Síguenos en:
facebook twitter
PORTADA Ser mamá, su mejor trabajo Esta reconocida figura de los noticieros de Ecuavisa nos muestra su lado más sublime y habla de su nuevo papel como madre de su hijo Felipe.
Ser mamá, su mejor trabajo


Ser mamá, su mejor trabajo


Por Wendy Salazar
Fotos: Joshua Degel
Producción: Gianna Ode

Ser mamá, su mejor trabajo

Ella ha sabido destacarse en el ámbito periodístico. Tanto por su trabajo en la cadena internacional de noticias CNN, como por su participación como anchor y entrevistadora de Contacto directo y Televistazo en la Comunidad, ambos espacios de Ecuavisa, Estéfani Espín ha demostrado ser una comunicadora seria, veraz y con gran dominio de los diferentes temas que aborda en el ejercicio de su profesión. Pero ahora nos sorprende además con un excelente rol en otro ámbito: el de ser mamá. ¿Cómo ha cambiado tu vida? “¡En todo!, pero, por supuesto, para bien… Buscar el tiempo para jugar, gatear, comer, ir a sus clases, bañarlo, hacerlo  dormir, es difícil cuando eres una mujer que trabaja, pero sí se puede… Ser mamá es la bendición más grande que me ha dado la vida...”.“Lo volvería a hacer”

Recuerda que vivió un embarazo tranquilo, sin muchos achaques ni malestares. “Pude trabajar casi hasta el final, pero un mes antes  tuve contracciones de parto prematuro, entonces me obligaron a estar en reposo unos días, lo cual es dificilísimo para mí” (risas). “Fue parto natural, duro, pero lo volvería a hacer”. Así, después de toda una madrugada de contracciones, Estéfani dio a luz a su primogénito, Felipe Estrada Espín, el 26 de agosto del 2015. Señala que no está en sus planes volver a ser mamá pronto. “Pero será cuando Dios quiera”, añade.  

En una palabra

Mamá: “Única”

Disciplina: “Ejemplo”

Amor: “Dios”

Hijo: “Bendición”

Dormir: “Soñar”

Pareja: “Compromiso”

Abuelos: “Tesoro”

Los Estrada Espín durante la primera Navidad del pequeño Felipe.

‘Chochera’ total

Comenta que por el lado de su familia, su hijo es el primer nieto. “Ya te imaginarás la ilusión y la alegría. Mi familia está en Quito, pero viajamos con el bebé para allá desde que él tiene dos meses y lo vienen a visitar cada vez que pueden. Por el lado de Felipe es el primer nieto hombre, así que es la misma alegría”. 
Confiesa que tanto ella como su esposo son “engreidores en exceso”, y ríe. Sin embargo, como toda madre, hay aspectos y enseñanzas que no quiere pasar por alto en la crianza de su hijo. “Que la familia es lo primero, es el trabajo más importante, el que le da sentido a todo.  Que debe darle el justo valor a las cosas y poner  la mirada siempre bien fija hacia arriba, a los bienes que vienen de allá (de Dios), que son los únicos que no se agotan”. 
¿Cómo es tu esposo como padre? “No puede disimular ni en su cara la felicidad que siente al ver a su hijo. Su trabajo también es muy demandante, pero cuando está con él, lo aprovecha al máximo. Felipe es un orgullo de papá”. 


Vale la pena

Convencida de que es posible ser una mamá presente en la crianza de su hijo, aun cuando tiene un trabajo fuera de casa, comenta que la clave está en aprender a organizarse. “Es cuestión de estar dispuesta a trabajar más y dedicarse más. Ser una mamá dedicada no es incompatible con ser una profesional. Cuesta más, eso sí, pero por algo somos las mujeres las madres (risas). Hay que reorganizar tiempos, multiplicarnos, pero vale la pena...”. Asimismo, recalca: “Me encanta estar con mi hijo, aprovecho todo el tiempo que puedo junto a él, pero no podría dejar de trabajar,  me gusta lo que hago, el periodismo en mi forma de vida, es difícil, por no decir imposible, desligarse de él cuando ya lo tuviste contigo”. 
¿Eres del tipo de mamás cuya mejor aliada es la tecnología? “No, para nada, más bien intento desvincularme un poco de eso. Creo que los padres de  estas generaciones tenemos que trabajar en ofrecerles lo contrario, en intentar recuperar lo que fue nuestra infancia y la de nuestros padres: las costumbres, los ratos en familia, el buscar cómo entretenerse, la hora de la comida juntos, sin celulares, estar más en contacto con la naturaleza, los hobbies, paseos, incluso con las tradiciones. Mis mejores recuerdos de la infancia no tienen que ver con la tecnología, pues esta es una gran ventaja, pero a la vez una peligrosa amenaza”. 


Estefi junto a su esposo, y al pequeño Felipe.

Estéfani y Felipe durante la tierna sesión de fotos que acompañó esta entrevista.

Vestuario: Vintage. Plaza Lagos, Town Center. Vestido rosado: Mónica Campaña. Entreríos, Av. Principal. Cel.: 0997010847. Vestuario de Felipito: ABC by Verónica Carbo. C.C. La Piazza Samborondón. Joyas: Martalía.  Plaza Lagos Town Center. Telf.: 5030272. Maquillaje y peinado: Viviana Muñoz Estudio. Entreríos, calle principal. Telf.: 0991196018- Guayaquil.


Páginas: 1


Edición # 621 - 02 de mayo de 2016

Malabares Cotidianos

El terremoto nos recordó quiénes somos.

No sé cuántos años –por lo menos ocho– ella se pasó repitiendo como en una larga perorata sus instrucciones: “Saluda”, “Di gracias”, “Se dice por favor”, “Antes de cruzar mira a ambos lados”.

Leer más

sociales

Aquí y ahora

GRANDES DE ESPÍRITU

Cuando hablemos del Ecuador en el futuro, marcaremos una diferencia entre el país que era antes del terremoto y el que fue después, el que hemos empezado a rehacer con la fuerza de un gigante llamado solidaridad.

Leer más

sociales

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.