Síguenos en:
facebook twitter
REPORTAJE Pequeños grandes talentos Son jóvenes de menos de 30 años que han triunfado en diversas áreas, gracias a su pasión y perseverancia.


Pequeños grandes talentos

Por Dágueda Salgado Ordóñez • dsalgado@vistazo.com y Ma. Gabriela Castro • mcastro@vistazo.com (Guayaquil) y Carla de Patiño • cpatino@vistazo.com (Quito) Fotos: César Anchundia (Guayaquil) y Sebastián Oquendo (Quito)

Una gran campeona
Daniela Darquea Ibarra (Quito)

Con el talento en la sangre. Pareciera que esta joven nació para el golf y el golf para ella. Desde los 4 años, empezó a practicarlo y un año después comenzó a cosechar triunfos en los  torneos zonales y nacionales de la Gira Infantil y Juvenil que organiza la Federación Ecuatoriana de Golf, donde fue campeona durante 9 años consecutivos. Actualmente, Daniela ocupa el puesto 51 entre 3.584 jugadoras en el Ranking Mundial (R&A Rankings). 

Esta joven golfista ha sabido compaginar a la perfección su vida deportiva con la académica. "Desde prekinder demostré interés por el estudio. Aprendí a ser responsable con mis deberes y trabajos en el colegio, ya que la condición de mis padres para que pueda seguir con el golf, era que tenga buenas notas…".  Desde que inició cuarto curso, junto a su madre, decidió integrarse al sistema de estudio semipresencial para poder dedicar más tiempo a sus entrenamientos. "Se me presentó la oportunidad de prepararme para realizar una gira internacional en Estados Unidos y me retiré del colegio siendo miembro del National Honors Society… He aprobado los exámenes para ser aceptada en la Universidad de Miami donde, gracias a Dios, he obtenido una beca total para mis estudios". 

Desde muy pequeña impuso su récord de premios en este campo, ya que fue Campeona Sudamericana Prejuvenil en el 2008, Campeona Nacional Juvenil 2011 y 2012, y Vicecampeona Sudamericana Juvenil 2012. Cuando asistió a la Gira American Junior Golf Association, ganó el primer lugar en el Torneo Optimist 2010 en Estados Unidos. 

Magdalena, su mamá, reconoce que a su hija le atraían los deportes, pero que el golf siempre fue su  favorito. "El golf se convirtió en el centro de su vida y el de nuestra pequeña familia. Posteriormente, al ver que era tan completo para su formación, mi esposo y yo nos entregamos a apoyar a Dani en todo lo que podíamos…".  

Daniela está convencida de que este deporte es un pilar fundamental en su formación. "Me ha ofrecido la oportunidad de aprender a superarme como deportista y como persona, y me ha hecho madurar ante la adversidad y el éxito, he aprendido a ser humilde y a luchar por seguir adelante… Además, me conecta muy profundamente con mi padre, quien en vida me ofreció lo mejor de él y me apoyó incondicionalmente". Después de terminar sus estudios secundarios, Daniela planea ir a una gira de 5 torneos en Estados Unidos, a los que clasificó y está lista para participar. En agosto, se incorporará a la Universidad de Miami, donde será parte del equipo de golf representando a esa entidad.

Sus consejos…
Su éxito fue el resultado positivo de un proceso formativo, tanto en lo personal como en la parte técnica de un deporte. El golf se debe ejecutar con disciplina y absoluta dedicación. “Para mí, ha sido fundamental construir el fruto de todo el camino recorrido para obtener resultados, sin necesariamente alcanzar el triunfo. Esa es la satisfacción de tener la conciencia de que se logró un objetivo trabajándolo paso a paso”.


