Síguenos en:
facebook twitter
REALEZA Máxima, la reina latina La abdicación de la reina Beatriz reescribirá la historia de Holanda, convirtiendo a su nuera en la argentina que llegará al trono holandés.
Por Wendy Salazar • Fotos: Reuters y AFP


Máxima, la reina latina

Guillermo Alejandro se convertirá en Guillermo IV de Holanda y su esposa será Su Majestad, la reina Máxima.

La reina Beatriz se muestra absolutamente convencida de que su hijo y Máxima están preparados para ser soberanos y cumplir a cabalidad con su papel.

Una nueva era empieza para Holanda. Luego de 123 años de ser reinado exclusivamente por mujeres, el país de los tulipanes pasará a ser regido por un monarca. El príncipe Guillermo Alejandro subirá formalmente al trono el próximo 30 de abril, luego de que su madre, la reina Beatriz, abdicara en él, ubicándolo como el nuevo soberano, junto a su esposa, Máxima Zorreguieta, quien, tras la decisión de la actual soberana, se prepara para su próxima entronización. Atrás quedó la historia de la joven argentina que se forjaba un futuro brillante en el mundo de las finanzas, para convertirse en princesa y ahora en la reina consorte de un país que ha sabido mantener en alto el nombre de su monarquía.

Primero, la corona
Los futuros soberanos no serán coronados, sino envestidos, en una ceremonia llena de tradiciones, que data de 1815 –año en el que Guillermo I fue proclamado rey de los Países Bajos– en la Iglesia Nueva (Nieuwe Kerk) en Ámsterdam, templo donde Guillermo y Máxima contrajeron matrimonio el 2 de febrero del 2002. Al igual como sucedió aquel día del enlace nupcial, los padres de la Máxima no podrán asistir a la investidura de ella y de su esposo como nuevos reyes de Holanda. Fue la misma princesa quien comunicó al primer ministro, Mark Rutte, que sus padres no estarán presentes en la ceremonia de proclamación de su reinado, decisión que fue apoyada por el líder del Partido Socialista Holandés, Diederik Samsom, quien manifestó sentirse complacido con tal decisión, tomando en cuenta el pasado político del papá de Máxima, Jorge Zorreguieta, –que fue ministro de Agricultura en el gobierno de Videla entre 1976 y 1981–, por lo que la princesa prefirió adelantarse a la posible prohibición del Parlamento en el solemne e histórico acto.

Estilo real
Aunque el próximo mes de abril será el punto de partida del reinado de Máxima, podría decirse que ella ya es considerada reina de los corazones holandeses. El día de su boda con el príncipe Guillermo encantó a todos, no solo por su simpatía y gran sonrisa, sino por su glamoroso estilo. Arropada con un modelo de Valentino, de mangas largas entalladas, discreto cuello redondeado –tipo Audrey-Hepburn–, de diseño sencillo y una llamativa cola de cinco metros de largo, la princesa se convirtió en el centro de las miradas al llevar con absoluta elegancia una deslumbrante tiara de estrellas –de la colección de joyas de la corona–, la misma que usó la reina Beatriz cuando se casó con el fallecido príncipe Claus. 

De ahí en adelante su fascinante look ha sido un referente para las amantes de la moda y el buen gusto. Su sello son los vestidos entallados, en ocasiones monocromáticos, los escotes palabra de honor y los trajes modernos y sencillos a la vez que luce con total esplendor. Para importantes eventos, ha apostado por los diseños impecables de la belga Fabianne Devinne, que es también la modista de cabecera de la reina Silvia de Suecia. Siempre acertada en la elección de los zapatos, bolsos, sombreros y pamelas, utiliza estos accesorios para complementar, con exquisita elegancia, su estilo superchic.

Máxima en una reciente cena de Estado en Singapur.

Impecable y sobria en una visita oficial de dos días a Brunei.

El príncipe Guillermo, la reina Beatriz, el presidente de Singapur, Tony Tan, su esposa, Mary Tan, y Máxima, la futura reina de Holanda.

La princesa fue una de las invitadas más elegantes  en la boda real de William de Inglaterra y Catherine Middleton.

… Los padres de la princesa Máxima no podrán asistir a la investidura de ella y de su esposo como nuevos reyes de Holanda.

