Síguenos en:
facebook twitter
PORTADA Dieta Dukan: De moda, pero... Los seguidores de este plan alimenticio se cuentan por miles, entre ellos varias famosas. Promete perder peso sin recuperarlo, pero autoridades sanitarias europeas advierten sobre sus efectos nocivos para la salud.


Dieta Dukan: De moda, pero...

Por Alexandra Zurita Andrade azurita@vistazo.com

Hace unos meses, la prensa de espectáculos no dudó en destacar la estilizada silueta de la actriz Penélope Cruz, tan solo unas semanas después de haber dado a luz a su hijo Leo, fruto de su matrimonio con el también actor español Javier Bardem. Las imágenes de su ya recuperada figura dieron la vuelta al mundo y la pregunta que todos se hacían (¿cómo bajó tan rápido?) fue contestada de inmediato: con la dieta Dukan. Por aquellos días, también se supo que la hoy princesa Catalina –Kate Middleton– y su madre, así como la modelo Gisele Bündchen y las cantantes Jennifer Lopez y Beyoncé eran seguidoras de este método de pérdida de peso, así como miles de personas, quienes han sido seducidas por las promesas del doctor Pierre Dukan de perder peso sin recuperarlo de nuevo.
El éxito de este nutricionista francés no solo se basa en su dieta en sí, sino en toda la maquinaria publicitaria que utiliza y que se basa mayormente en su página web, existente en varios idiomas, en la que pone al alcance de todo el mundo su régimen, sus consejos, sus motivadores personales, sus recetas y sus productos. Todo esto ha incidido en su gran popularidad y el boca a boca ha sido fundamental para que en la actualidad sus libros sean best sellers y la comunidad Dukan, solo en Francia, tenga más de 5 millones de fans.

Comer sin límite
Según cuenta el mismo doctor en su obra No consigo adelgazar, su incursión en el mundo de la dietética se dio hace 35 años cuando era un joven médico al que uno de sus pacientes, quien era obeso, le pidió ayuda para perder peso con la condición de que lo dejara comer carne, su alimento favorito. De esta manera, se dio inicio a su régimen que pondera el consumo de proteínas, se divide en cuatro etapas, da la posibilidad de comer sin límite, garantiza la pérdida de peso inmediata y establece objetivos precisos, que motivan al paciente.

Las cuatro fases de este “plan de adelgazamiento global”, como lo llama Dukan, comprenden lo siguiente…

Fase de ataque: es un régimen de proteínas puras, que permite un arranque acelerado, prácticamente tan rápido como el ayuno, pero sin sus inconvenientes. Dura entre 1 y 10 días, según el caso. Se puede comer a voluntad solo los siguientes alimentos: carnes magras asadas o a la plancha, menudencias, pescados, moluscos y mariscos, aves de corral sin piel (menos pato), jamones magros de pavo, pollo y cerdo, huevos, proteínas vegetales, lácteos magros, café, té e infusiones. Hay que tomar 1,5 litro de agua y 1,5 cucharada de salvado de avena con leche o en un lácteo. Es obligatorio caminar 20 minutos diarios. La pérdida de peso suele situarse entre 2 y 3 kilos llegando hasta 4 o 5.

Fase de crucero: este es un régimen de proteínas alternadas, en el que se intercalan días de proteínas con días de proteínas + verduras, que permite alcanzar rápido y sin pausa el peso elegido. Se mantienen todos los alimentos autorizados en el régimen de ataque y se añaden las verduras crudas y cocidas sin restricción de cantidad. Esta fase debe mantenerse hasta alcanzar el peso deseado, así como el consumo de 2 cucharadas diarias de salvado de avena. Se pierde 1 kilo por semana en esta etapa.

