Síguenos en:
facebook twitter
PORTADA Hombres: ¿ Por qué son infieles? Han existido desde siempre y es posible que nunca dejen de estar entre nosotras. Nuevos estudios revelan que un factor genético incide en que ellos traicionen a las mujeres. ¿Es esa la razón?
Por Alexandra Zurita Andrade
azurita@vistazo.com


Hombres: ¿ Por qué son infieles?

Los hombres infieles están por todos lados.  Todas conocemos a uno, por lo menos. ¿O no? Mientras unos son discretos para engañar, otros son descarados, sin el más mínimo cargo de conciencia. A las excusas de: “Es que ella no me entiende”, “ya no es lo mismo de antes” o “es solo una aventura sin importancia”, los infieles de hoy ya tienen una nueva que está avalada científicamente: “No puedo evitarlo, ¡es genético!”.  Según un estudio de la Universidad de Binghamton, en Estados Unidos, existe un gen ligado a la infidelidad y la promiscuidad. La investigación se realizó entre 181 voluntarios, y al parecer el culpable es un receptor de dopamina que ha sido relacionado con comportamientos como el consumo de alcohol y drogas y las apuestas.  Los científicos descubrieron que las personas con una variante específica de un receptor de dopamina son más propensas a buscar sexo casual y su motivación puede ser el sentimiento de emoción que produce hacer algo peligroso.   

El estudio también demostró que es posible que algunos de los que cometen infidelidades en realidad sí estén muy enamorados de sus parejas, pero no pueden controlar este comportamiento.  Sin embargo, esto no significa que todos los infieles tengan la misma información genética, ya que muchos sin este receptor también tienen sexo casual y engañan a sus parejas.  

Traición y mentira
“La infidelidad de pareja es la ruptura del compromiso asumido voluntariamente, en el que de alguna forma se le dio a otra persona la exclusividad de ser su pareja”, explica la sicoterapeuta guayaquileña Isabel Cárdenas de Cordero, quien además advierte que “la infidelidad es una de las causas que más puede llevar a la disolución de la pareja, por faltar a la confianza tan necesaria en la relación afectiva”.  

Más allá de la genética, lo cierto es que hay un sinnúmero de razones que un hombre alega al querer justificar una traición.  No obstante, la especialista señala las causas por las que se da este problema:  
• Por inconformidad: la pareja no le da lo que quiere y necesita.  
• Por ausencia de valores, comunicación y voluntad. 
• Por atracción por el físico de otra persona.  
• Por aburrimiento a la monotonía y a la rutina.  
• Por cansarse de estar con la misma persona.  
• Por anticiparse a tener relaciones sexuales con su pareja, antes de haber establecido el compromiso.  
• Por mitos: ser infiel demuestra que se es más hombre, el hombre por naturaleza no es monógamo.  Por otro lado, la sicoterapeuta explica que el entorno familiar constituye “un punto de referencia, de apoyo y modelo para ayudar a que el hombre sea fiel ya de adulto.  El ser humano posee un instinto de fidelidad que debe ser reforzado y desarrollado desde pequeño, para propiciar la estabilidad de una persona coherente y feliz 

“No creo ser infiel…”
Años atrás, en la Revista Hogar analizamos las razones que llevan a las mujeres a la infidelidad, siendo lo principal por el abandono de sus parejas y por venganza a un engaño previo. Para ese reportaje, sorpresivamente nos encontramos con varias mujeres que admitieron ser infieles y no tuvieron reparos en contárnoslo, bastante diferente a lo sucedido ahora, en que la mayoría de los hombres consultados no quisieron dar su testimonio. Estos son dos que pudimos obtener: 
Daniel tiene 30 años. Es arquitecto y está casado desde hace seis.  Hace 10 meses fue infiel a su esposa.  Tuvo un desliz con una colega, aventura que dio por terminada dos semanas después de iniciarse.  “Creo que fue una cuestión de tentación, de curiosidad.  Me dejé llevar tontamente, porque de inmediato me di cuenta de que estaba haciendo mal… Se lo conté a un amigo y me dijo que no me preocupara, que era normal.  Ahí supe que él  había engañado varias veces a su esposa… La infidelidad me hizo dar cuenta de lo que tengo en mi casa y que no quiero perderlo”, dice Daniel, quien espera que su esposa jamás se entere de esto que él califica como “gran error”.

