Síguenos en:
facebook twitter
REALEZA Magdalena de Suecia & Chris O´Neill: Y vivieron felices para siermpre... Una romántica boda cierra con broche de oro el noviazgo entre la bella de la realeza sueca y un financiero británico… ¿Será el final perfecto del cuento de hadas de la princesa?
Por Wendy Salazar wsalazar@vistazo.com Fotos: Reuters


Magdalena de Suecia & Chris O´Neill: Y vivieron felices para siermpre...

Llegó enero del 2011 y empezaron a correr los primeros rumores sobre el nuevo amor de Magdalena de Suecia. Pasó poco tiempo para que la noticia fuera un hecho: la hija menor de los reyes suecos y Chris O’Neill (7 años mayor que ella), tenían una relación sentimental con gran futuro. Hoy, dos años después, la historia parece haber alcanzado un final feliz. La princesa y Chris O'Neill se dieron el "sí, quiero" en la capilla del Palacio Real de Estocolmo, el pasado sábado 8 de junio.

Un día especial 
La celebración reunió a reyes, príncipes, princesas y aristócratas, quienes presenciaron la romántica ceremonia. Importantes personalidades del mundo de la moda y el espectáculo también se hicieron presentes. 

Una vez finalizada la ceremonia religiosa –en sueco y en inglés, para que el novio y su familia pudieran ser partícipes de ella–, oficiada por Lars-Göran Lönnermark, obispo emérito de Estocolmo, y Michael Bjekhagen, predicador de la corte sueca –que profesa la religión luterana–, los recién casados abandonaron la Capilla Real. Veintiún salvas fueron disparadas desde las instalaciones militares de Skeppsholmen… Luego, la pareja se dirigió al exterior del Palacio Real, donde saludaron al pueblo, se dieron tres románticos besos y minutos después, se subieron a la carroza real, la misma que utilizaron los reyes y los príncipes herederos en sus bodas. La carroza, que también fue usada en el enlace nupcial del príncipe Gustavo Adolfo y la princesa Sibylla, abuelos de la princesa Magdalena, es un carruaje de decoración sencilla, con lámparas plateadas,  coronas reales y vidrio esmerilado. 

Después del recorrido, los novios se dispusieron a tomar los botes reales hasta el palacio de Drottningholm, donde tuvo lugar el banquete. Un exquisito y elaborado menú, a cargo del chef Stefano Catenacci, así como el original postre que consistía en una espectacular pirámide de 3.500 macarons bajo una base de flores, fueron algunas de las delicias que degustaron los casi 500 invitados.

Besos y más besos 
Si de algo se puede estar seguro es que los besos fueron el ingrediente principal de este enlace de cuento de hadas. Chris O’Neill no dudó en demostrar, en varias ocasiones, su adoración por Magdalena. Besos en las mejillas, en los labios, en las manos… Los signos de amor no se hicieron esperar, lo que concluye que detrás de esa imagen fría y seria de Chris, se encuentra un hombre sensible, amoroso y verdaderamente enamorado, algo que la princesa buscaba desde hace mucho tiempo...


Si de algo se puede estar seguro es que los besos fueron el ingrediente principal de este enlace de cuento de hadas.

Esos detalles curiosos
Dos de las representantes de las casas reales que llamaron mucho la atención fueron  Mette-Marit de Noruega, que no acertó con el vestido de encaje que usó, ni Charlene de Mónaco, cuyo vestido marrón de corte sirena y escote palabra de honor, no la favorecía en lo absoluto. La realeza española fue la gran ausente del evento. Dicen que fue la misma Letizia quien tomó la decisión de no ir a la ceremonia, impidiendo, por supuesto, que el príncipe Felipe lo haga.

Después de la tormenta… 
Es irónico. Pero, aun cuando es considerada como la más bella de la monarquía europea, Magdalena de Suecia siempre había tenido muy mala suerte en el amor. En el 2010, la prensa rosa difundió la noticia de que la princesa y su entonces prometido, Jonas Bergström, cancelaban su boda, sin dar muchas explicaciones… Todo empezó con el rumor de que el enlace matrimonial entre Magdalena y su novio (anunciado en agosto del 2009, para finales del 2010) se había aplazado, pero finalmente, la boda nunca se dio… Se habló de infidelidad por parte de Bergström. Y lo cierto es que a ese momento le siguieron épocas de mucha tristeza para Magdalena, alejada de la luz pública, de los medios y hasta de sus seres queridos, ya que la princesa se mudó a Nueva York, donde conoció al que hoy es su esposo. 

Pasarela del glamour 
Los invitados también lucieron impecables. Una de las mejores vestidas fue la hermana de la novia, Victoria de Suecia, quien eligió un vestido malva, firmado por el libanés Elie Saab. La reina Silvia deslumbró con un modelo en verde pastel con pedrería.  Mary de Dinamarca, icono de la moda dentro de la realeza europea, estuvo fabulosa con un vestido de encaje con capa de inspiración quimono, confeccionada con chiffon y ribetes de satín, todo en rojo coral. 

Otra de las protagonistas del glamour fue Tatiana de Grecia (esposa de Nicolás de Grecia). Un vestido azul cielo con luminosos reflejos verdosos, escote corazón, cuerpo drapeado y falda de vuelo la consagró como una de las mejores vestidas del fastuoso evento.

Novia perfecta
Siempre glamorosa, Magdalena no podía defraudar a los invitados con su bride style. 

El primer vestido que usó durante la ceremonia religiosa era de Valentino Garavani, diseñador italiano con una importante experiencia en vestir a las novias de la realeza. En esta ocasión, el modisto creó un modelo de organza en seda plisada con encaje de Chantilly en color marfil. En la parte superior del cuerpo y en las pequeñas mangas, el encaje se convertía en protagonista, mientras que el  escote barco se pronunciaba un poco más en la espalda. Pequeños pliegues verticales rematados con un amplio volante formaban la falda, que marcaban perfectamente su cintura. El vestido concluía con una cola de cuatro metros cubierta por un velo también de organza de seda.


Páginas: 1


Edición # 587 - 12 de julio de 2013

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Novias

EN QUITO Con espacios únicos, creados por Cayetano & Mónica Decoraciones, se realizó también el desfile de Hogar Novias en el Palacio de Cristal del Parque Itchimbia, en Quito. Con los trajes de Angelica Novias y, asimismo, con la coordinación y las modelos de Denisse Klein, el evento fue todo un éxito en la ciudad capital.

Fotos: César Mera e Iván Navarrete (Guayaquil) Diego Cevallos y Segundo Espín (Quito)

Leer más
sociales