Fase de consolidación: está destinada a prevenir el efecto rebote y dura exactamente 10 días por cada kilo perdido. Se debe comer los alimentos proteicos del régimen de ataque, las verduras del régimen de crucero, 1 porción de fruta al día, 2 rebanadas de pan al día, 40 g. de queso curado al día, filete de pierna de cordero y asado de cerdo, 2 cucharadas de salvado de avena al día. Hay que caminar 25 minutos diarios, tener 2 comidas libres a la semana y uno de proteínas, similar a la fase de ataque.

Fase de estabilización definitiva: se asumen tres medidas que garantizan mantener el peso logrado, un día fijo por semana (jueves) de régimen de ataque, la renuncia a usar ascensores y 3 cucharadas diarias de salvado de avena. Se puede volver a la alimentación normal, teniendo como base los alimentos de la consolidación.

Los puntos clave
Sin duda, las proteínas son lo más importante en este plan de adelgazamiento. Según el doctor Dukan, estas tienen pocas calorías, reducen el apetito y la retención de agua, su asimilación produce un fuerte gasto calórico y permiten adelgazar sin pérdida de musculatura ni ablandamiento de la piel. Pero el galeno también apunta a otros elementos como la toma de al menos un litro y medio de agua, el consumo mínimo de sal, la ingesta de salvado de avena por su poder de saciedad y pérdida calórica y el ejercicio físico a través de la caminata.

Los detractores y las advertencias
Por ser esta una dieta de rápida pérdida de peso, muchos médicos no la recomiendan. Y en países como España, donde este régimen cuenta con mucho éxito, las autoridades sanitarias han dado su opinión al respecto. La página web del Ministerio de Sanidad señala que la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas considera el método Dukan como "fraudulento e ilegal, no sirve para adelgazar y supone un riesgo para la salud pública". La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria también ha emitido su juicio y señala que "sugerir que las proteínas ayudan a adelgazar es, además de ilegal, falso", una postura que reafirma la Asociación Británica de Dietética, que la incluye en su lista como una de las cinco peores dietas a evitar. En las últimas semanas las críticas al método Dukan han aumentado, en parte a la publicación de la revista Obesité, en su edición de junio, de una encuesta realizada por el grupo francés CCM Benchmark, con gran reputación en la investigación e información sobre nutrición. El objetivo de la encuesta era comprobar si las casi 5000 personas consultadas que seguían la dieta eran capaces de perder peso y no recuperarlo con el paso de los años. Entre los resultados se pudo ver que menos de un año después de empezar la dieta el 35% de los encuestados ya había recuperado todo el peso perdido y 4 años después, el 80% pesaba igual o más que antes de empezarlo. Según el análisis de CCM Benchmark, una de las principales razones de la ganancia de peso es que dos terceras partes de los que la hacen no consiguen llegar a la fase de estabilización. Tal ha sido la polémica creada alrededor de la Dieta Dukan que hace poco más de un mes, los representantes de la actriz Penélope Cruz aclararon que ella no la hizo y pidieron que se deje de utilizar su nombre e imagen para promover su utilización, "ya que ni la ha seguido nunca, ni tiene la intención de hacerlo". Si bien el doctor Dukan suma diariamente seguidores a su dieta, las críticas y las advertencias a su método aumentan con la misma velocidad. Incluso en su país, los expertos de la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria no se limitan a desaconsejar este "régimen desequilibrado", sino que lo asocian al posible desarrollo de cánceres y enfermedades cardiovasculares a largo plazo. Pese a todo, no se puede negar que está de moda y que ya es una de aquellas dietas a la que la gente acudirá sin pensarlo para perder peso.

Ten cuidado, deten la dieta si
Ya sea este o cualquier régimen de pérdida rápida de peso, este debe ser suspendido si te sientes muy cansada e irritable o tienes la sensación de comer de forma compulsiva con frecuencia. También si empiezas a perder el pelo exageradamente, tienes las uñas frágiles y la piel muy reseca, mareos, palpitaciones o desmayos. Hay que tomar precauciones si por las mañanas sientes náuseas, mucha sed y mal aliento.



Edición # 563 - 15 de julio de 2011

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Guayaquil

Leer más
sociales