Síguenos en:
facebook twitter
TURISMO Amor & aventura La Ruta del Spondylus en la costa ecuatoriana es el escenario perfecto para practicar actividades llenas de adrenalina y consciencia ecológica para disfrutar en pareja.


Amor & aventura

Por: María José Paredes Salmon mjparedes@vistazo.com
Fotos: Carlos Castro

¿Quién dijo que el amor y la aventura no van de la mano? La naturaleza tiene la virtud de actuar como un estimulante natural en las personas, y para aquellos a los que les gusta estar en contacto con ella les sirve como un vínculo para estrechar la relación con la persona que aman, de una manera original y divertida.  A lo largo de la costa, se encuentran paradas estratégicas con tours y hosterías que promueven el ecoturismo, sin embargo no existe una ruta específica a seguir al momento de buscar un poco de aventura. El encanto está en explorar y descubrir hermosas comunidades y lugares escondidos que la Ruta del Spondylus tiene para todos los que se atreven a recorrerla.

Escapando de la rutina
Dos días son el tiempo perfecto  para realizar algunas de las actividades que estos lugares ofrecen. Al iniciar el recorrido saliendo de Guayaquil, se llega al desvío para tomar la ruta a San Pablo, un pequeño pueblo pesquero con diversidad de puestos de comida para disfrutar. Siguiendo por la carretera E15, pasando por Palmar y Ayangue se llega a la primera parada de aventura.

San Pedro: adrenalina en el cielo
El sentimiento de libertad que produce el sentirse parte de la naturaleza al momento de volar es único. En la parte alta de la comuna de San Pedro está la pista de despegue y escuela para la práctica del parapentismo. Desde allí se parte a un recorrido en el que puede volar sobre el mar, la playa o los cerros. La hermosa vista se disfruta desde todos los ángulos. Un mirador sirve de atractivo para quienes deciden tomar fotos del lugar.

El turismo de aventura es una fabulosa alternativa para salir de la monotonía.

En San Pedro, las condiciones climáticas son perfectas para realizar parapente.

Antes de volar
Los instructores se encargan de explicar todas las recomendaciones antes de ir en un vuelo junto a ellos.
Se puede planear entre los 100 y 200 metros sobre el mar.
El recorrido es de 15 minutos y tiene un costo de 30 dólares.
Se ofrecen también clases de una semana para obtener la licencia certificada de piloto, que cuesta 500 dólares.

Dos días son el tiempo perfecto  para realizar algunas de las actividades que estos lugares ofrecen.

Después de un emocionante vuelo en parapente, el camino hacia Manglaralto no deja de sorprender. Un poco antes de llegar, la playa Libertador Bolívar es un atractivo turístico en donde la gastronomía y el famoso “pescado enrollado” atraen a las personas a degustar deliciosos platos típicos de la región.

Un paseo por la naturaleza
Pasando por el “pueblo del pan” como se lo conoce, Cadeate abre paso a la parroquia de Manglaralto. Desde la Ruta del Spondylus, a 7 kilómetros de una vía recientemente asfaltada, en donde amplios terrenos en venta, pequeñas hosterías y frondosos árboles hacen que se la recorra en apenas 10 minutos se llega a la comuna de Dos Mangas. Su nombre se debe a que el pueblo está en el punto de unión de dos ríos: el Grande y el Colin, que proporcionan a los comuneros una fuente de ingreso a través de un proyecto de ecoturismo, que cada vez va alcanzando mayor reconocimiento. Existen dos rutas para recorrer cada una de 3 a 4 horas aproximadamente. Los turistas deben registrarse en el centro de interpretación antes de ingresar a esta zona protegida, al interior de la cordillera Chongón-Colonche.

Pozas o cascadas
Por 15 dólares, incluido el guía y botas, se accede al tour a cualquiera de los dos senderos de Dos Mangas. El recorrido a caballo tiene un costo adicional.
El sendero de la cascada tiene un recorrido de  4 352 metros y puede tomar entre tres y cuatro horas recorrerlo (ida y vuelta).
La ruta de las pozas tiene 3 800 metros de trayecto, en donde se pueden encontrar hasta 24 pozas naturales.
Se puede acampar en el sitio a un costo de USD 30, por hasta un grupo de ocho personas en una cabaña o llevando carpas personales.

