Síguenos en:
facebook twitter
SALUD Diabetes: Una epidemia silenciosa Esta enfermedad cuenta entre sus grandes aliados con la desinformación, la mala alimentación y el sedentarismo. Conoce un poco más de este mal que continúa creciendo.


Diabetes: Una epidemia silenciosa

Por Nadia Zamora Freire nzamora@vistazo.com y María Paulina Morales Toro mpmorales@vistazo.com Fotos: Fotolia


Cada 10 segundos muere una persona en el mundo por causa de la diabetes, y la Organización Mundial de la Salud estima que en el mundo hay más de 350 millones de personas afectadas, por lo cual se ha convertido en la primera enfermedad no infecciosa que amenaza el bienestar de todo el globo terráqueo, y hay expertos que indican que la diabetes ya es una epidemia y otros aseguran que pasó a ser una pandemia. En Ecuador, las cifras registradas indican que hay más de 800.000 diabéticos, pero estos datos no contabilizan a los pacientes de consultas privadas y tampoco a aquellos que desconocen el padecimiento de este mal. Lo que sí está claro, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC),  es que se trata de la principal causa de muerte en el país. Pero, ¿qué debes saber sobre la diabetes?, aquí te presentamos una pequeña guía que te ayudará a conocerla y a evitar su propagación. Enfermedad crónica La diabetes es un mal de larga duración y de progresión lenta, por ello está clasificada como una enfermedad crónica y se genera cuando el páncreas no produce suficiente insulina –hormona que regula el azúcar en la sangre y otorga energía vital–, o el cuerpo no utiliza la insulina de manera eficaz. Esta enfermedad se divide en 4 grupos
•Diabetes tipo 1. No hay producción de insulina en el cuerpo. •Diabetes tipo 2. La producción de insulina es deficiente y existe una resistencia celular a las acciones de esta hormona. •Diabetes gestacional. Se genera cuando las hormonas del embarazo reducen la capacidad corporal de responder a la insulina. •Otros tipos de diabetes (secundaria a cirugía, la cual se desarrolla a partir del padecimiento de otra enfermedad como el Síndrome de Cushing, entre otros, así como también pude deberse al uso de tratamientos farmacológicos). Lo que se debe tener presente es que este mal no respeta sexo, ni edad y, en la actualidad, la incidencia de sobrepeso y obesidad hace que la diabetes mellitus tipo 2, la cual afectaba con mayor frecuencia a las personas mayores de 40 años, se establezca en jóvenes y niños, algo impensable hace algunos años, ya que según nos indica la endocrinóloga Paulina Flórez, miembro de las asociaciones Americana y Latinoamericana de Diabetes, “la que se diagnosticaba en menores de edad era la tipo 1”. Además, actualmente los expertos indican que el mayor problema con esta enfermedad incide en que muchas personas desconocen que la sufren hasta que llegan a un consultorio médico con un padecimiento derivado de una diabetes más avanzada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que para el año 2025 estarán duplicados los casos de diabetes en el mundo.



Prediabetes: ¿existe? La prediabetes es un término relativamente nuevo, nos indica la doctora Flórez, ya que “antes a estos pacientes se los llamaba ‘intolerantes a los carbohidratos’”. Esta se diagnostica a través de un examen llamado Prueba de Tolerancia Oral  a la Glucosa (PTOG), “que se realiza en pacientes con una glucemia alterada en ayunas, lo cual no hace diagnóstico de diabetes, es decir una glucemia mayor a 99 mg/dl pero menor a 126.  Lo que se hace es dar al paciente una carga de glucosa oral de 75 gramos y esta se mide a las dos horas.  Si el resultado es mayor a 140 mg/dl y menor a 200, estamos frente a un prediabético, y si es 200 o más estamos ante un diabético”, afirma la especialista. La persona diagnosticada con este mal debe seguir una dieta libre de carbohidratos simples como el azúcar y baja en grasa, y hacer ejercicios a diario para mantener un peso saludable. Además, se ha probado que el uso de drogas que reducen los niveles elevados de glucosa en la sangre en pacientes prediabéticos con una función renal normal, pueden ser útiles para evitar la aparición de la enfermedad crónica, pero esa medicación debe ir de la mano con la práctica de una actividad física  y una dieta adecuada.


¿Y la diabetes emocional?
Muchas personas hablan de diabetes emocional, pero esta no existe, es un invento, comenta la doctora Flórez. “Lo que sí sucede es que el estrés físico (una fractura, una infección, etc.) y el emocional (problemas laborales o sentimentales, etc.) pueden empeorar el control en un paciente diabético. Pero de ninguna manera quiere decir que la persona sufre esta enfermedad únicamente durante estos periodos de estrés.  Ya que se es diabético siempre”. 

Existen 2 tipos de fibra, la soluble (chía, salvado de trigo, envoltura de granos, cereales) y la insoluble (frutas y vegetales). 

