Síguenos en:
facebook twitter
MALABARES COTIDIANOS Digan “whisky” Cuando tomarse una foto requiere de un esfuerzo especial.
Escritora ecuatoriana


Digan “whisky”


Digan “whisky”

Cuando tomarse una foto requiere de un esfuerzo especial.

POR MARÍA FERNANDA HEREDIA
ESCRITORA ECUATORIANA

Para realizar un trámite de un visado tuve que cumplir con esa penosa misión de ir a sacarme una foto instantánea.

El resultado fue el esperado y por eso quise confiar en la buena fe del agente de la oficina consular para que tenga piedad de mí y haga caso omiso de la foto en la que luzco con un aspecto ligeramente delincuencial.

Sí, soy de las que con mucha frecuencia sale mal en las fotos; cuando no salgo con los ojos cerrados como borrachita, salgo con los ojos de conejo en tono rojo intenso, o con los ojos de posesión diabólica.

El tono de mi piel también luce extraño en la mayoría de fotos: voy del blanco fantasmal hasta el verde estomacal. Además, en ocasiones salgo un poco brillosa, con un destello en la nariz capaz de iluminar la ciudad de Quito durante un apagón.


No soy fotogénica, esa es la verdad, por eso la cámara fotográfica me resulta tan amigable como la plancha... a ninguna de las dos he logrado dominar.

Pero me he podido dar cuenta de que ante el lente de una cámara hay todo tipo de actitudes y de personas:

Están los afortunados, esos que salen bien en la foto de la boda, en traje de baño y en la foto del perfil de Facebook. Estos salen bien incluso en la foto de la cédula ¡un logro que ni los científicos más experimentados han logrado explicar! 

A los de la segunda categoría yo los llamo “Los divergentes” y son los que aparecen en las fotos con una actitud totalmente distinta a la de los demás del grupo. Por ejemplo: En la foto en la playa en la que todos los amigos lucen divertidos y relajados, siempre hay uno que sale con cara de preocupación, como si ese momento estuviera pensando en el virus del Ébola o en el precio del barril de crudo.

La tercera categoría es la de “Los fotofóbicos” y son los que salen en estampida, sufren un ataque de pánico o se tiran por una ventana cuando ven que alguien los amenaza con una cámara o un smartphone. Algunas abuelitas, algunas tías y alguna empleada de la casa forman parte de este grupo de fóbicos que no se dejan fotografiar ni por todo el oro del mundo.


A la cuarta categoría yo la llamo “Las despiadadas” y son las amigas que toman dos mil fotografías diarias y todas ellas las cuelgan en su muro de Facebook: Foto ante el espejo, foto con boquita de botón, foto con mirada de oveja, foto del nuevo corte de cabello, foto de la empanada de queso que van a devorar, foto de su bebé sonriendo, foto de su bebé soplando la velita, foto del bebé comiéndose la velita, etc. “Las despiadadas” nos muestran sus vidas, incluso aquellos episodios que preferiríamos no ver, como la foto de su marido enterrado en la arena de la playa.

Y estamos quienes pertenecemos a la categoría de las “Estresadas fotográficas”. Cuando alguien pronuncia la conocida instrucción “Digan whisky” la mayoría de personas se relajan y sonríen esperando el clik. Pero las estresadas escuchamos la instrucción y comenzamos a transpirar, sentimos que nos tiembla la barbilla  y pretendemos –en tres segundos– conseguir lo imposible: Meter la barriga, abrir los ojos, disimular la papada, lucir más altas, sonreír con simpatía, esconder las rodillas… y todo eso con gesto de naturalidad.


El agobio es tan grande que cuando suena el clik, yo siento un zumbido en los oídos y me baja la presión.

Cuando esta mañana fui a la oficina consular para entregar mi solicitud de visado, el encargado me miró y me dijo que debo sacarme otra foto porque en la que adjunté no se me ven las orejas.

Al parecer este es un requisito importante. Y entonces con esto sumé una nueva inquietud a mi estrés fotográfico habitual, ahora, además de meter la barriga y esconder la papada, deberé estar pendiente de que me salgan bien las orejas.  Demasiado para mí.




Páginas: 1


Edición # 604 - 18 de diciembre de 2014

Social Guayaquil

Sociales guayaquil

Boda NOBOA - JIMÉNEZ

Leer más

sociales

Social Quito

Social Quito

Tradición Ecuestre

Leer más

sociales

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.