Síguenos en:
facebook twitter
MODA KENNETH COLE: El impacto de un nombre Para él, la moda es cambio, es estar conectado, es ser parte del mundo. Lo “fashion” está en las redes sociales y en lo más íntimo de cada uno.
Por María Gabriela Gálvez Vera ggalvez@vistazo.com
Exclusivo desde Panamá | Fotos: Cortesía


KENNETH COLE: El impacto de un nombre

HOGAR celebró junto a este famoso diseñador sus 10 años en el mercado latinoamericano. 

A  pesar de ciertos momentos de lluvia pertinaz, una radiante y dinámica ciudad de Panamá se convirtió en el escenario en el que asistiríamos a la gran fiesta de celebración del diseñador Kenneth Cole, por cumplir su décimo aniversario en el mercado de América Latina. En Ecuador, su presencia se ha fortalecido este último año, con la apertura de tiendas en Quito y Guayaquil, donde las colecciones van cambiado tal y como lo hacen en la casa matriz de Estados Unidos.

Pero… ¿cómo es  Kenneth Cole?  Personalmente, siempre había asociado su nombre a zapatos, accesorios y ropa con mucho estilo, pero nunca a una persona de carne y hueso. El Kenneth Cole de mi imaginario no tenía rostro… solo se traducía en prendas llenas de estilo. Un encuentro casual a la hora de desayunar en el hotel, hizo que lo conociera mucho antes de la cita formal prevista. Es un hombre alto, delgado, elegante, de cincuenta y tantos años. Muy “casual chic”. Muy "newyorker", directo y amable. Observador hasta el punto obsesivo de fotografiar con su teléfono celular los zapatos de la gente a su alrededor. Por supuesto, las mujeres, fascinadas, hacían que sus pies posaran para él… quién sabe si con la secreta intención de convertirse en la musa inspiradora de este gran diseñador, que se inició como creador de una línea femenina de calzado en 1982. 

En ese momento también, al mirarlo,  me percaté de que la moda traía de vuelta las puntas estrechas en el calzado masculino. Si Kenneth Cole usa camisas con pequeños cuadros, pantalones beige sin pinzas y zapatos puntiagudos, esa es la tendencia del momento, sin discusión. 

De cómo triunfar en la vida
Pero antes de  cualquier celebración, primero lo acompañamos en  momentos de reflexión, enseñanza y filantropía. Estos aspectos siempre han estado ligados a su carrera y  publicidad,  que se ha distinguido por  anuncios llenos de ironía, a veces hasta políticamente incorrectos, pero con el afán de concienciar sobre los problemas que nos rodean.  

Muy temprano llegamos (y hablo en plural, porque además de la prensa estaban los representantes de las franquicias de la marca en América Latina) a un encuentro con los estudiantes de la Universidad  Católica Santa María La Antigua,  básicamente, sobre cómo ser un buen emprendedor. “Hay que trabajar duro en la escuela y tienes que conectarte con lo que haces”, les dice el diseñador, quien deja claro también que la comunidad y las empresas deben relacionarse. “Si todo lo que haces, lo haces bien, eso será una gran plataforma para tus negocios”, afirma a cientos de jóvenes ansiosos por descubrir las claves del éxito, que para mí se resumieron en trabajo incansable, creatividad y saber aprovechar las oportunidades.  

Kenneth Cole creció en Long Island, Nueva York,  pasó mucho tiempo libre como aprendiz de estantería en una zapatería local, y no fue ningún improvisado en el negocio del calzado, ya que trabajó un tiempo en la compañía familiar, la  de los zapatos Candie's –muy famosos desde la época disco hasta hoy–. Por diferencias en iniciativas publicitarias y diversificación de productos, decide independizarse de su padre y es allí cuando empieza su línea, llegando a popularizar su propio nombre. 




Un encuentro global
Este hombre, cuya marca figura desde 1994 hasta la actualidad, en la lista anual de Forbes como una de las 200 Mejores Pequeñas Empresas del Mundo, se dirigía hacia América Latina de tres maneras: primero, con el contacto con los jóvenes estudiantes; luego con un recorrido por la Fundación Nutre Hogar de Panamá, donde realizó una importante donación para niños de escasos recursos económicos a nombre de su funfación Awearness; y luego con un acercamiento con la prensa, mostrándose sumamente comunicativo, a pesar de la apretada agenda. 

• ¿Qué tipo de persona tiene en mente a la hora de diseñar? 
En los negocios dicen que uno tiene que ponerse en los zapatos de sus clientes, pero para mí, en el trabajo, eso es literal. Yo tengo suerte porque siempre le digo a los demás qué usar… y pienso en alguien que sea seguro de sí mismo y que tenga cierta esencia de estilo. Yo, por ejemplo, siempre me pregunto si usaría esto o aquello… 

• ¿Qué es la moda para usted? 
Moda es cambio. Hoy en día, por el Internet y las redes sociales hay una expresión colectiva, existen consumidores de  alta moda en todas partes. Se refleja el sentido colectivo de lo que es lujo, modernidad, lo casual, las nuevas tendencias. Como diseñador, mi trabajo es escuchar bien lo que la gente quiere y dárselo con un punto de vista específico. 

• ¿Y qué quiere la gente? 
Ropa que le quede bien y tenga personalidad, que sea cómoda y fácil de usar. Tiene que haber un elemento funcional… Quiere piezas con las que se vea bien y se sienta bien. No hacemos nada muy casual o nada muy formal, sino piezas que pasen del trabajo al cóctel. 

