Síguenos en:
facebook twitter
GENTE Amor sin barreras Te ofrecemos tres románticas historias que han traspasado las fronteras de la religión, la edad y la raza.


Amor sin barreras

Por Carla de Patiño
cpatino@vistazo.com


MÁS ALLÁ DE UN DIOS
Daniel Ehrenfeld y Saruka Rodríguez


La parte más importante de la vida de Saruka Rodríguez la constituyen su esposo Daniel y su pequeño hijo Noah: “Ha sido un sueño tener una familia juntos, la llegada del bebé ha dado más sentido a nuestras vidas”. El complemento de su vida familiar, es su faceta profesional en el campo del diseño de joyas. Es importante mencionar que esta activa mujer manabita fue, a los 24 años, la Asambleísta más joven del país, en el período 2009-2014. Se desempeñó también como Concejal por su provincia y trabaja en su fundación de ayuda social.
Al recordar el desarrollo de su relación menciona que a pesar de que los dos son de diferentes culturas y religiones (él es judío, ella católica), siempre existió confianza mutua y respeto hacia sus diferentes creencias. Ella sigue siendo católica, participa de las actividades del judaísmo y no descarta algún día adoptar esa religión. Su hijo es judío como su padre. “He tenido clases de religión, he aprendido mucho”,  comenta ella.

Habla Saruka
¿Hace cuántos años conoces a Daniel? 
Ya son 8 años y aunque suene trillado siento que fue ayer.
¿Cómo se enamoraron? 
Fue después de conocernos en un bar. La conquista fue de a poquito, empezamos a hablar y a salir con frecuencia. En cuestión de días me di cuenta de lo mucho que me gustaba su compañía.
¿Quién enamoró a quién?
Creo que fue un sentimiento mutuo, Daniel es un hombre muy apuesto, pero más allá de eso, yo vi en él un hombre respetuoso, detallista, inteligente, trabajador, de una personalidad y sentido del humor impresionante…
¿Alguna anécdota que recuerdes? 
A nuestras tres primeras citas llevé a mi hermana con nosotros, me daba un poco de pena ir sola, hasta que un día él me dijo: “Hoy salimos tú y yo, tu hermana me cae bien, pero me gustas tú…”.
¿Cuándo decidieron casarse?
Fue después de haber sido novios durante algunos años, entre idas y venidas nos dimos cuenta de que nuestro amor sobrepasaba cualquier barrera.
Hoy Dios nos ha bendecido al ser padres de un hermoso niño y ver así consolidado nuestro sueño, lo que nos hace los seres más felices del mundo. 

Secretos de pareja
 ◆ Confianza y mucho amor. 
◆ Compartir y respetar nuestras diferencias.

Fotos: Gabriel Pazmiño

UN BINOMIO PERFECTO
Jurgen Spelier y Carmen Espinoza


Jurgen Spelier, holandés de nacimiento, se instaló en Ecuador a inicios de los noventa. Trabajó como Director Académico de la Escuela de Arte Culinario y Administrativo de Alimentos y Bebidas de la Universidad San Francisco de Quito durante un tiempo y, siguiendo la tradición panadera de su familia, hace 3 años abrió, junto a sus socios, el Jurgen Café. 
Está casado con Carmen Espinoza desde hace 18 años.  Ella es de Estación Carchi, cantón Mira, un pueblito escondido entre las montañas y el polvo. Los dos separados, separados de sus anteriores parejas y ella con una hija, se encontraron e iniciaron un camino en común. 
Carmen confiesa que la primera vez que visitó a sus suegros en Holanda tuvo un poco de miedo, debido a su diferencia racial, pero el ver a su suegro dándole la bienvenida con los brazos abiertos borró cualquier duda en ella. 
Jurgen y Carmen tienen ahora a Maya, una hija que es la reafirmación de su relación.
Lo que nos cuenta Carmen  
¿Hace cuántos años conoces a Jurgen?
Desde hace alrededor de 20 años. Empezamos como amigos, desde la primera cita hablamos mucho, fue clave para conocernos…
¿Cómo se enamoraron? 
Yo trabajaba como mesera en una cafetería, él vino junto a su novia y un amigo un día. Yo los atendí, el empezó a venir ya solo casi cada tarde. Me dejaba recados con su amigo, yo estaba peleada con mi novio…Quedamos en salir y así empezó todo.
¿Quién enamoró a quién? 
Fue desde un principio una relación muy natural, sincera, sin secretos, de los dos.
¿Alguna anécdota simpática que recuerdes? “Empezamos a vernos y a conocernos, lo que naturalmente nos llevó a vivir juntos. Mi hija Sol, de 7 años vivía con nosotros. Pasaron pocos meses y un día mi hija le preguntó a Jurgen cómo debía llamarlo. El respondió que como ella quisiera: Jurgen, tío, amigo… Ella respondió “papá”. Eso fue todo lo que él necesito para proponerme matrimonio”. 

