Síguenos en:
facebook twitter
TURISMO Una escapada a Milán Aunque un día no es suficiente para vivirla intensamente, disfruta de un corto viaje a esta gran ciudad italiana.


Una escapada a Milán

Texto y fotos: Verónica Madero | vmadero@vistazo.com

CONOCER MILAN es descubrir un valioso tesoro cultural, arquitectónico y artístico. Recorrer sus calles es transportarse por barrios antiguos llenos de historia que hoy hacen de esta urbe una de las más visitadas y famosas de Italia. Conocida mundialmente como la capital de la moda italiana, esta metrópoli no solo vive del diseño, sino también de actividades comerciales, industriales y bancarias.

Comienza la aventura
A las 6:45 de la mañana tomé el tren, desde la estación de Asti, región del Piamonte, con dirección norte, a Milán. Dos horas después llegué a Milano Centrale (Estación Central de Milán), la más grande terminal de dicha ciudad y la segunda del país, donde confluyen los trenes, los tranvías, los autobuses y el metro de esta urbe. Confieso que me sentí un poco nerviosa al bajarme del tren porque, en medio de una gran marea de gente que circulaba a esa hora, no sabía a dónde dirigirme. Pero, con diccionario en mano, compré un ticket por 3 euros que sería válido por todo el día en el sistema de transporte y, además, un libro guía con los principales puntos turísticos .





Para conocer Milán, sobre todo la zona céntrica, hay que caminar. El punto de partida es la Plaza del Duomo, nudo vital de la capital de la región de Lombardía, la cual tiene mucha vida y movimiento ya que en sus alrededores se encuentran la catedral, el Ayuntamiento, el Palacio Real y la Galería Vittorio Emanuele. Inmediatamente ingresé al Duomo (catedral), corazón y símbolo religioso de la ciudad, cuya construcción fue empezada en la segunda mitad del siglo XIV. Al entrar a este gigantesco templo de 148 metros de largo, destacan los 52 pilares de gran altura, las innumerables obras de arte de siglos pasados, el monumento a Gian Giacomo Medici, un reconocido líder y hermano del Papa Pio IV, y las vidrierías con detalles que representan la Ultima Cena.

Vale la pena visitar los tejados de la catedral para apreciar el mejor mirador de la ciudad. Existen dos vías para llegar: ascensor o escaleras. Yo opté por la segunda pensando que eran pocas, pero al encontrarme en lo más alto del templo, el cansancio desapareció ya que la vista que ofrece este lugar es maravilloso. Además de observar todo Milán, aquí podrás apreciar los cientos de agujas que decoran el tejado, las estatuas de mármol blanco y la imagen de la Madonnina, célebre símbolo protector de Milán.

En el lado sur de la catedral se encuentra el Palacio Real, vieja sede del Gobierno de la ciudad y actual centro cultural donde se realizan exposiciones. Sobre el otro lado del templo, del lado izquierdo, está la imponente Galería Vittorio Emanuele II. Esta galería, en forma de arcadas perpendiculares que se cruzan hasta formar un octágono, alberga exclusivos restaurantes y lujosas tiendas de ropa, como Louis Vuitton y Prada. Tómate unos minutos para degustar lo mejor de la comida italiana en este elegante centro comercial o adquirir algún souvenir en los diferentes almacenes, al puro estilo de los famosos que suelen almorzar allí.

Saliendo del otro lado del centro comercial, se encuentra la Piazza della Scala, reconocida plaza que rinde homenaje al artista italiano Leonardo da Vinci y área donde está el popular Teatro de la Scala, considerado como uno de los mejores escenarios líricos del mundo.





Capital de la moda
Siguiendo con el recorrido por la zona céntrica, donde resaltan las calles angostas llenas de motos y carros de lujo, di con la calle más sofisticada de todo Milán: la Via Monte Napoleone, importante avenida que llama la atención por las exclusivas boutiques que se encuentran a cada paso. Versace, Gucci, Yves Saint Laurent, Giorgio Armani, Dior y Bvlgari, son algunas de las marcas que podrás encontrar. Esta reconocida calle, donde transitan elegantes hombres y mujeres, conecta con la Via Manzoni, la Via della Spiga y el Corso Venezia, zona conocida mundialmente como el cuadrilátero de la moda. Preferí admirar las últimas tendencias del momento desde las vitrinas para seguir con el recorrido.





Obras y palacios
Para transportarse al pasado y descubrir un poco más la historia de esta ciudad, lo mejor es visitar los museos e iglesias. En las afueras del centro histórico, justamente cerca de la Universitá Cattolica, se encuentra la Basílica de Sant´Ambrogio, una de las iglesias más antiguas de Milán que fue edificada entre los años 379 y el 386 por voluntad del obispo de la urbe y patrón de la ciudad, San Ambrosio.

Entre los sitios a destacar, dentro de esta zona moderna y llena de vida, están el Museo della Sciencia e della Tecnica Leonardo da Vinci y la iglesia Santa María de Grazie, lugar que guarda la grandiosa obra del pintor renacentista Leonardo da Vinci, La Ultima Cena. Es preferible que antes de asistir, reserves con tiempo las entradas para evitar las largas filas que se forman en las afueras.

Para terminar mi día en esta impactante ciudad, visité el Castillo Sforzesco, antigua residencia de los duques de Milán y actual museo que atesora importantes obras de arte que están distribuidas en diferentes secciones, como el Museo Egipcio, el Museo de Prehistoria y Protohistoria, el Museo de Artes Decorativas y el Museo de Arte Antiguo donde reposa una de las tres versiones de la famosa Piedad Rondanini del pintor y escultor renacentista, Miguel Angel. Luego, me dirigí a los exteriores del palacio para admirar el fascinante paisaje verde y descansar un rato, antes de regresar a la Estación Central y tomar mi tren de regreso a Asti, punto de partida para recorrer Italia durante algunos días.

TEN EN CUENTA
>> Si quieres disfrutar de la buena gastronomía, visita algunos de los estupendos restaurantes de la ciudad, como Cracco, Armani/Nobu, Osaka y Trattoria Madonnina.
>> Una costumbre de los italianos, luego del trabajo, es disfrutar del aperitivo o “happy hour”. Los mejores lugares para hacerlo son Bar della Rinascente, Tip and Coffee, Terrazza Ramazzotti (en el Hotel Dei Cavalieri) o Marc Jacobs Cafè.

Si tienes tiempo
Si tu estadía en Milán se prolonga, aprovéchalas para irte de compras en los outlets que están dentro o en las afueras de la ciudad. DMagazine Outlet, Vicolungo y Fidenza Village son algunos de los centros comerciales donde podrás encontrar las mejores marcas italianas y extranjeras, como Escada, Elena Miró, Versace, D&G, Desigual, GEOX, Armani, entre otras firmas.


Páginas: 1


Edición # 564 - 10 de agosto de 2011

Realeza

La discreta boda de Zara Phillips Y Mike Tindall

A diferencia del enlace de su primo, William de Inglaterra, la nieta mayor de la reina Isabel se casÛ con su novio, en una Ìntima ceremonia.

Leer más

sociales

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Guayaquil

Leer más
sociales