• Usted ha dicho que se necesita crecer cada día en el negocio de la moda, ¿cómo lo logra?
Pienso que a través de la comunicación. Y eso es hoy el Internet y las redes sociales. Uno está siendo contactado todo el tiempo y hay que escuchar y responder… dialogar. Es un intercambio. En el pasado hacíamos colecciones que tenían mayor permanencia, hoy todo es más rápido, los consumidores cambian, se expresan ellos mismos. Internet es un medio interesante, porque te permite conectarte con gente constantemente, algo que antes solo lograbas si ibas a una tienda en el momento específico. 

• ¿Por qué luego de 20 años en Estados Unidos decide expandirse a América Latina? 
Porque encontré grandes socios que me impulsaron a tomar la decisión de expandirme. Ha sido una gran sociedad, hoy tenemos 52 tiendas. América Latina  no es hace como 20 años, tiene una aceptación global de la moda. 

• ¿Piensa, entonces, que la ropa está globalizada? 
Creo que sí y creo que es necesario.  Luego se detiene para reflexionar que, a pesar de que la moda hoy en día es global, también pone cuidado en los detalles. “Nosotros personalizamos piezas. Pensamos globalmente y actuamos localmente”, aclara. Y lo hace en todas sus líneas, donde adapta sus diseños de acuerdo al mercado, pensando siempre en la cultura, las siluetas, las tallas y el clima. 

La fiesta de celebración, ofrecida por Daniel Antebi y Dennis Oller, quienes han llevado la franquicia de Kenneth Cole desde Panamá a 13 países latinoamericanos, fue todo un éxito. Sorprendió la entrada triunfal de una cantante en una moto, para deleitar a cientos de personas con un tema de Bon Jovi, recordando una alianza de Cole con el rockero, para presentar una colección de ropa en el 2006.  

Poco a poco, bajo una iluminación entre lila y fucsia, el ánimo de los invitados se empezó a encender y no faltó quien sacara a bailar un contagioso ritmo tropical al diseñador, quien se movía con entusiasmo (¿o se entusiasmaba con sus movimientos?). 

Siempre rodeado de sus colaboradores más estrechos, un staff de mujeres sumamente organizadas, que no lo abandonan ni a sol ni a sombra, se acercó a todos y se mostró cercano, porque él está consciente de “que lo que representa es más importante que lo que se presenta” y que “saber lo que ocurre es más importante que lo que llevamos puesto”, como afirman los lemas más conocidos de sus campañas publicitarias.


 
LA ANECDOTA DE LA OSADIA  
Para motivar a los jóvenes que lo escucharon en Panamá, relató una de las historias de las que más se enorgullece. “Cuando yo quería abrir mi compañía de zapatos pero no contaba con suficiente dinero, supe que era más fácil obtener crédito en fábricas de Europa”. Fue para allá, diseñó una colección y volvió a Estados Unidos para venderla. Quiso entonces poner un showroom en un centro comercial de Manhattan, no lejos del hotel Hilton, pero los costos se lo impidieron. “Tuve una idea. Llamé a un amigo que estaba en el negocio de camiones y le pedí que me prestara uno para estacionar en el centro comercial. Aceptó, pero me deseó buena suerte para obtener el permiso”. Cole fue a la oficina del Alcalde a solicitar la autorización y allí le dijeron que solo se los daban a las empresas que filmaban películas  y a las de servicios públicos. “Ese día me fui al almacén de útiles de oficina y cambié el membrete de la compañía de Kenneth Cole Inc. a Kenneth Cole Productions Inc. Y al día siguiente solicité un permiso para filmar una película  llamada “El nacimiento de una compañía de calzado”. Colocó su remolque en la Sexta Avenida y empezó su negocio con modelos que hacían el papel de actrices. En dos días vendió 40 mil pares de zapatos y hasta la fecha, la compañía mantiene la razón social que le sirve como un recordatorio de la importancia de la inventiva y de la forma innovadora de resolver los problemas. 

“Nosotros personalizamos piezas. Pensamos globalmente y actuamos localmente”. 

PRECISIONES 
• Kenneth Cole ha impactado por su publicidad controversial, a través del humor y creando conciencia social. El, por ejemplo, fue el primer miembro de la moda en utilizar sus anuncios para luchar contra el Sida. En  1986, su publicidad favoreció a la Fundación Americana de Lucha contra el Sida, e involucró a personalidades como la actriz Andie MacDowell y la supermodelo Christie Brinkley. Al tema del Sida le siguió el de los desposeídos. 
• Creó el look  de los ternos simples, negros y de 3 botones; con corbatas monocromáticas y sutiles y mocasines lisos. 
• La firma maneja tres marcas: Kenneth Cole New York, clásica y sofisticada; Reaction Kenneth Cole, deportiva y casual y Unlisted, con accesorios y zapatos con enfoque más juvenil.  
• En 1998 la revista People lo nombró el Empresario más sexy del año. 
• Estudió Leyes en Emory University, en Atlanta. 
• En 1987 se casó con María Cuomo, hija de Mario Cuomo, quien fuera 12 años Gobernador del Estado de Nueva York. Con ella tiene tres hijas: Emily, Catie y Amanda. 

Agradecimientos: Mariana de Valencia. Tiendas Kenneth Cole.  Mall El Jardín, local 228. Telf: 2980190, segundo piso, Quito/ San Marino Shopping, segundo piso, local 27. Telf.2083411.  Guayaquil. 


Páginas: 1


Edición # 574 - 13 de junio de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio

En la iglesia Josemaría Escrivá de Balaguer contrajeron matrimonio María Isabel González Acevedo y José Vicente Ortega Illingworth. Recibieron a sus invitados en los salones del Club de la Unión.

Leer más
sociales