Síguenos en:
facebook twitter
PORTADA 50 sombras que enloquecen Una historia que ha vendido 40 millones de libros alborota a las mujeres del mundo. La razón: Christian Grey, su protagonista. Por qué un hombre que no existe se ha convertido en el más deseado?
Por Alexandra Zurita Andrade
Fotos: Iván Navarrete y archivo


50 sombras que enloquecen

La curiosidad me llevó a leer los tres libros que, en el último trimestre, se han convertido en un fenómeno de ventas en el mundo: Cincuenta sombras de Grey, la obra de la británica E.L. James que narra la historia de la estudiante de literatura Anastasia Steele, quien recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, y queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo y seductor, con el que inicia una relación apasionada, marcada por las peculiares prácticas eróticas de él.  El libro es la primera parte de una trilogía completada por Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas, un total de 1792 páginas que ha enloquecido a una legión de mujeres que se declaran fanáticas del personaje y que sueñan con tener a su propio controlador y enigmático Mr. Grey. ¿Qué tiene esta saga enmarcada en el romanticismo erótico, cuyos derechos han sido vendidos a 40 países? ¿Qué hizo que su autora fuera nombrada por la revista Time como una de las más influyentes en el 2012? ¿Por qué un hombre que no existe ha despertado el imaginario sexual de millones de mujeres que ahora esperan ansiosas la película Cincuenta sombras?

El inicio de las sombras 
Inspirada en la cinta Crepúsculo, Ericka Leonard –verdadero nombre de la autora de Cincuenta sombras– empezó a escribir ficción romántica en un blog mientras trabajaba como productora de televisión en Inglaterra. Los buenos resultados la llevaron a delinear los personajes de lo que sería el libro que siempre había querido escribir.  Así nació esta “novela erótica sadomasoquista”, en la que Anastasia Steele quiere salvar a Christian Grey de su pasado marcado por el abandono y el abuso.  Sin proponérselo, E.L. James –de 49 años, casada y con dos hijos adolescentes– convirtió sus libros en best sellers en varios países y desbancó a la misma J.K. Rowling como la autora más vendida en Inglaterra.  ¿Qué hizo que las lectoras cambiaran la varita mágica de Harry Potter por las fustas de Christian Grey? James añadió contenido sexual a un argumento romántico tradicional utilizando un lenguaje sensual y sencillo desde la visión de la protagonista.  Más allá de lo sexual (que en muchos momentos se torna repetitivo y aburrido), la escritora cree que el interés por su trabajo está en lo que cuenta. “Se trata de la historia de amor.  A las mujeres les gusta leer eso.  Y la relación entre los dos avanza, vive una evolución”, explicó a la prensa durante el lanzamiento en Londres del disco Cincuenta sombras, una recopilación de las canciones que se mencionan en el libro. 

Liberación y novedad
Parte del éxito de esta novela, calificada como “pornografía para mamás”, está en haber sido escrita para la mujer común y corriente que vibra con las fantasías de dominación y sumisión, que le permiten alejarse de su vida real –aunque sea durante algunos cientos de páginas– para dejarse cautivar no solo con lo que la protagonista está dispuesta a hacer, sino con lo que el personaje masculino central quiere hacer y la forma cómo lo consigue. 

Para el sexólogo guayaquileño Germánico Zambrano, el encanto de esta publicación tiene que ver con que “las relaciones que encierran novedad dan un atractivo especial.  No haber experimentado ciertas cosas, y más si están categorizadas como prohibidas, llama la atención”, y resalta también el contexto romántico en que se desarrolla la narración.  El especialista hace hincapié en que muchas mujeres se involucran en relaciones “a sabiendas de que hay cosas riesgosas, complicadas, conflictivas y, a pesar de ello, se lanzan porque tienen la expectativa de que van a cambiar al otro. 'Nadie ha podido, yo voy a poder', piensan muchas.  Esto se ve en consultas de pareja que sufren porque en la práctica no se materializa el final feliz de una novela”. 