Diabéticos  y su alimentación
La doctora Gladys Nájera, nutricionista especializada en educación de diabetes, nos indica que un buen método de alimentación cumple un papel imprescindible en el control de la diabetes, para ello se deben tener en cuenta los siguientes requisitos: •La dieta debe ser personalizada y adaptada a las condiciones  de vida de cada individuo. Esto solo lo puede evaluar un nutricionista especializado y con experiencia en diabetes, para que enseñe, principalmente, cómo contar los carbohidratos diarios, y así evitar los picos de hipo e hiperglucemia. •Un plan de alimentación completo en nutrientes, debe contener proteínas entre 15-20%, lípidos o grasas de 25-30% y carbohidratos entre 55-60% del valor calórico total. •El consumo de la fibra entre 30 y 50 gramos al día, ayudará a ejercer su efecto directamente, impidiendo que la glucosa se eleve en la sangre. •La alimentación fraccionada, debe distribuirse en cinco a seis porciones diarias. •La sal tiene que ser consumida en una cantidad moderada  (seis a ocho gramos: ¾ de cucharadita) y sólo restringirse cuando  existan enfermedades concomitantes (hipertensión  arterial, insuficiencia cardíaca, insuficiencia  renal). 

Lo que hay que saber
¿Las personas con resistencia a la insulina pueden ser catalogadas como prediabéticas? Las personas con resistencia a la insulina no llegan a la categoría de prediabéticas, si es que en el examen antes mencionado, PTOG, no hace diagnóstico. Lo que sí sucede es que este problema predispone a la diabetes, porque por lo general los pacientes que lo sufren son obesos o con sobrepeso.
¿Cuáles son las enfermedades que se derivan de la diabetes? La diabetes puede provocar enfermedades en el riñón (nefropatía diabética), en el corazón, en los vasos sanguíneos del cuerpo (macroangiopatía diabética), en la retina (retinopatía diabetica), en los nervios (neuropatía diabética).  Lo que conlleva a infartos cardiacos, amputaciones, ceguera e insuficiencia renal crónica que termina en diálisis. 
¿Quiénes son las personas predispuestas a padecerla? “La genética juega un papel importante en la diabetes, pero esta necesita de un factor ambiental que actúe como gatilllo para que se desarrolle la enfermedad. La vida sedentaria, la mala alimentación y el aumento de peso pueden ser los detonantes”, nos asegura la endocrinóloga.

El estrés y la glucosa
La especialista comenta que es fácil averiguar si el estrés mental descontrola la glucosa, pues la Asociación Americana de Diabetes (ADA por sus siglas en inglés) dentro de sus investigaciones desarrolló un método para descubrir su influencia. “Antes de medirse la glucosa en la sangre, es necesario calificar en una hoja el nivel de estrés mental del uno al diez, luego escribir al otro lado el porcentaje de glucosa. Si los resultados presentan una escala elevada de estrés y glucosa o un nivel bajo en ambos, quiere decir que el estrés está afectando el control de azúcar en la sangre”. Además, añade: “No es normal que a una persona de condición saludable se le agrave el control glucémico, aunque mantenga un alto grado de estrés”. En caso de presentar altos grados de azúcar en la sangre, es necesario acudir en primera instancia a un endocrinólogo o diabetólogo, para que valorice si este desorden se debe al padecimiento de la enfermedad; de ser así, “es importante visitar un grupo de apoyo o educación en diabetes, para informarse correctamente de todo lo que debe saber acerca de la misma y lograr vivir una vida plena y con calidad”, nos indica la doctora. En personas con diabetes, la nutricionista informa que el estrés puede tener dos tipos de efectos: •Los pacientes con diabetes tipo 1 tienen un variado nivel de glucosa ante el estrés, mientras que en la mayoría se eleva, en otras es posible que disminuya. •Con la diabetes tipo 2, en cambio, el estrés mental a menudo aumenta el nivel de glucosa en la sangre. Por otra parte, el estrés físico, presentada como una enfermedad o lesión, causa un nivel más elevado en personas con cualquiera de los dos tipos de diabetes.

Para prevenir 
Tomar en cuenta los siguientes consejos de la nutricionista puede evitarnos padecer o desarrollar aún más la diabetes en nuestro organismo: ● Alimentarse saludablemente. ● Evitar el sobrepeso y la obesidad. ● Hacerse controles periódicos de la glucemia, especialmente después de los 35 años (y si existe sobrepeso, antes). ● Tener un peso adecuado para la estatura. ● Hacer ejercicios regularmente (5 veces a la semana, por 30 minutos diarios). Involucrarse en un programa de apoyo en diabetes, con el fin de recibir educación y ayuda para desarrollar y mantener los comportamientos que pueden prevenir o retrasar la aparición de la diabetes mellitus (DM). ● Incluir la evaluación psicológica y de la situación social que se padece, como una parte del tratamiento médico de la DM. ● La detección y seguimiento de los problemas psicosociales pueden incluir (pero sin limitarse a esto) las actitudes acerca de la enfermedad, las expectativas del tratamiento médico, la calidad de vida en general y la relacionada con la DM.

Las instrucciones dietéticas para pacientes diabéticos deben estar de acuerdo con la  edad, sexo y actividad física.


Páginas: 1


Edición # 620 - 11 de abril de 2016

Malabares Cotidianos

El tijeretazo

Todos hemos sido principiantes alguna vez.

Leer más

sociales

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.