Un caso diferente es el de su amigo, Ricardo, de 36 años, también arquitecto.  Con un matrimonio de casi nueve años, admite haber engañado a su esposa con tres mujeres distintas y que ella solo se ha enterado de una de sus aventuras.  “Ella me perdonó, tenemos hijos y creo que eso tuvo que ver.  Soy buen padre… ¿Por qué soy infiel? No sé, realmente no creo que soy infiel porque amo a mi esposa y no la dejaría por nada…”. De acuerdo a lo que dice la especialista, hay hombres que admiten su infidelidad sin remordimiento “porque esa forma de actuar la han obtenido por ejemplos cercanos o por la ausencia de valores y normas de buen comportamiento. La han asumido como parte de la personalidad”.
 
¿Señales de que un hombre es infiel? La mentira, la distancia física y comunicacional con su mujer, el cambio en su look y su ánimo... 

10 razones de infidelidad
La Universidad de Göttingen en Alemania da una decena de causas por las que los hombres engañan a las mujeres y reinciden en ello… 
1. La falta de inteligencia: Un estudio de la Universidad de Londres ha demostrado que los hombres infieles no son tan inteligentes como sus congéneres fieles. Los listos entienden y reconocen las ventajas de tener una relación exclusiva y no la ponen en peligro irresponsablemente.  
2. El poder: La sensación adictiva del poder y la confirmación de su éxito en lo laboral, lleva a los hombres de gran poder profesional a buscar la misma situación fuera de su matrimonio.  
3. La rutina diaria: Los hombres dentro de una relación poco variada buscan novedades en otra parte, pues necesitan sentirse admirados por cuestiones de autoafirmación.  
4. La diferencia de salarios: De acuerdo a un estudio de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, los hombres que dependen económicamente de las mujeres son cinco veces más infieles que los que tienen ingresos similares o superiores que su pareja.  
5. La crisis del tercer año: Según un estudio entre 2600 engañados y 3334 infieles realizado por la Universidad de Göttingen, el peligro de ser infiel se da en tercer año de relación.  En ellos, el riesgo perdura hasta el séptimo año y, en ellas, hasta el sexto.  
6. La frustración: Cuando la pasión y la satisfacción sexual disminuyen, las posibilidades de una infidelidad crecen.  Esto también ocurre por falta de comunicación. 
7. La vida cosmopolita: La ventaja de no ser descubiertos es la principal razón por las que los hombres que viven en ciudades grandes se arriesgan a engañar a sus parejas.  
8. La oportunidad: Muchos hombres ni siquiera piensan en ser infieles, pero el deseo de tener sexo y sentir la adrenalina del peligro hace que el momento menos pensado se pueda convertir en una ocasión para serlo.  
9. El miedo al compromiso: El temor a ser dependientes de una relación monógama con obligaciones lleva a muchos a buscar relaciones ocasionales sin ataduras.  
10. El embarazo: La Universidad de Colorado descubrió en un estudio que cuando la mujer está embarazada, la posibilidad de infidelidad de su pareja se quintuplica, pero solo cuando ya existían problemas en la relación. 

Los hombres que dependen económicamente de las mujeres son cinco veces más infieles que los que tienen ingresos similares o superiores que su pareja.

3 preguntas que nos hacemos...
…Y que la sicoterapeuta Isabel Cárdenas responde:  
¿Por qué un hombre con una relación feliz es infiel? 
Por un modelo aprendido, por inseguridad de su masculinidad, por carencia del valor de lealtad, por no sentirse atractivo para su pareja. 
¿Cuáles son las señales de que un hombre es infiel? 
Las más frecuentes son: la mentira, la distancia física y comunicacional con su mujer, el cambio en su look y su ánimo, decir que tiene compromisos a los que tiene que acudir sin justificación.
¿Qué debe hacer una mujer que descubre que su pareja le es infiel? 
Hablar con él, buscar ayuda espiritual y sicológica, terapia de pareja. Aunque la pareja infiel no quiera asistir, la mujer por su bienestar físico y sicológico debe hacerlo. 

Asesoría: Isabel Cárdenas de Cordero, sicoterapeuta y master en Terapia Familiar.  Telf.:087496983. Guayaquil. 


Páginas: 1


Edición # 574 - 13 de junio de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio

En la iglesia Josemaría Escrivá de Balaguer contrajeron matrimonio María Isabel González Acevedo y José Vicente Ortega Illingworth. Recibieron a sus invitados en los salones del Club de la Unión.

Leer más
sociales