El Audi R8 negro que maneja Christian Grey tiene un precio que parte de los 127 mil dólares. Le regala uno blanco a Anastasia por su cumpleaños 22.  Su  champagne favorito, el Bollinger Grande Anne Rose 1999, cuesta 180 dólares la botella.

De látigos y esposas
En cuanto al componente sadomasoquista presente en la novela a través de la descripción de un cuarto de juegos al que Grey lleva a sus parejas y donde hace uso de una gran variedad de juguetes sexuales, el doctor Zambrano explica que esto es parte de lo que atrae a las lectoras.   Añade que muchas parejas con intereses de este tipo se complementan cuando ambos gustan de esta práctica o sienten curiosidad por ella, pero los problemas se dan cuando a uno de los dos “se le va la mano siendo muy agresivo porque no se mide la fuerza... En la vida real, los golpes duelen y no se pueden superar muchas veces”. Y destaca que las personas con sadomasoquismo –como un problema diagnosticado–, tienen dificultad para vencerlo aún con terapia, por lo que advierte de esto a las mujeres que se involucran en relaciones con este componente. 

“Cuando se realizan fantasías leves que no interfieren en la vida cotidiana, no hay problema”, dice el médico, pero previene: “Habrá algunas un poco ingenuas que se lancen a este tipo de aventuras.  Quienes sí tienen la patología saldrán beneficiados y se aprovecharán de ellas porque creerán que todo es romántico como lo ven en el libro y no es así... Esto puede dejar secuelas graves...”.  Sin embargo, recomienda la lectura de esta novela, o de otras similares, “si sirve para redimensionar la propia sexualidad” o es“un aliciente para disfrutar la sexualidad en pareja”, e incluso “para los hombres, si a ellos les interesa ver lo que a ellas las motiva”.  

La mujer salvadora 
Si bien en el primer libro la autora introduce el tema del sadomasoquismo de forma explícita, en la segunda entrega (Cincuenta sombras más oscuras) se encarga de explicar los porqués de la personalidad del protagonista, mientras que en el final de la trilogía (Cincuenta sombras liberadas) deja ver cómo los personajes principales trabajan juntos su relación de pareja. 

A lo largo de la novela, Anastasia intenta ayudar al hombre que ama a superar sus traumas del pasado para poder vivir a plenitud su amor.  Esto podría ser otro de los factores que hacen que las mujeres devoren las páginas del libro.  “El tema del rescate, de sentirse poderosa, de salvar al hombre de sus fantasmas internos, materializa las historias de amor de toda la vida y por eso las engancha más”, explica el doctor Zambrano, quien también es siquiatra.  “Se ven reflejadas en esos enfoques, un lado maternal, salvador, que muestra querer un hombre poderoso, pero sobre el que ellas puedan tener cierto control.  Muchas mujeres ven allí reflejadas sus vidas cotidianas, aunque no tan ricamente ilustradas o premiadas.  Eso deja ver que a lo mejor muchas están viviendo relaciones sadomasoquistas, aunque a otro nivel.  ¿Será eso lo que causa tanto impacto?”, cuestiona y aconseja no jugar el rol de terapeuta amateur –como hace la protagonista–, pese a que se conozcan los detalles de los problemas de la pareja.

E.L. James dejó su trabajo como productora de televisiÛón para cultivar su afición a la escritura. 
El resultado: tres libros convertidos en best sellers y que le han reportado millonarias ganancias.