Secretos de pareja
◆ “El ser uno mismo, tal cual es. Lo más importante después del respeto y amor es que nada es forzado en nuestra relación”, dice Carmen.
◆ “Siempre compartimos todo, la relación se basa en una confianza neta”.

Fotos: Sebastián Oquendo.


CORAZONES SIN EDAD
Guillermo González y Michelle Oquendo


A Michelle la oímos diariamente en su programa radial, “Desde mi visión” que se transmite de 15:00 a 17:00 por Radio Visión.  Este espacio ha ido evolucionando a través del tiempo y acaba de cumplir 10 años al aire, todo un hito dentro de la comunicación.
Hace poco más de 2 años la periodista contrajo matrimonio con Guillermo González, de quien la separan 35 años. Michelle explica que ella siempre se ha sentido muy cómoda con gente mayor y cree que los problemas entre la pareja no son por diferencias de edad, sino que vienen por desacuerdos y falta de compromiso. 
De su unión nació su hija Raquel, que es para la pareja lo más importante en sus vidas.  
Lo que nos cuenta  Michelle
¿Hace cuántos años conoces a Guillermo? 
Guillermo es amigo de mi padre, ellos se conocen hace casi 20 años. Yo también lo conocía, pero lo veía muy poco en esa primera etapa.
¿Cómo se enamoraron? 
Las pocas veces que lo veía, siendo amigo de mi padre y yo muy joven, sentía una enorme empatía hacia él, me parecía un hombre abierto y contemporáneo a pesar de nuestra diferencia de edad. Nos caíamos bien y charlábamos con fluidez de distintos temas. Pasaron muchos años, alrededor de 10 y nos volvimos a encontrar en otras circunstancias. Guillermo es español y había regresado definitivamente a su país, nos volvimos a ver y… En ese punto yo tenía cerca de 30 años.
¿Quién enamoró a quién?
Fue algo mutuo e inesperado a la vez.
¿Alguna anécdota simpática digna de recordar? Bueno, no sé si sea simpática, pero algunas veces piensan que soy hija de Guillermo. La verdad es que físicamente no nos parecemos en nada, pero claro, la gente no se atreve a preguntar directamente que vínculo tenemos y prefiere llegar a conclusiones erradas. Aparte, cuando ya saben que somos casados, noto en sus ojos unas calculadoras humanas que quieren adivinar la diferencia de edad. Se mueren de curiosidad por saber cuántos años tengo yo y cuántos él.
¿Cuándo decidieron casarse?
Nos tomó poco el decidir ir a vivir juntos. Luego de 4 años, Guillermo me pidió que nos casáramos. La verdad es que para mí nunca ha sido demasiado relevante un contrato matrimonial. Estamos juntos desde hace ya casi 12 años. 


Secretos de pareja
◆ “Mi padre me dijo algo clave en la adolescencia: ´La base del amor es la admiración´, ni más ni menos una gran verdad. Yo a Guillermo lo amo, lo respeto y lo admiro…”
◆ “Somos muy parecidos en gustos y costumbres. Vivir con alguien diametralmente opuesto a uno, no funciona. Los polos opuestos no se atraen, se repelen”.

Fotos: Sebastián Oquendo.


Páginas: 1


Edición # 618 - 01 de marzo de 2016

Malabares Cotidianos

Febrero movedizo

Kit de emergencia para el mes del amor.

Leer más

sociales

Aquí y ahora

Tijeras con patas

Fui directo al cuarto de mi hija de 14 años, donde normalmente lo “perdido” aparece (nunca las tijeras. Y me prometí que al hallarlas las amarraría con piola al primer cajón del velador…).

Leer más

sociales

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.