Cambio para todos
La abdicación de la reina Beatriz supone varios ajustes en títulos, órdenes sucesorios, y hasta cambios de residencia. Al abdicar en su hijo, ella pasará a ser la princesa Beatriz de Holanda, y se mudará al Castillo de Drakensteyn (en Lage Vuursche), el que adquirió en el año 1963. Los nuevos soberanos seguirán viviendo junto a sus tres hijas (Amalia, Alexia y Ariane) en su casa de Eikenhorst, en Wassenaar. Al parecer, su traslado al palacio Huis Ten Bosch de La Haya se dilatará un poco, ya que, por el momento, este será únicamente su lugar de trabajo. De igual manera, sobre los tratamientos que recibirán, se conoce que Guillermo Alejandro se convertirá en Guillermo IV de Holanda y su esposa será Su Majestad, la reina Máxima.
 
Tras la investidura de su padre, Catharina Amalia, de nueve años, primogénita de los próximos reyes, será la nueva Princesa de Orange (título que recibe el hijo/a mayor del monarca), heredera al trono holandés. Nacida el 7 de diciembre del 2003, la pequeña Amalia pasará a formar parte de varias de las ceremonias de carácter oficial, y recibirá una preparación más exhaustiva para llegar a reinar en un futuro. Asimismo, desde el 30 de abril, las hermanas de la princesa heredera, Alexia y Ariane, ocuparán el segundo y tercer lugar, respectivamente, en la línea de sucesión al trono. En cuarto lugar estará el príncipe Constantino, hermano menor del futuro rey, y los siguientes puestos (quinto, sexto y séptimo) serán para sus hijos: la condesa Eloisa, el conde Claus Casimiro y la condesa Leonor. El octavo lugar corresponde a la princesa Margarita, hermana de la reina Beatriz y, a partir de ahora, los hijos de esta pierden todos sus derechos sucesorios. En la lista de los nuevos lugares de ese orden no aparecen el príncipe Friso ni sus hijas, ya que en su momento, él no solicitó permiso al Parlamento para casarse con su esposa, Mabel Wisse, quien lleva en su espalda el peso de un oscuro pasado.

Sus antecesoras
Más de un siglo de reinas preceden la nueva era en la que Holanda pasa a ser reinado  por un hombre. La princesa Guillermina, hija de Guillermo III y la reina Emma, se convirtió en soberana de los Países Bajos con tan solo 10 años de edad –tras fallecer su padre y bajo la regencia de su madre- en 1890. Sin embargo, el día que cumplió 18 años pasó oficialmente a ser reina. Con el transcurso de los años, tuvo una única hija con su esposo, Enrique de Mecklenburg, a quien llamó Juliana y en quien abdicó el 4 de abril de 1948, pasando a convertirse en Guillermina, Princesa de los Países Bajos y retirándose por completo de la vida pública. Finalmente, fallece en 1962. Por su parte, la reina Juliana reinó por 32 años y en 1980 abdicó en su hija Beatriz, alegando: “Tarde o temprano los que envejecen deben enfrentar el hecho grave de que su fortaleza se desvanece y que es irresponsable seguir…”. No cabe duda de que el proceder de las reinas holandesas debería ser un ejemplo a seguir para muchas de las cabezas de las monarquías europeas de la actualidad, pues al parecer vivimos en una era en la que tanto reyes como reinas están aferrados a sus tronos.

Máxima y Guillermo con sus hijas: Amalia, Alexia y Ariana.

MAS SOBRE MAXIMA
>> Tiene 6 hermanos: 3 del matrimonio de sus padres, Jorge Zorreguieta y María del Carmen Cerruti, y 3 del primer matrimonio de su papá.
>> La futura reina tiene ascendencia española por parte de su padre.
>> Al pasar a ser princesa se convirtió en ciudadana neerlandesa, pero se mantuvo con la religión católica, aunque la religión oficial del país es el protestantismo.
>> Cynthia Kaufmann, amiga de la infancia de la futura soberana, fue quien le presentó a Guillermo de Holanda, dando paso a la historia de amor que viven hasta la actualidad.
>> Máxima será la primera argentina en colocarse una corona real.

Izquierda: La reina Juliana de Holanda A la derecha:  La reina Beatriz,  quien pasará a ser Princesa de Holanda.


Páginas: 1


Edición # 583 - 06 de marzo de 2013

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio Ante – Colombo

En la iglesia Santa Teresita del Niño Jesús, de Entre Ríos, contrajeron matrimonio Giulianna Colombo Campozano y Daniel Ante Díaz. Recibieron a sus invitados en los Salones del Club de la Unión.

Leer más
sociales