Síguenos en:
facebook twitter
PAREJA ¿Qué quieren las mujeres en la cama? Lo que he descubierto que nosotras deseamos de nuestro encuentro sexual.


¿Qué quieren las mujeres en la cama?

Por Alessandra  Rampolla

Son muchas las mujeres que me consultan, quejándose de que sus vidas sexuales no son satisfactorias. Y me he dado cuenta de que con frecuencia este sentimiento de frustración se relaciona a que ellas mismas no se han preguntado qué quieren  del encuentro íntimo. De hecho, a nosotras nos cuesta más que a los hombres admitir y comunicar lo que deseamos. 
Así que las invito a que hagamos el siguiente ejercicio. Les voy a pasar 10 cosas que yo he descubierto que nosotras deseamos de nuestro encuentro sexual. Les propongo que con absoluta honestidad descubran con cuáles más se identifican y que por supuesto, luego se lo comuniquen a sus parejas.

1. Sentirnos sexis: Toda mujer necesita sentirse atractiva y deseada; por más que tenga 20 años de matrimonio. Pero sentirnos sexis no siempre es tan fácil. En ocasiones, nosotras mismas nos despojamos de nuestra propia sensualidad. Eso ocurre, por ejemplo, cuando vamos a la cama como si se tratase de una tarea doméstica más, porque nos avergonzamos de nuestros cuerpos. 

Ser sexi no significa posar y lucir como una modelo de Playboy. Significa, sobre todo, sentirnos seguras de nuestras capacidades amatorias, de provocar al otro, de sentir y de hacer sentir. Pero también ellos tienen que hacernos sentir sexis. Y aquí les hablo directamente a ustedes, muchachones: díganle a su chica cuánto les gusta, las partes de sus cuerpos que les atraen, lo bella que se ve esta noche. Verán que el efecto será inmediato: ella se soltará, y será más activa en la cama.

2. Tiempo: Sí, ¡¡¡¡necesitamos tiempo!!! Aunque en ocasiones ese sexo arrebatado y salvajemente desaforado sea absolutamente excitante; generalmente necesitamos dedicarle tiempo al juego previo. Para nosotras es indispensable que haya un ambiente propicio, con caricias, palabras y besos; en cambio para ellos, en la mayoría de los casos, sólo basta con que piensen en sexo para lograr una erección. A nosotras, excitarnos, nos lleva unos 20 minutitos…

3. Besos, cariños y mimos: La realidad es que las mujeres NECESITAMOS sentirnos consentidas y mimadas. Nos excita y sobre todo, nos hace sentir bien, que nos besen mientras hacemos el amor, que nos transmitan que este momento es más que un encuentro físico, que hay intimidad, que hay sentimientos involucrados.

4. Que descubran nuestras zonas erógenas: Todas tenemos un lugarcito en nuestro cuerpo que cuando es besado o acariciado, se nos ponen los pelitos de punta. Para algunas es el cuello, para otras está justo detrás de la nuca, y hay quienes pierden el sentido, con un leve soplidito en el oído. Facilítenle a su pareja el descubrimiento de ese puntito mágico. ¿Cómo lo hacen? Llevando su manita hacia esa dirección, inclinando el cuello de manera tal que lo inviten a besarlo; o simplemente diciéndoselo directa y amorosamente.

Hacer el amor
Significa sentirnos realmente amadas. Hacer el amor trasciende lo meramente físico, y el placer es pleno: corporal, emocional y espiritual. Muchos hombres que realmente aman a sus parejas no saben cómo hacerlo. Suele suceder que ellos están muy preocupados por su propia performance y eso les hace olvidar que un beso profundo y cariñoso, una sonrisa tierna, una caricia amorosa, nos da mucho más placer que el sorprendente desempeño de un actor de una Triple X.

5. Palabras de alto voltaje: Una palabrita o frase dicha en el momento preciso, derrite hasta a la más gélida. ¿Cómo hacemos para que nuestra pareja empiece a decirlas? Pues, una buena manera es comenzando nosotras. Vale la pena animarse…¡¡¡ se los aseguro!!!

6. Sentirnos complacidas: Recuerdo a una paciente que un día me dijo: "Siento que mi esposo me usa de retrete". Una queja lapidaria y muy triste. Ella sentía, como muchas otras mujeres, que su pareja la usaba para satisfacer una función fisiológica. No hay mujer que pueda sentirse bien en la cama de esta manera. 
Para nosotras es vital que para él sea importante nuestro propio placer, que se esmere en complacernos, que nos explore. Y al respecto, quiero contarles que un estudio del famoso instituto Quince descubrió que los hombres más felices son aquéllos que le dan importancia a los orgasmos de sus parejas. Una razón más para que se atrevan a pedir, para que digan cómo les gusta y para darle a sus orgasmos el lugar que se merecen.


7. Mirarnos a los ojos: Ya sea que nos coman con la mirada o que nos miren tiernamente,  la sensación es maravillosa.  Para las mujeres, que nos miren es importantísimo. No sólo porque nos sentimos más sensuales, sino porque necesitamos "saber" que él está ahí con nosotras.Cuando no se detienen a mirarnos, nos transmiten esa sensación de que están en otro lugar, con otra persona.Eso no significa que tienen que estar con los ojotes abiertos todo el tiempo, pero sí comunicarnos con la mirada que en este momento somos "nosotros dos", absolutamente conectados el uno con el otro.

8. Hacer el amor cuando todo termina: Sí, nada nos hace sentir peor y más vulnerables que un hombre que salta de la cama a bañarse, cuando terminamos de hacer el amor. Necesitamos que después nos acaricien y nos abracen. 

Sabemos que ellos después de la eyaculación entran en el período refractario y pueden llegar a quedarse dormidos. Pero ¿no les cuesta nada dormirse acurrucaditos, abrazados a nuestro cuerpo, verdad?

Toda mujer necesita sentirse atractiva y deseada; por más que tenga 20 años de matrimonio.


Páginas: 1


Edición # 591 - 15 de noviembre de 2013

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio Bjarner – Aguirre

En la iglesia San Josemaría Escrivá de Balaguer se celebró el matrimonio de Tanny Aguirre Barriga y León Bjarner Febres Cordero. Los padres de la novia recibieron a sus invitados en la "Moraleja".

Leer más
sociales