 23.

En casa de los Rodas 
Habla de su esposo con amor y orgullo. Nos cuenta que juntos disfrutan salir a comer e ir al cine. "A lo mejor es poco el tiempo que podemos compartir ahorita que nuestra bebé tiene 3 meses, pero aunque sea rentamos una película y la vemos; además, yo trato de acompañarlo en todo su entorno político. En familia nos encanta pasar tiempo en casa. A Mauricito le gusta jugar fútbol con su papá, y Mauricio disfruta el poder hacerlo, así como poder pasar con la bebé, estar en la hora del baño… Nos gusta compartir en familia, y bueno, estamos enamorados, por supuesto". ¿Se involucra usted en las tareas del hogar? "Me encanta cocinar…". ¿Qué le gusta comer al alcalde? "Le fascina el ceviche, los maduros y también ahora le gustan las arepas…", nos cuenta María Fernanda, a quien cariñosamente su esposo la llama "güerita". ¿Y algún apodo que usted le diga al alcalde? "Güerito", confiesa y ríe.


Su aliento y su roca 
Con un acento caribeño que se mezcla con un dejo adquirido en la Sierra, relata que mantiene una muy buena relación con Adriana, la hija mayor de Mauricio, que tiene 18 años y quien por ahora vive fuera del país. Este padre amoroso y prestigioso profesional que se ha abierto camino como una flamante figura política, tuvo también su época de inclinación artística en los años de juventud, pues formaba parte de un grupo de rock.  ¿Le ha dado serenatas? "Hay una experiencia muy chévere, que fue en nuestro matrimonio civil. Él se aprendió una canción muy clásica venezolana, que es El alma llanera, la cantó frente a todos los invitados, como un regalo tanto para mí como para mi familia", relata. Y es que realmente él proyecta la imagen de un hombre sencillo, pausado, que por fortuna cuenta con una compañera que es su soporte, su roca. "Yo busco ser su mayor apoyo, su canal de comunicación, su válvula de escape, como él lo es para mí. Si estoy cansada, él representa un cariño, un abrazo, un momento agradable y me ayuda a pasar bien cualquier día difícil".

Sinceramente…
Un refugio: “Mi hogar”. 
Una causa: “Libertad”. 
Una consejera/o: “Mi mamá”. 
Una canción: “Volví a nacer, de Carlos Vives”. 
Un país: “Ecuador/Venezuela”. 
Un deporte: “Correr”. 
¿A qué le teme?: “A la soledad”. 
Un defecto: “La terquedad”. 
¿Cuándo llora?: “Cuando extraño”.

Los Rodas en un viaje a la selva ecuatoriana.

"Nosotros nos unimos mucho siendo extranjeros en otro país", sostiene y se refiere a ellos dos como "un equipo".

Desde el Patronato
En más de una ocasión ha manifestado que como parte de su trabajo en el Patronato San José, intensificará sus esfuerzos por la niñez, las mujeres y los adultos mayores. ¿Qué planes específicos tiene para estos grupos? "Ese es un tema que me apasiona, realmente estoy superemocionada por la oportunidad que tenemos. A nuestros niños, sobre todo, los vamos a proveer de un espacio donde crecer felices y con oportunidades de aprendizaje, con las guarderías de barrio. A través de este tema, no solo estaremos apoyando a los pequeños, sino también a las madres, para que puedan salir a trabajar  y crecer. Por otro lado, es muy importante retribuirles a los adultos mayores, todo lo que ellos le han dado a la ciudad. Tenemos otros grupos vulnerables a los que queremos apoyar: las mujeres maltratadas, algo que a estas alturas es inadmisible". Motivada, seguramente, por sus conocimientos adquiridos gracias a sus estudios de Historia del Arte, María Fernanda anhela poder desarrollar espacios de cultura para los niños y jóvenes de la capital. "Vamos a potenciar el arte quiteño", recalca.

Paralelo a sus funciones, María Fernanda está presente en la rutina diaria de sus hijos.

El matrimonio eclesiástico de María Fernanda y Mauricio fue en Caracas en el 2010.

