Síguenos en:
facebook twitter
PORTADA La Flaca Guerrero ¿Dejará todo por amor? Alegre, extrovertida, franca… Así es la carismática presentadora de televisión, quien en estas páginas nos habla sobre una decisión importante que podría cambiar el rumbo de su vida.
Por Wendy Salazar |Fotos: Joshua Degel


La Flaca Guerrero ¿Dejará todo por amor?

Empezaba nuestra entrevista con María Teresa Guerrero, cuando le comenzaron a llegar varios mensajes, uno tras otro, sin parar. Se trataba de felicitaciones por haber llegado a los 600 mil seguidores en Twitter. No cabe duda de que su popularidad en las redes sociales es un fenómeno y ella está muy consciente de que es así. "Yo tengo mucha cautela con el Twitter, creo que se debe manejar con cuidado lo que uno pone. Así esté amargada y quiera gritar, lo grito pero no lo escribo. Hay que tener en cuenta que todos los que trabajamos en televisión estamos llamados a ser ejemplo. Yo por lo general pongo cosas de deporte, porque quiero que la gente vea en mí, un modelo de salud o deportivo", nos cuenta la flaca, como todos la conocen tanto dentro como fuera de los medios. Y quien toma con modestia este impacto que  tiene en el público es sorprendente. 
"La otra vez yo estaba trotando, y una señora se me acercó y me dijo: ‘Gracias a tus tuits, he perdido 50 libras. Yo pasaba en mi casa, haciendo nada y las cosas que tú escribes me incentivaron a ejercitarme. Ahora ya hice mi primera carrera de 5k’. Me abrazó y se fue… Te juro que sentí que he hecho un buen trabajo", relata. ¿Malas experiencias? "Uno elige ser feliz, no permito que la gente que dice cosas malas me afecte… Simplemente la ignoro o la bloqueo. Por fortuna, son más las cosas buenas que las malas. Yo siempre digo que me considero más querida que bella. A mí la gente me quiere como soy".

"Hay que tener en cuenta que todos los que trabajamos en televisión estamos llamados a ser ejemplo. Yo quiero que la gente vea en mí, un modelo de salud o deportivo".

Un cambio positivo
Durante la sesión de fotos se muestra de lo más descomplicada y totalmente  espontánea ante el lente de la cámara de Joshua Degel. Se ríe, habla hasta por los codos y hace bromas… Ella es así, tal y como la ven en la tv. Sus inicios se remontan a Teleamazonas. 

Su casa actual es Ecuavisa, donde tiene ya 13 años, y hoy es una de las presentadoras del programa matutino En Contacto. En total ya son 14 años en televisión. ¿En qué momento sentiste que empezaste a tener este impacto como figura de pantalla? "Definitivamente, estar en Ecuavisa ha sido la ventana más grande que he podido tener. Mira, después del accidente por el que pasé, (cuando me atropellaron), de un día para otro, pasé los cien mil seguidores en Twitter. El Presidente de la República me mandó flores, también el alcalde. Ahí fue cuando dije: ‘¡Dios mío, la gente me quiere!’. Me sentí una mujer sumamente agradecida. A raíz de ese momento, yo empecé a valorar muchas cosas, eso cambió mi vida. Yo me divorcié y cuatro meses después me atropellaron. Fue parte de un cambio, de un proceso… Aunque suene extraño, creo que una de las mejores cosas que me han pasado ha sido ese accidente. Y ahora me ves bien, pero me rompí la mandíbula en dos partes, perdí todos los dientes, pasé por un injerto de hueso, cirugías... Fue terrible”, recuerda. 

María Teresa se levanta todos los días a las 4 de la mañana para entrenar.

Lo mejor y peor
¿El mejor lugar para vivir?
“Austin, Texas, porque es outdoors, ideal para hacer deportes al aire libre, porque tiene una vida superextrovertida, porque puedo sacar a mi perro a cualquier restaurante... Aquí no lo puedo hacer, me botan (risas)”.

¿El mejor consejo que has recibido en tu vida?
“Me lo dio Tania (Tinoco). Yo pensaba cambiarme de canal, hace años. Casi cometo ese error, yo era muy joven, bastante inmadura. Y de otro canal me llamaron y estuve a punto de cambiarme y gracias a Dios hablé con ella y no lo hice… Me hubiese arrepentido la vida… Estoy feliz donde estoy”.

¿La peor decepción?
“Quizás haber abandonado el salto alto… Yo era la mejor del país, y siempre digo que hubiese podido seguir compitiendo”.

¡A competir!
Desde pequeña, su vida ha estado ligada a los deportes. Entre los 12 y 15 años, fue campeona nacional de salto alto. Su fallecido padre y su mamá abrieron el gimnasio Nautilus, hace más de 40 años. "Eso me incentivó mucho hacia los deportes. Yo fui campeona nacional de salto alto y siempre digo que si hubiera seguido, hubiese llegado a unas olimpiadas, pero perdí el año en el colegio y me retiré…  En realidad creo que me quedó ese trauma de no haber continuado…Y ya a los 21 años, empecé a correr, más bien por satisfacción personal, luego me casé y la verdad es que si algo rescato de ese capítulo en mi vida, es el buen ejemplo que me dio mi ex en cuanto a la salud y a la parte espiritual…”. 

