Síguenos en:
facebook twitter
PORTADA Perú: Una escapada por sus playas Hermosas playas de arena blanquecina con mar celeste interminable y cielo eternamente azul: un verdadero paraíso terrenal al sur del Ecuador.
Por Dágueda Salgado Ordóñez. dsalgado@vistazo.com
Fotos: César Anchundia.


Perú: Una escapada por sus playas

SOL, SOL Y MAS SOL… El astro rey fue nuestro fiel compañero y aliado durante la corta, pero productiva estadía en las playas peruanas de los departamentos de Tumbes y Piura, unas de las más concurridas de la costa del Pacífico sur. 
Aunque fueron 3 días en los que no paramos, ni mis compañeros de viaje ni yo podemos quejarnos de esa sensación indescriptible de relax que sentimos. Es que al disfrutar tan cerca de un cálido mar celeste, unas sinuosas olas que rompían en nuestros pies, una brisa refrescante que te persigue, un ocaso de cuento de hadas y una deliciosa y picante gastronomía... nuestro trabajo se convirtió en una exótica travesía turística. 
 
La temperatura de Punta Sal es de 27 grados, la mayor parte del año.

Y comienza la aventura… 
Vía terrestre, salimos de Guayaquil, a las 6h30 de un lluvioso miércoles.  Aunque conocíamos la ruta, sabíamos que llegaríamos a divisar el mar peruano pasado el mediodía, ya que, como toda entrada a otro país, hay que cumplir con el tedioso, pero necesario protocolo de ingreso.  Después de casi 4 horas de viaje, es decir, de atravesar 235 km de recorrido, llegamos a Huaquillas, la ciudad que limita con Perú. En este lugar hay que hacer la primera parada obligatoria, ya que aquí se obtiene la Tarjeta Andina de Migración Ecuatoriana en el Destacamento  Policial Migratorio, donde el único documento que solicitan es la cédula de identidad, para que así quede registrada la salida del Ecuador.  
Luego de pasar la frontera, nos encontramos con Aguas Verdes. Por lo general, la mayoría de turistas cambian aquí parte de sus dólares en soles, la moneda oficial que rige el comercio de Perú. 

Pocos metros más allá está Zarumilla, un pequeño pueblo en el que nos detuvimos nuevamente para sacar la Tarjeta Andina de Migración Peruana y el permiso vehicular que nos habilitaba a  poder transitar sin problema por playas tumbesinas y piuranas.  

Con todos los papeles en regla, continuamos el viaje y a tan solo 40 minutos, nos recibió Tumbes, una ciudad comercialmente agitada, que se destaca por la biodiversidad de sus manglares.  

Zorritos: !Al fin en el mar!
Playas, bahías y varios pueblos de pescadores conforman la costa de Perú, que consta de 3000 km de extensión. La Antigua carretera Panamericana Norte, llena de cerros arenosos y secos, es la que te lleva por esta ruta del sol. 

Fue así como, luego de 20 minutos de recorrido, por fin llegamos a Zorritos, una playa de aguas cálidas y oleaje continuo. Nuestro paso por aquí fue rápido, pero nos llenó de expectativas sobre las bellezas con las que nos encontraríamos más adelante.

  
Punta Sal. Paradisíaca vista desde un bungalo.

Punta Sal, simplemente paradisíaca 
Avanzamos 30 minutos más y cuando era casi el mediodía, llegamos a un paraíso encantado: Punta Sal, perteneciente al departamento de Tumbes. Este  balneario no nos pudo haber recibido mejor: un perfecto mar turquesa y un precioso cielo azul.

Hotel Punta Sal  

Esta playa está rodeada de verdes palmeras y de cómodos hoteles con una infraestructura moderna, acogedora y ciento por ciento natural. Generalmente, las habitaciones son tipo bungalows y su principal detalle son las adecuaciones hechas a base de pajilla, caña y madera.    Enseguida pudimos deleitarnos con la inigualable gastronomía peruana. La comida típica son los pescados y los mariscos frescos, en todas sus variedades. Asimismo, el pisco y los cócteles refrescantes no pueden faltar a la hora de disfrutar del sol intenso, que se deja ver en todo su esplendor a partir de las 9 de la mañana y que se esconde tras el cielo naranja del ocaso de las 6 de la tarde. El mayor atractivo de la zona es la pesca. Por lo general, de diciembre a marzo se realiza la pesca de altura, porque el agua está caliente y esta temperatura atrae a las especies grandes como el pez vela, marlín, espada, tunes y barrilete. La política de esta pesca consiste en ‘marcar y devolver’, es decir, una vez que se tiene al animal, se lo marca con una grapa, tipo sello, que señala el país, la playa y la fecha en la que se lo ha capturado, y luego se lo suelta para conservarlo. En cambio, la pesca costera, bordea la costa para sacar especies pequeñas como mero, robalo y pluma. En cualquiera de los casos, esta actividad dura una hora y media.  

En todas las playas de la costa peruana se pueden realizar diversas actividades náuticas como kayak, esquí y kneeboard.   

Los deportes náuticos de Punta Sal se convierten también en divertidas actividades. Por ejemplo, el esquí, el kneeboard, el skurfer y el kayak son un pretexto para el ejercicio y la relajación .  Las caminatas y el treckking son muy apetecidos, ya que las rutas que pueden seguirse son hacia los cerros de la zona o, en época de marea baja, hasta el balneario ubicado a 5 Km. 

Los bungalows se caracterizan por su arquitectura rústica con vista al mar. Este es uno del Hotel Punta Sal. 

Máncora es el balneario que tiene mayor actividad turística y comercial.    

