Síguenos en:
facebook twitter
TURISMO Casa Ceibo: Romance y Aventura Un refugio romántico que invita a la vez a integrarse al entorno exterior. Es un destino de lujo en la costa manabita, desde donde se podrá explorar Bahía de Caráquez y sus alrededores.


Casa Ceibo: Romance y Aventura

El trayecto de Manta a Bahía de Caráquez  ofrece un espectáculo que ninguna persona se puede perder: el bosque de ceibos.  Llama la atención porque aquí este árbol no es como se ve en otras partes del Ecuador. Se encuentra firmemente  arraigado en las laderas de las montañas de la Provincia  de Manabí. Con sus ramas y troncos gigantes, anudados y trenzados, el ceibo ofrece una figura estoica y misteriosa. El ceibo se convierte así en la metáfora perfecta para describir y dar nombre a una mansión de los años 90, hoy convertida en un destino de lujo en la costa de Ecuador: Casa Ceibo Boutique Hotel & Spa, un  escape romántico de 5 estrellas.




Se trata de un destino de la costa, mas no es un resort de playa. Está ubicado en el interior del estuario, donde el río Chone se encuentra con el Océano Pacífico y el agua dulce se encuentra  con el agua salada, donde el sonido de las olas del océano se sustituye por el zumbido de las sutiles y tranquilas corrientes del río. En este punto, existen varias cosas que el turista esperaría encontrar: pescadores, gaviotas,  manglares. Pero además hay un elemento fascinante que el visitante no imaginaría experimentar: el romance. Casa Ceibo es un refugio lo convenientemente cerca de la ciudad costera de Bahía de Caráquez (Manabí) para aquellos que deseen pasear por las calles de esta península, y también lo suficientemente exclusivo para las personas que quieren permanecer en la intimidad de la ría. 




Un refugio de primera

Por dos años consecutivos 2010 y 2011, la American Academy of Hospitality Sciences ha  otorgado el Five Star Green Diamond Award  a Casa Ceibo. Distinción que lo ha convertido en el único hotel en toda América del Sur reconocido como líder en el servicio de la  hospitalidad y  por sus prácticas ambientales. 




Cuando su propietario, Daniel Jácome, baterista del afamado grupo Tercer Mundo, compró la propiedad, tenía  en mente abrir una pequeña operadora hotelera, cuyos ingresos le permitieran costear los gastos de esta, su casa costera. Al mismo tiempo, Charles Van Diver III, un americano con una fuerte afinidad por Ecuador, buscaba la oportunidad para invertir en una embarcación de turismo en las Islas Galápagos. Cuando Charles vio la propiedad de Daniel, sus ideas se fusionaron dando como resultado: Casa Ceibo Boutique Hotel & Spa,  que fue concebido como un barco que nunca sale de puerto. 


El crucero del amor
El hotel cuenta con 18 habitaciones distribuidas en una mansión con  diseño curvo de dos pisos con tablones de madera de chanul y guayacán. Caminar por el hotel es como hacerlo en el interior de un crucero, con el toque añadido de techos abovedados y las obras de arte contemporáneas que decoran las paredes de sus pasillos.  


Más allá de la piscina, se encuentra  un exuberante jardín con vegetación tropical  y un camino que conduce directamente hasta el muelle  privado del hotel (de 1.30 metros de largo). En el lobby, una cascada de agua emite un sonido que se escucha en todos los rincones y espacios del hotel, creando una atmósfera de privacidad y armonía. Pero además, el entorno exterior despierta los sentidos al admirar los hermosos paisajes, que se complementan con el melodioso cantar de las 360 especies de aves que habitan en la zona. 
 


Aventura en la bahía
Un viaje a Casa Ceibo conduce a los huéspedes a disfrutar de la costa del Ecuador en una forma  única y personal, pues el hotel está integrado al entorno natural de la bahía, con actividades que han sido  adaptadas para disfrutar su riqueza y contribuir con las comunidades cercanas.