Una balletista de aplomo
Valeria Sánchez Jairala (Guayaquil)

Cualquier ser humano que decida consagrase al ballet, lo hace, literalmente, en cuerpo y alma. Y así lo hizo Vale, como le dice su mamá, a los 4 años, cuando dio sus pinitos en el ballet en la academia de la profesora rusa Ana Wiesner. “Cuando son pequeñas, empiezas a distinguir el carácter de las niñas: la que quiere llamar la atención, la que llora, la que grita, la que no puede estar quieta o la que está bien rectita con los ojos que te quieren comer… Esa era Valeria”, cuenta Ana con nostalgia, quien la ha formado durante muchos años. Hizo de la danza su piel, su más fiel compañera y aliada… La vive, la siente, la respira y no piensa abandonarla. Es como si hubiese entrado en un enamoramiento eterno e irrevocable. 

Valeria no es una adolescente de quince años, ella es una balletista de quince años… Aprovecha el mínimo tiempo libre para estudiar, incluso sacrifica sus fines de semana para adelantar todas sus tareas y poder dedicarle las tres sagradas horas de entrenamiento diario al ballet. Cuando está en vísperas de una presentación, la jornada se duplica y ensaya hasta 8 horas, y si está lesionada, no le importa, la función debe continuar. “Hay que hacerse amigo de lo extremo, esa es la vida del bailarín”, afirma su maestra. 

“¿Te gusta la vida que llevas?”, no pudimos evitar preguntarle. “No me queda de otra, lo tengo que hacer”, dice con una temeraria madurez. Sin embargo, como toda joven a su edad, es frágil y cae. “A veces se bloquea y dice: ‘No puedo’, pero cuando sale al escenario, es otra”, cuenta Ana Wiesner. Su cuerpo resalta entre las muchachas de su edad por su espalda erguida y tonificada, sus hombros en línea y su cuello largo, por ser tan liviana como una pluma que proyectan movimientos perfectos. En el escenario reposa el mágico encanto de su elegancia y desenvolvimiento. Por eso, ella puede contar con orgullo que ha sido invitada a graduarse como bailarina profesional en una de las instituciones más legendarias del mundo, con casi 300 años de historia, la Escuela de Ballet del Teatro Bolshoi de Rusia. Pero ella no está sola, siempre la acompaña su madre, María Verónica, para impulsar su vuelo o para regresarle los pies a la tierra. 

Como cualquier adolescente, esta joven tiene muchos sueños, como ir a Rusia a terminar sus estudios de ballet profesional, o participar en la competencia Lausanne Grand Prix en Suiza o bailar en el Royal Ballet Theater, el Bolshoi Ballet Theater o el Kirov Ballet Theater. Su gran meta: aportar con una gran dosis de arte en el Ecuador, específicamente en la danza.

Valeria ha sido invitada a graduarse como bailarina profesional en una de las instituciones más legendarias del mundo, con casi 300 años de historia, la Escuela de Ballet del Teatro Bolschoi de Rusia.

Esta bailarina guayaquileña posee un modesto historial de competencias. Ha participado en varios concursos internacionales, como en el torneo internacional DEA Dance Competition, donde obtuvo medalla de oro; Danzamérica, que se realizó en septiembre del 2011 en Argentina, donde ganó una medalla de oro y dos de plata. Su última competencia fue en Youth America Grand Prix (YAGP) en el 2012, en Nueva York, donde su calificación fue de 92/100. En enero del 2013 inició sus clases en la Academia de Ballet de Bolshoi en Rusia, pero durante los últimos 3 años, Valeria acudió a los cursos vacacionales que ofrece dicho centro de estudios en Connecticut, Estados Unidos. 

El rostro de una balletista está cubierto por una máscara abstracta. Así una balletista tenga los pies sangrando o la clavícula fracturada, como a ella le sucedió hace algunos años a una semana de ir a un importantísimo campeonato internacional al que le había costado clasificar, debe llevar un semblante firme y fresco, y estar siempre dispuesta a bailar. Y Valeria Sánchez Jairala ha demostrado que tiene el carácter para ostentar el pesado y distinguido honor de ser una balletista.