Adicionalmente, tenía otros retos pendientes, como el de hacer triatlón. "Después del accidente, empecé con eso, porque yo solo corría. Ahora voy ya por mi tercer Ironman", dice, emocionada.

La flaca al finalizar la Media Maratón de Miami, este año. La ha realizado en tres ocasiones.

En contacto con ella
¿Un placer culposo?
“Me gusta el vino tinto… Tomo todas las noches una copa con mi novio… No es por borracha, es por salud”.

¿Lees? ¿Qué autores?
 “Sí. Me gusta mucho Mario Vargas Llosa… Pero definitivamente lo que más disfruto en mis tiempos libres es hacer deporte”.

¿Algún recuerdo de tu infancia?
“La compañía de mi padre en mis competencias deportivas”.

¿Has tenido problemas de peso?
 “Sí, cuando hice Sin límites, la novela, subí unas libritas… Porque tuve mi época en que tomaba, fumaba y comía lo que me daba la gana”.

¿A qué le temes?
“A los aviones. Me da miedo volar”.

¿Lloras con frecuencia?
“No mucho. Cuando me acuerdo de mi padre, lloro. Eramos muy unidos”.

Dejarlo todo por amor
Sabemos que estás enamorada. "Sí, estoy feliz". Su nombre es Danny Glick. No le gustan las cámaras, incluso por su trabajo, porque él es diplomático, prefiere mantener un perfil bajo… Tiene 40 años, es un hombre muy trabajador… En serio, me llegó del cielo". Tienen 2 años juntos y en este momento, por el trabajo de Danny, están frente a una situación que los obliga a tomar resoluciones importantes y trascendentales. "Estamos viendo si a él le amplían su estadía acá en Ecuador o si me voy con él, ya como su esposa, a Estados Unidos… El estuvo en Africa por mucho tiempo y ahora le tocaría regresar a su país… Yo estaba dudando, pero ya he tomado la decisión... Estamos esperando a ver qué pasa… Lo más probable es que me tenga que ir con él, y es algo que no me asusta… Yo tengo 35 años y ya quiero formar una familia. El nunca se ha casado, se muere por ser papá. Tú vieras el amor con el que cuida a Nilos, nuestro perro, imagínate cómo va a ser con un hijo… Es maravilloso. Por primera vez en la vida, me siento segura con un hombre". ¿Lecciones que te dejó tu matrimonio para esta nueva relación? "Conocer más a la persona. Yo creo que me casé muy rápido. Ahora, ya han pasado dos años, y al inicio, cuando la gente me decía que por qué no me casaba, les decía que quería conocerlo bien, no cometer los errores de antes… Pero ahora ya es el momento, ya lo conozco lo suficiente… Yo quería sentir que alguien me proteja y me siento protegida al fin".

"Estamos viendo si a él le amplían su estadía acá en Ecuador o si me voy con él, ya como su esposa, a Estados Unidos… El estuvo en Africa por mucho tiempo y ahora le tocaría regresar a su país… Yo estaba dudando, pero ya he tomado la decisión...", (dice sobre su novio, Danny Glick).  

Siempre auténtica
Como periodistas (al igual que en casi toda profesión), siempre tendemos a buscar un mentor, alguien que sea una guía en nuestra formación. María Teresa nos habla también de sus ejemplos a seguir en este campo. "Yo soy muy agradecida con mi directora (de En contacto), Catrina Tala, pues ella vio en mí, algo que otros no vieron. Yo presentaba el segmento Gente (en el noticiero), nada más, pero ella confió en mí y hasta el día de hoy, más allá de ser mi jefa, se convirtió en mi gran amiga… Otras personas de la  televisión a quienes quiero mucho: Tania Tinoco, Teresa Arboleda. Con Tania aprendí a ser muy puntual y responsable. Cuando trabajamos juntas en el noticiero, si yo ponía una tilde mal o tenía un error ortográfico, ella me hacía repetir planas enteras (risas)… Fue una linda experiencia". 

Aunque es una apasionada del mundo deportivo, asegura que lo suyo son los programas de entretenimiento. "Porque yo soy divertida. En En Contacto, por ejemplo, puedo ser yo… El mejor papel que me queda a mí es ser la flaca”. ¿Te ves en  la política? "Cero, no me interesa (risas). El propio presidente, Rafael Correa, llamó a mi casa (hace años) a proponerme que sea asambleísta, y yo, con todo el respeto del mundo, le dije: ‘Yo le puedo hablar de fútbol o de lo que sea, pero política no, muchas gracias’". 

¿La flaca de aquí a 10 años? “Me veo casada, con mis dos hijos, y sí, aún trabajando en la televisión… Si pudiera ser en Ecuador, mejor".

No le gusta ni sabe cocinar, pero disfruta de la exquisita comida que prepara su novio, Danny.

Maquillaje: Andrea Navarrete. Telf.: 6016502. Peinado: Waleska Willson. Telf.: 6016432. Guayaquil.


Páginas: 1


Edición # 588 - 09 de agosto de 2013

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio Bejarano – Varas

En la iglesia San Josemaría Escrivá de Balaguer se celebró la boda de Daniela Varas Estrada y Raúl Andrés Bejarano Jijón. Recibieron a sus invitados en el Anexo Tenis Club.

Leer más
sociales