El estuario es el hogar  de la  Isla Corazón, un bosque de manglar de 130 hectáreas con más de 60 especies de la fauna silvestre. Los huéspedes tienen la opción de abordar un bote lancha para un encuentro íntimo con este hábitat de la vida silvestre. Después de un tour en el cual se conoce la  rica biodiversidad de la zona, los turistas son bienvenidos de nuevo en el  muelle con champagne y fresas.  Los visitantes también podrán acceder a los Humedales de la Segua o al Cabo Pasado, explorar el sitio arqueológico de Chirije o el Museo de Historia Natural de Bahía de Caráquez. Además, adquirir llamativas figuras de barro hechas por los artesanos locales y bellas artesanías de tagua en localidades cercanas como Montecristi, La Pila y Sosote. Si el visitante tiene en mente playa y sol, el hotel ofrece su propia playa privada de lujo en los bancos de arena que se forman al bajar la marea frente a la ciudad de Bahía. Y desde el muelle privado de este lugar, tiene la opción de practicar actividades como la pesca deportiva y el avistamiento de ballenas, así como también deportes acuáticos como el surf, el windsurfing o el kayaking. 


Cocina sensual
La gastronomía de Casa Ceibo está inspirada en romance y lujo. El menú fusiona los sabores y aromas de Manabí con la cocina peruana. Los responsables de esta exquisita combinación son el galardonado chef peruano, Hugo Jiménez, y el gerente de operaciones del hotel, Javier Páez, quien también es el sommelier de esta casa. Cada noche ofrecen un menú diferente, diseñado tomando en cuenta las preferencias de los turistas. La experiencia de sabores y vid se conjugan en una sinfonía de platos y maridajes perfectos. Algunas de las especialidades de la casa son: tiraditos de corvina, preparado en una salsa de huacatay con leche; sopa caliente  de coco con camarones; filete de atún en costra de pimienta negra con salsa napolitana y chimichurri. Y para el postre, combinaciones inimaginables como peras en almíbar de reducción de vino, mousse de maracuyá y mango cosechados en los jardines del hotel,  y una amplia selección de helados elaborados en casa por el chef pastelero.


Cómo llegar
Casa Ceibo se encuentra a 75 minutos en taxi desde el aeropuerto de Manta para quienes lleguen en avión. Si el viaje es por tierra, el trayecto toma alrededor de 5 horas desde Quito y 4 horas desde Guayaquil. El hotel está ubicado en el Km. 5.5 en la avenida Sixto Durán Ballén,  Bahía de Caráquez. 
 


Helado de coco Casa Ceibo 
Ingredientes (4 personas):

>> 3 l de leche entera
>> 1 coco fresco
>> 5 cdas. de azúcar 
>> 5 gotas de vainilla
>> Galletas 
>> 100 g. de harina
>> 100 grs. de margarina
>> 100 g de azúcar impalpable 
>> 100 g de claras  


Paso 1: Hervir la leche. Cuando esté en plena ebullición, echar el coco en pedazos, el azúcar y dejar hervir por unos 2 minutos. No hay que cocinar el coco; solo que salga el saborcito del mismo. Retirar del fuego y dejarlo enfriar.
Paso 2: Agregar las gotas de vainilla, verter en la heladera; o en su defecto,  licuar, con lo cual estaría listo para verter en las cubetas para la nevera.
Paso3: Mezclar los 4 productos y formar las tulitas a gusto. Llevar a horno a 120° por 5 minutos.



Pollo acaramelado con croquetas de maduro
Ingredientes (1 persona):

>> 1 pechuga de pollo
>> 1/4 de tz. azúcar
>> 1/4 de tz. de vino
>> Lechugas orgánicas
>> 30 g zanahoria
>> 1 huevo de codorniz cocinado
>> 50 g col morada
>> 50 g maduro cocinado
>> Limón
>> 4 cdas. de yogur
>> Sal
>> Aceite de oliva


Paso 1: Hervir la pechuga de pollo vertida en el vino con azúcar. Dejar reducir hasta que la pechuga esté cocinada. Luego esperar que ligue, incorporando la col picada finamente.
Paso 2: Formar croquetas con el maduro.  Como sugerencia pueden ser empanizadas con migas de pan o coco rallado. Freír y reposar.
Paso 3: Emulsionar el yogur con limón, sal y pimienta para que sirva de aderezo.
Paso 4: Montaje del plato. Cortar en láminas el pollo y bañar.


Fotos: Cortesía Casa Ceibo Boutique Hotel & Spa. Telf.: (02)2242913.


Páginas: 1


Edición # 569 - 12 de enero de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio

En la capilla del Colegio Javier contrajeron matrimonio Merìa Isabel Reyes Cueva y Juan Josè Hidalgo Carrión. Recibieron a los invitados en los salones del Club de la Uniòn.
Juan Josè y Marìa Isabel.

Leer más
sociales