Máncora: un destino adictivo 
En nuestro segundo día, nos dirigimos a Máncora, que pertenecce al departamento de Talara, Piura, y está ubicado a 30 km de Punta Sal.  

Particularmente, me sentí como en Montañita, ya que en esta playa el turismo y el comercio son similares, y el pueblo está lleno de extranjeros. 

Entre los encantos de esta caleta de pescadores están sus extraordinarias olas, su permanente sol y su ausencia de humedad. En la orilla de la playa es común ver a bañistas tomando sol, paseando a caballo o recorriendo la zona en cuadrones, a toda velocidad. En el mar impacta ver a niños, jóvenes y adultos surfeando con un equilibrio impresionante. Todos a la espera de captar la mejor ola.   

Algo que no se puede dejar de lado es que Máncora nunca duerme. Las fogatas son los típicos espacios de quienes deciden dejarse seducir por este balneario hippie.  

El costo de los lugares de alojamiento es más asequible que el del resto de las playas aledañas, razón por la cual los visitantes prolongan su estadía durante meses. Pero a nosotros, como estábamos en contra del reloj, solo nos bastó algunas horas para enamorarnos del sitio.   

Vichayito, un paraíso tropical
Quince minutos nos separaban de Máncora y, siguiendo una angosta vía rocosa, nos acogería Vichayito, una playa de Piura, en el distrito de Organos.
  
Llegamos pasado el mediodía y nos dejamos atrapar por el ambiente acogedor de su blanca arena.  

Como en el resto de paraderos turísticos de la costa,  hay sol los 365 días del año. Mientras ingresábamos por esta ruta, veíamos atónitos cómo una construcción era más imponente que otra, con una elegancia inimaginable.  

La mayoría de los bungalows a orillas del mar están acondicionados con total confort. Por eso, si alguien busca despertar con el sonido de las olas, este es el lugar indicado.  

Vichayito impone su encanto por su tranquilidad y sus pacíficas y cristalinas aguas, que en los meses de agosto, septiembre y octubre se llenan de esplendor por el paso de las ballenas jorobadas. Un espectáculo que se puede observar desde la orilla del mar  o desde excursiones en bote. Las actividades acuáticas, las románticas noches de fogata con música en vivo y los paseos en cuadrones son los mayores atractivos del lugar, mientras que la comida norteña sigue siendo para "chuparse los dedos".  

Algo que caracteriza a Vichayito y que no vimos en las otras playas es la presencia de varios spas. Entramos a uno y la piscina de agua salada rica en minerales, los masajes con aceites aromáticos y los tratamientos para restaurar la armonía corporal, son suficientes para mimarse al caer la tarde. 

En agosto, septiembre y octubre se puede observar el paso de las  ballenas jorobadas.  

Orígenes Spa, ubicado en Vichayito, sobresale por su ambientación oriental y su piscina de agua salada.     

Organos es una playa de gran actividad pesquera. 
 
Organos, un puerto pesquero 
Nuestro último destino estuvo a 7.5 km o 15 minutos de Vichayito y se encontraba en Talara.  

Gran parte de este mar está tomado por botes y lanchas pesqueras, ya que su actividad es más comercial que turística.  El clima es caluroso y la temperatura oscila entre 26 y 30 grados. Su mar es azulado y está acompañado de pequeñas olas, que rompen al pie de rústicos sitios para comer.  

Aunque no se observan bañistas, hay turistas que caminan desde el muelle hasta el final del pueblo, simplemente relajándose.  ç

Luego de haber vivido esta experiencia encantadora persiguiendo el sol de Perú, emprendimos el viaje a Guayaquil con la seguridad de que no sería la última vez que gozaríamos de estas paradisíacas playas, perfectas para disfrutarlas en buena compañía.    

¡Muy importante!  
>> Para incentivar el turismo, el Estado peruano decretó que todos los extranjeros que no permanezcan más de 60 días dentro del país, queden exonerados de pagar el 18% del impuesto tributario IGV, que en el Ecuador es el IVA. Para obtener el beneficio, hay que presentar la Tarjeta Andina Ecuatoriana y la cédula de identidad.  
>> Cada sol tiene un valor equivalente, aproximado, a $ 2.50 dólares. Sin embargo, existen lugares donde lo cambian a $ 2.63 o hasta $ 2.00.  
>> De manera general, los diversos tipos de alojamientos de la costa constan de habitaciones simples  con un costo aproximado de $ 80 por noche; las matrimoniales, de $ 110; los bungalows familiares, de $ 150 a 300 y las suites de lujo, de $ 200 en adelante.   
>> Cuando es temporada alta (finales de diciembre, enero, febrero y marzo) se sugiere reservar el hospedaje con un mínimo de 2 meses de anticipación y cuando es temporada baja (julio, agosto y septiembre) con 2 semanas del antelación.  >> Se puede encontrar vehículos de la policía peruana cada 20 minutos de trayectoria de la Panamericana, solicitando el permiso vehicular obtenido en Zarumilla. 

Agradecimiento: Hotel Punta Sal.  www.puntasal.com.pe /  Las Cabañas de Antica. www.lascabanasdeantica.com  Orígenes Spa de playa. www.spaorigenes.com


Páginas: 1


Edición # 570 - 08 de febrero de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio

En la iglesia Santa Teresita del Niño Jesús de Entreríos contrajeron matrimonio Paulette Lebed Cornejo y Hugo Xavier Hermosa Bossano. Recibieron a sus invitados en los salones del Club de la Unión.
Paulette y Hugo Xavier.

Leer más
sociales