Síguenos en:
facebook twitter
SALUD Banda gástrica virtual: Mente vs. Deseo Original terapia, basada en la hipnosis, cuya finalidad es lograr que el paciente baje de peso, sin perder el placer de comer.


Banda gástrica virtual: Mente vs. Deseo

Por Dágueda Salgado Ordóñez.

Aproximadamente, hace 4 años atrás, realizarse el bypass gástrico se convirtió en un boom en cuanto a cirugías. Desde personas con obesidad mórbida hasta quienes tienen pocas libras de más, deciden someterse a esta intervención quirúrgica, cuyo objetivo es alcanzar una reducción del estómago para comer en menor cantidad y evitar engordar. Sin embargo, aunque resulte curioso, en la actualidad, existe otro tipo de banda gástrica, ¡y es la virtual! Para explicarlo mejor, consultamos a la sicóloga clínica Yesmín Zajar Saab, la primera terapista del Ecuador que puso en práctica esta técnica, hace dos años. "La terapia trabaja básicamente con la mente porque el tema de la comida es totalmente emocional. La mayor parte de la humanidad no solo come porque tiene hambre; el estado de ánimo también influye al momento de ingerir y escoger los alimentos…", asegura la especialista, quien se capacitó en el Instituto Scharovsky de Hipnosis Clínica Reparadora, en Buenos Aires, Argentina. 

Creer que se puede 
El objetivo de la banda gástrica virtual (BGV) es que el paciente se sienta saludable corporal  y emocionalmente hablando. "Mi objetivo no es llegar a un número determinado de libras, sino que la persona al mirarse  al espejo se guste y decida cuánto quiere pesar", manifiesta. Este método sicológico, llevado a cabo a partir de la hipnosis y de la reprogramación subliminal, trabaja sobre la fuente del problema y logra disminuir drásticamente el deseo de comer. "La idea es que la mente se satisfaga con menor cantidad de alimentos, tal y como sucedería si hubiéramos reducido el estómago. La persona es capaz de decidir en qué momento debe comer por elección y no por imposición, sin impedir que comer sea placentero. Lo que busca la técnica es perder la voracidad, jamás el hambre ni el apetito", menciona y afirma que como el tema es clínico y emocional, maneja niveles de control y de conciencia del paciente, hacia el paciente y para el paciente. "La hipnosis reprograma en varias áreas: hace una  reducción mental del estómago, baja los niveles de ansiedad y reformula los hábitos adecuados en la alimentación para cambiar la actitud frente a la comida", destaca Yesmín Zajar.

Atención
» El creador de la BGV es Armando M. Scharovsky, quien sufrió de obesidad y fue el primer paciente en seguir este método, en el 2006.
» La banda no es una dieta, es un soporte.
» La terapia no utiliza ningún tipo de medicación. Sin embargo, las pastillas para adelgazar se deben eliminar, pero si el paciente está tomado medicamentos por alguna afección que padece, esa prescripción sigue intacta.
» No hay invasión del cuerpo en ningún sentido.
» La BGV está contraindicada para quienes padecen o hayan sufrido de anorexia, porque como tienen un fuerte resquebrajamiento de su imagen corporal, al insertar las consignas, se origina un efecto contraproducente.

El inconsciente manda
Para efectuar el procedimiento, se trabaja con una hipnosis media: un estado de relajación en el que se disminuyen los niveles de dispersión de la atención para centrarlos en un solo punto focal. "El individuo no pierde el control ni el conocimiento, es decir, no va a hacer nada que no quiera. En este estado de máxima concentración se inserta una serie de consignas positivas en el inconsciente del sujeto, que la conoce, la necesita y la acepta para que sea fácil manejar el tema de la comida y lo convierta en un hábito", destaca la sicóloga clínica, quien no recomienda el tratamiento a menores de edad. 

Al grabar e interiorizar las conductas alimenticias saludables, el individuo, de forma consciente, manipula su ansiedad, toma la decisión de dejar de comer cuando no tiene hambre, bebe la cantidad indicada de agua para eliminar toxinas, mastica despacio los alimentos y se llena con lo ingerido. "Es todo un proceso para que al comer no solo se complazca el estado emocional, sino que se baje de peso a partir del debilitamiento del deseo", recalca.

Yesmín Zajar Saab, primera terapeuta del Ecuador certificada en BGV, en el Instituto Scharovsky de Hiponsis Clínica Reparadora.

El tratamiento, paso a paso
Para lograr efectividad, es básico la empatía del paciente con su especialista. A continuación, una breve explicación de cómo se lleva a cabo la BGV, que tiene una duración de dos meses y medio, repartida en 5 terapias de refuerzo.  
• La primera sesión dura alrededor de 3 horas porque se hace una ficha donde se registra el peso, los antecedentes y los objetivos de la persona. Además, se explican los fundamentos del programa, se trabaja el lado emocional del paciente (desde la sicología) y se lo coloca en hipnosis para implantar las consignas.
• En cada terapia, se entrega una ficha o registro para el debido control, por escrito, de sus conductas y su peso, con la finalidad de evaluar y corregir en cada sesión. También se le proporciona dos cintas de audio, para que la escuche una vez por la mañana y otra por la noche. Estas grabaciones están hechas bajo técnicas de reprogramación subliminal y utilizan como base la inducción al sueño, mejorando las alteraciones de descanso que padecen muchos sujetos.
• Las terapias de refuerzo duran alrededor de 45 minutos y se manejan desde dos etapas: la consciente y la hipnótica.  Luego de finalizar el tratamiento, si hay rebote, puede haber una sesión de reimplantación para reforzar consignas.


Asesoría: Yesmín Zajar Saab, sicóloga clínica y terapeuta autorizada en banda gástrica virtual. Omnihospital,  consultorio 615; Telf.: 0999463002. (Guayaquil).


Páginas: 1


Edición # 589 - 12 de septiembre de 2013

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio Cesa – Ripalda

Contrajeron matrimonio Doménica Ripalda Vishart y Giulio Cesa Allú en la iglesia del Colegio Javier. Recibieron a sus invitados en la casa de los padres del novio.

Leer más
sociales