Sus consejos...
Organización y concentración son los ingredientes del éxito para Valeria. Tener una actitud perfeccionista y perseverante es la estricta premisa que se debe seguir para triunfar en la danza. “Aprovecho el tiempo libre que tengo para adelantar mis tareas y dedicarle todo mi tiempo al ballet”. Además, también aconseja que los que decidan ser balletistas, tengan un plan B para su futuro, como estudiar una carrera universitaria, ya que la vida del bailarín es corta.


Propuesta vegana
Sarah Vélez Quintero (Guayaquil)

Que un pastel no tenga entre sus ingredientes ni lactosa ni huevo, que sea bajo en azúcar, y que además sea rico, sería impensable… Sin embargo, la pastelería vegana impone esta técnica y propone tentadores y saludables dulces… ¿Cómo se te ocurrió ofrecer este tipo de repostería? Fue lo primero que le pregunté a Sarah,  a lo que ella, entre risas, respondió: "Como soy vegetariana desde hace 4 años, me pareció interesante montar un negocio relacionado a mi estilo de vida. Quería salir de lo común y dar un toque diferente a mis recetas, ya que no había escuchado de un tipo de pastelería así, al menos aquí en el Ecuador. De hecho, Magdalena's Bakery, empresa que abrí hace 3 años, no nació pensada en gustos vegetarianos. Comenzó como una pastelería más, y luego de casi año y medio de su apertura, me di cuenta de que podía hacerla vegana, imponiendo algo con mi sello propio", comenta esta creativa joven, de 21 años, quien se dio a conocer a través de las redes sociales. No solo es original y atrevida en su propuesta gastronómica, también lo es en su ̔"blog", Sarah Caracola, donde comparte sus secretos de cocina, aprendidos en la Escuela de los Chefs, y en el que tiene un sinfín de seguidores, amantes de este tipo de comida sana. "Realmente, se podría decir que hay una cultura vegetariana… El secreto de esta sazón está en descartar los ingredientes de origen animal. Por ejemplo, reemplazo la leche de vaca por la de soya o la leche a base de almendras, y cambio los huevos por una salsa de manzana que yo hago, o sino por linaza molida. También utilizo margarina y demás productos de origen vegetal. Los intolerantes a la lactosa, los alérgicos a los huevos, los que tienen problemas de colesterol o personas que simplemente quieren comer saludablemente, pueden probar mis dulces", recalca.

"El secreto de esta sazón está en descartar los ingredientes de origen animal y reemplazarlos por productos de origen vegetal".

Estar husmeando en la cocina y ver lo que su mamá hacía, la atrajo a primera vista; de ahí,  su amor por este arte.  Sarah asegura que su éxito fue darse a conocer en Facebook y en Twitter. "Me hacen los pedidos, cocino y hago las entregas a domicilio … Lo que más me piden son la torta mojada de chocolate, el pastel de carne de soya, el de vainilla con caramelo o con café, la tarta de frutas rellena de crema pastelera, las galletas y los negritos”. Un horno y una batidora industrial fueron sus aliados para iniciar con Magdalena's Bakery. "Esta pequeña inversión y el apoyo incondicional de mis padres me han permitido mantenerme en el mercado con una enorme aceptación".

Sus consejos…
“Los jóvenes a quienes les apasiona el mundo de la cocina, deben estudiarlo profesionalmente para que adquieran las técnicas necesarias. La idea es que practiquen mil veces, para corregir las fallas que se cometen al inicio. Además, es importante que a todo lo que hagan le pongan corazón porque es el principal ingrediente de sabor”.


Una voz mágica
Viviana Rodríguez López (Guayaquil)

Su voz simplemente eriza la piel. Su pulcra interpretación en escena delata a una artista de talla internacional. Viviana Rodríguez, de 29 años de edad, es talentosa y perfeccionista, y con una agudeza vocal impecable. 