¿Quién es Christian Grey?
Quien se lleva la corona en esta historia es su personaje principal, Christian Grey, el secreto de esta novela adictiva para muchas. Mr. Grey, como le dicen sus fanáticas, es alto, elegante, de cabellera rebelde y con ojos grises profundos.  Es “la belleza masculina personificada”, dice la protagonista, quien en algún párrafo asegura que “debería ser un delito ser tan guapo”.  Gracias a su inmensa fortuna, se da todo tipo de lujos (“porque puede”, como sostiene él repetidamente): maneja su propio avión privado y su propio helicóptero (el famoso Charlie Tango), conduce autos costosos (el Audi R8 es su favorito)... Además, toca el piano magistralmente, habla varios idiomas, ha viajado por el mundo, es poderoso, exitoso... Y, naturalmente, arrogante.  Lo que no impide que hoy millones de mujeres suspiren por este príncipe azul moderno y ficticio. “Es una cuestión biológica e histórica, la mujer siempre ha buscado al hombre protector... antes era la fortaleza física, ahora es el éxito material, económico y social.  La mujer quiere un hombre que le garantice estabilidad, no porque sea interesada por lo material, sino que le permita la supervivencia de ella y de los hijos”, dice el doctor Germánico Zambrano, quien atribuye a esto la atracción hacia el personaje, además al hecho de que “hay quienes quieren retomar el rol más pasivo que tenían en el pasado, pues enfrentarse ahora al trabajo, a ser madre y esposa lo ven como una carga”.  

Lo único riesgoso que el especialista ve en la idealización del protagonista es que algunas mujeres inmaduras empiecen a buscar ese tipo de hombre o hagan a un lado a sus parejas por no tener esas características.  “El ideal exagerado de mantener esa figura es para evadir la realidad”, indica y considera que las llevará a relaciones mecánicas, en las que no fluirá el vínculo sentimental. 

El efecto de las sombras 
Basta dar una vuelta por Google para conocer lo que arroja la búsqueda Cincuenta sombras de Grey y entender su efecto: lencería, maquillaje, juguetes sexuales, camisetas, elementos de decoración para el baño y la cocina y todo lo que se nos pueda venir a la mente.  La moda tampoco se  ha quedado atrás:  Stuart Weitzman y Marc New York presentaron en septiembre sus colecciones de zapatos 50 Sombras, mientras que en las pasarelas de Dsquared2 se vieron arneses de cuero; y en la de Ferragamo y Just Cavalli, botas altas... indicios de que los gustos de Christian Grey han trascendido.  Incluso, una tienda en Manhattan organizó un taller con consejos para poner en práctica las escenas más candentes del libro y en los próximos meses se lanzarán nuevas publicaciones con un estilo similar. 

Si bien la trilogía Cincuenta sombras presenta una historia predecible de romance y sexo, fácil de leer, con personajes planos y diálogos que a veces rayan en lo absurdo, no se puede desconocer su mayor efecto: sacó del fondo de los estantes de las librerías las novelas del género erótico y puso a leer a millones de mujeres.  Y a veces, solo a veces, lo importante es que la gente lea, sin importar qué. Y tampoco se puede dejar pasar por alto su mérito: permitir que muchas se diviertan y fantaseen con lo que ellas no harían.  Al final para eso están los libros, para vivir otras vidas. 

A LA PANTALLA GRANDE
E.L. James recibió 5 millones de dólares por la venta de los derechos de su novela a Universal Pictures y Focus Features, estudios que ya se encuentran preparando la versión cinematográfica de Cincuenta sombras, que tendrá como productores a Mike De Luca y Dana Brunetti de La red social. En Internet se habla mucho del elenco que podría protagonizar el film y, aunque no hay nada concreto, los rumores surgen a diario.  Entre los favoritos de los internautas para protagonizar a Christian Grey están Matt Bomer (White collar), Ian Somerhalder (Vampire diaries) y Ryan Gosling (The notebook).  Este último ha sido sugerido por James.  Y para el papel de Anastasia Steele suenan con fuerza Alexis Bledel (The Gilmore Girls), Emma Watson (Harry Potter) y Lucy Hale (Pretty Little Liars), aunque también Ashley Green, Kristen Stewart, Emma Stone, entre otras. 

Asesoría: Germánico Zambrano, médico sexólogo. Cdla. Kennedy vieja, calle G 406 y 8ava. Oeste. Condominio Arlequín.  Telf.: 2390381. Guayaquil


Páginas: 1


Edición # 578 - 17 de octubre de 2012

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio

Cyndi Adum González y Daniel Saab Salem, celebraron su matrimonio en la iglesia Santa Teresita de Entreríos. Recibieron a sus invitados en los salones del Hotel Hilton Colón.

Leer más
sociales