Un camino asfaltado, donde se disfruta de la vegetación, te lleva hacia Dos Mangas.

Puedes tomar clases de surf, pagando entre 25 y 40 dólares.

Montañita, balneario multicultural atrae por su diversa gastronomía, vida nocturna y destino por excelencia para la práctica del surf...

Montañita, Surf para todos
No se puede continuar por la Ruta del Spondylus sin antes parar por Montañita. Este balneario multicultural atrae por su diversa gastronomía, vida nocturna y destino por excelencia para la práctica del surf en Ecuador; allí, las olas del Océano Pacífico alcanzan hasta tres metros de altura. Entre las actividades para realizar en pareja están las clases de surf brindadas por extranjeros y locales, que brindan los servicios todo el año. Los cursos incluyen el alquiler del material según el nivel, peso y habilidad de la persona, y los costos oscilan entre los 25 y 40 dólares.

Aventura bajo el agua
La parroquia Salango, ubicada al sur de Manabí, es una parroquia rural del cantón Puerto López. Se caracteriza por sus actividades ancestrales como la recolección de frutos (tagua), pesca selectiva de buceo a pulmón, y actividades generales como pesca artesanal, agricultura y servicios turísticos, dentro de los que están los tours hacia la isla Salango en donde el snorkeling y el buceo en arrecifes coralinos y rocosos son los mayores atractivos. Los pescadores artesanales de la zona, agremiados en la Asociación de Buzos de Salango, son expertos navegantes de estas aguas, que trabajan con operadoras turísticas de la comunidad. Los costos van desde los 20 dólares por persona e incluyen el transporte, guía y equipos.

No pueden faltar
Hacer paradas en Puerto Lopéz y su nuevo muelle.
Comer en el Delfín Mágico en la comuna de Salango.
Tomar fotos en el túnel de árboles camino a los Frailes.
Ropa y zapatos cómodos.
Agua para hidratarse y refrigerios.
Repelente contra insectos y cámara de fotos.
Bloqueador solar y gafas.

En Salango, el snorkeling y el buceo en arrecifes coralinos y rocosos son los mayores atractivos.

Playas encantadas…
La playa de Los Frailes forma parte del área protegida del Parque Nacional Machalilla desde 1979. Su extensa franja de arena blanca la convierte en uno de los mayores atractivos turísticos que no pueden faltar para ser visitados en el recorrido por la Ruta del Spondylus. Cuenta con 55,000 hectáreas entre playas y montañas, que son el hogar de una gran variedad de flora y fauna.  Lobos marinos, iguanas, y más de 200 especies de aves entre otros, dan vida a este increíble lugar. La práctica de senderismo es una actividad perfecta para disfrutar en pareja. Al final de la primera playa se encuentra el camino hacia el mirador desde donde se puede observar las playas. A través del sendero existen señalizaciones sobre la flora y fauna del lugar. Dentro del parque no existen vendedores ambulantes ni restaurantes, por lo que llevar los equipos necesarios para disfrutar de la playa, va por cuenta propia. La entrada es gratuita para los residentes ecuatorianos.

Desde la mitad del sendero de Los Frailes, puedes optar por subir al mirador o seguir hacia la playa.
Carlos Castro .Fotografía.
Telf. XXXXXXX

Vista desde el mirador de la playa Los Frailes.


Páginas: 1


Edición # 595 - 19 de marzo de 2014

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio Kronfle - Aguirre

En la Iglesia Santa Teresita del Niño Jesús de Entreríos, contrajeron matrimonio Susana Aguirre Arteaga y Juan Emilio Kronfle Ramírez. Recibieron a sus invitados en el Salón Oro Verde del Hotel Oro Verde.

Leer más
sociales