Esta apasionada artista se dejó seducir por el canto lírico desde que tenía 16 años; sin embargo, cuando era muy pequeñita, su madre se dio cuenta de su sorprendente afinación y explotó esta aptitud innata en ella. "Mi mami decidió meterme en  clases teóricas de canto y fue así como me enrumbó en este maravilloso y sacrificado arte", cuenta emocionada la reconocida soprano guayaquileña, que tiene el don de realizar pasajes de gran agilidad musical, gracias a su liviano timbre de voz.

Presenciar una ópera en vivo, ha sido  uno de sus mayores sueños cumplidos, pues tuvo la oportunidad de viajar a Italia. "La primera vez fui a audicionar a la escuela de canto en Milán y, aunque no pasé la prueba,  me di el gusto de visitar teatros en Francia y Venecia. En mi segundo viaje, recibí un taller de canto y actuación en Padua. La jornada fue exigente. Pude comprobar que cantar es más difícil de lo que me imaginaba porque hay que trabajar muchísimo en la dinámica, el estilo de cada compositor, la interpretación y la pronunciación. Además, sentí gran adrenalina y emoción al presentarme en el Centro Cultural Alemán-Italiano y en el Palazzo Zarco Armenia, con mi grupo de compañeros... Fue una linda experiencia para "foguearme" y sentir de cerca el nivel profesional que implica este tipo de música”, asegura Viviana, quien estudió en el conservatorio Rimsky Korsakov, de Guayaquil. 

Ese talento envidiable del que goza, lo ha demostrado en sus diversas presentaciones junto a la Orquesta Sinfónica de Guayaquil y de Cuenca, con la Orquesta del Teatro Centro de Arte y con la Orquesta Municipal de Loja, en distintas ciudades del Ecuador. "Me encantó interpretar la ópera italiana de Gaetano Donizetti, El elixir de amor.   Por la comicidad, también disfruté mucho de la ópera bufa, Serva Padrona, porque me fui de gira por todo el país cuando tenía 25 años...", menciona, la ganadora del concurso Jóvenes Talentos en el año 2005. 

Se dedica a la música en cuerpo y alma, porque toda su agenda está copada con actividades referentes a este arte. "Ahora, estoy trabajando en el Teatro Centro de Arte junto al coro. Además, con la soprano Beatriz Parra Durango estamos montando la zarzuela española, El barberillo de Lavapiés".

Como el arte lo lleva en la piel, desde primer grado hasta el colegio compaginó sus estudios académicos con el canto. "Era hermoso ir al conservatorio porque me sentía en mi mundo. Mis clases eran sagradas… Para mí, primero Dios y después la música. Cuando tengo alguna presentación pongo alma, corazón y mis cinco sentidos para dar siempre lo mejor".  

"Para mí, primero Dios y después la música. Cuando tengo alguna presentación pongo alma, corazón y mis cinco sentidos para dar lo mejor".

Sus consejos…
"Al canto lírico hay que tomarlo en serio y ser responsable con este arte. Quien decide incursionar en este increíble mundo tiene que manejar una buena técnica vocal porque, de lo contrario, la voz se envejece pronto. Sin técnica no hay música ni belleza en una obra. La práctica y la dedicación no es solo un estudio físico, sino también mental".


Páginas: 1


Edición # 587 - 12 de julio de 2013

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Novias

EN QUITO Con espacios únicos, creados por Cayetano & Mónica Decoraciones, se realizó también el desfile de Hogar Novias en el Palacio de Cristal del Parque Itchimbia, en Quito. Con los trajes de Angelica Novias y, asimismo, con la coordinación y las modelos de Denisse Klein, el evento fue todo un éxito en la ciudad capital.

Fotos: César Mera e Iván Navarrete (Guayaquil) Diego Cevallos y Segundo Espín (Quito)

Leer más
sociales