Con el corazón
Familia: “Amor”. 
Política: “Oportunidad”. 
Venezuela: “Difícil”. 
Mauricio: “Mi mayor orgullo”. 
Alcalde de Quito: “Un reto”. 
Quito: “Amor”. 
Hijos: “Nuestro gran compromiso”. 
Arte: “Pasión”.

¿Figura política?
Nacida el 9 de junio de 1982, en Venezuela, recuerda que en algún momento de su vida, quiso estudiar periodismo. "... Luego me decidí por ingeniería industrial porque me pareció que podía aplicarla a distintas cosas, no me encasillaba en una sola". Así, llegó a una consultora, y a través de su trabajo vivió en Buenos Aires (Argentina), Bogotá (Colombia) y en México, en el D.F.  Fue justamente en este último país donde conoció a Mauricio Rodas. "Nosotros nos unimos mucho siendo extranjeros en otro país", sostiene y se refiere a ellos dos como "un equipo". Y así lo reflejan. ¿Le agrada la política? "Me gusta mucho la política que hace Mauricio, positiva, constructiva, de generar nuevas ideas, con gente joven, sin pasados políticos… Esa es la política que me gusta”. Y obviamente deja claro que quiere ser parte activa del trabajo de la Alcaldía (de Quito). ¿Y si le pidieran que formara parte de un cargo público? "Yo siempre he pensado que, como en todo, 'Zapatero a su zapato'. Mi esposo se ha preparado para esto, ha estudiado. Mi intención no es hacia el ámbito político sino hacia el ámbito social". ¿Y si llegara la sugerencia? "No, no tengo ninguna inclinación por ello. Yo soy su apoyo social". 

Mauricio Rodas, su esposo, y Mauricio Rodas, el alcalde, ¿qué es lo que más admira de cada uno? "De mi esposo, admiro su capacidad de trabajo duro. La verdad… es incansable. Y como alcalde, su transparencia".

"Me gusta mucho la política que hace Mauricio, positiva, constructiva, de generar nuevas ideas, con gente joven, sin pasados políticos…".

Plegarias por Venezuela
Asegura que lo que más extraña de su país es su familia. ¿Qué siente al ver la situación actual de Venezuela? "Mucha tristeza y preocupación por lo que está sucediendo. Rezo todas las noches porque se solucione bajo un esquema democrático,  que es muy importante. Mauricio y yo somos fieles creyentes de un entorno democrático". 

Se define como una quiteña de corazón. ¿Qué significa eso para usted? "Estar enamorada de una ciudad que me abrió los brazos, que cuando yo llegué acá, me trató muy bien, igual que a muchos extranjeros o personas de otras provincias. Es mi cuna, es mi hogar, además que le di el mayor regalo que le pude haber dado a una ciudad, que son mis dos hijos quiteños". A juzgar por su entusiasmo y ganas de trabajar, la capital ecuatoriana y el Ecuador en general recordarán a María Fernanda Pacheco y a Mauricio Rodas, por muchas cosas positivas, luego de los cuatro años de su permanencia en la alcaldía… "Como unos jóvenes muy valientes que se han esforzado día y noche por hacer un mejor Quito".


Muy femenino
Prendas básicas: “Un pantalón negro y una camisa blanca”.
Una fragancia: “Varias, pero el jazmín me encanta”.
¿Dietas y ejercicios?: “No, en lo absoluto”.
Infaltable en su cartera: “Chocolates para mi hijo”.
Una adicción de mujer: “El teléfono”.
¿Conectada con las redes sociales? “Sí, bastante”.

La primera Navidad de los Rodas Pacheco con la pequeña Ana Cristina.

Vestuario: BCBG MAXAZRIA, Mall El Jardin. Quito.  Maquillaje y peinado: Eliberto Rodriguez y Fernando Calero. Cel.: 0994192546. Estilismo: Estefania Reyes. Cel.: 0984618504.


Páginas: 1


Edición # 596 - 21 de abril de 2014

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio civil

En la casa de los papás de la novia en Montañita, contrajeron matrimonio civil Tatiana Vernaza Gonzenbach y Ricardo Flores Gallardo.

Leer más
sociales